La industria automotriz representa la principal fuente de exportaciones de México a EEUU (Foto: Cuartoscuro)
La industria automotriz representa la principal fuente de exportaciones de México a EEUU (Foto: Cuartoscuro)

Ante el clima de una contracción de exportaciones en América Latina durante los primeros seis meses de este año, México es el único país que en realidad está sosteniendo el desempeño regional y tiene una tasa de crecimiento positiva. Lo anterior lo aseguró el economista de Integración y Comercio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Paolo Giordano.

Giordano explicó que este impulso es dado por el conflicto comercial entre Estados Unidos y China, con un valor de 8.000 millones de dólares.

Durante la presentación del estudio Monitor de comercio e integración 2019, publicado por el organismo, explicó que en 2018 se desaceleró a 8.8% promedio el rubro de las exportaciones en América Latina y en el primer semestre de este año lleva una contracción anual de 1.3 , con énfasis en Sudamérica. Es contrario el caso de México, donde se expandieron 4.5.

De acuerdo al estudio, las ventas externas de la región se desaceleraron menos que en el resto de mundo, en términos reales; este resultado se debió al desempeño de México. Estimaciones para Centroamérica, Brasil y el resto de Sudamérica plantean que los volúmenes de ventas al exterior se estancaron 0.4 % 0.2 % y 0.6 %, respectivamente.

FOTO: ENRIQUE ORDOÑEZ/CUARTOSCURO
FOTO: ENRIQUE ORDOÑEZ/CUARTOSCURO

Explica que la crisis comercial entre Estados Unidos y China, generó un desvío de comercio por 8.000 millones de dólares favorable a México, pero la ampliación de mercado se quedó apenas en vehículos y en algunos aparatos electrodomésticos. Los efectos fueron limitados y no contribuyeron significativamente en la variación de las exportaciones de la región, apunta.

Mientras el valor de los productos importados por Estados Unidos afectados se redujo 3.2 mil millones de dólares, las importaciones de bienes originados en China disminuyeron 31.7 mil millones. El de los creados en el resto del mundo aumentó 28.5 mil millones.

El estudio recalca que la debilidad de las importaciones en América Latina tiene su causa en la actividad doméstica. En el caso de México hay, además, indicios de un efecto secundario de la merma en la demanda de sus exportaciones, que estaría afectando a las importaciones de bienes de capital e insumos para la producción.

En el comercio mundial y en el regional no se vislumbra una regresión de la tendencia, al menos a corto plazo. No viene de un relanzamiento de la demanda real, indicó el economista.

El frente que remarca la afectación al comercio en América Latina es el entorno de los principales socios comerciales, en particular China, pero a ella se suman Estados Unidos y la Unión Europea, que han reducido su actividad mercantil de la mano de una desaceleración de la economía.

 FOTO: Germán Romero/CUARTOSCURO
FOTO: Germán Romero/CUARTOSCURO

Hasta que no haya mayor crecimiento no habrá repunte en el comercio, agrega Paolo Giordano.

México rompió récord de exportaciones a EEUU gracias a la disputa comercial de Trump con China

Los productos mexicanos representan ahora el 14,4 % del total de las importaciones en Estados Unidos, un nivel récord para las exportaciones de México alcanzado en medio de la disputa comercial que mantiene el presidente Donald Trump con China.

Según datos del último reporte de la Oficina de Comercio de EEUU, las exportaciones mexicanas a su vecino del norte registraron un valor de USD 240.738 millones de enero a agosto de este año, lo que refleja un crecimiento del 5,5% a tasa anual y USD 12.446 millones más que el mismo periodo del año pasado.

En contraste, en este lapso, las importaciones de Estados Unidos provenientes de China cayeron 12,5% -el equivalente a USD 43.245 millones- por lo que ahora representan solo el 18,1 % de la cuota total de mercado, con un valor de USD 301.700 millones, según el Gobierno estadounidense.

Este fenómeno se explica porque México ha sido “el principal beneficiado en términos absolutos” de las tensiones comerciales entre Washington y Pekín desatadas tras la llegada de Trump a la Casa Blanca en 2017, de acuerdo con el economista Luis de la Calle, entrevistado por la agencia española Efe.

FOTO: ENRIQUE ORDOÑEZ/CUARTOSCURO
FOTO: ENRIQUE ORDOÑEZ/CUARTOSCURO

“Le estamos quitando participación a la economía China en el último año”, dijo De la Calle, quien subrayó que aproximadamente la nación asiática ha perdido 2,6 puntos porcentuales de cuota de mercado.

Y México ha aprovechado cerca del 35% de dicha pérdida por parte de China, indicó De la Calle, quien ayudó a negociar el aún vigente Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que entró en vigor en 1994 y que tanta polémica ha causado en México desde entonces.

Trump mostró optimismo el viernes por llegar a un “acuerdo parcial” con China, al reunirse en la Casa Blanca con el vice primer ministro chino, Liu He, y suspendió su plan de subir, la próxima semana, del 25 al 30% los aranceles a importaciones chinas por valor de USD 250.000 millones.

Aun así, funcionarios estadounidenses matizaron que el acuerdo no es definitivo, por lo que no se descarta un incremento arancelario programado para el 15 de diciembre. Hasta ahora, Estados Unidos ha impuesto gravámenes a las importaciones chinas por un valor de USD 360.000 millones, como parte de su guerra comercial con el gigante asiático.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: