La Fiscalía del Estado de México ofrece una recompensa de 300,000 pesos por la captura de este sujeto
La Fiscalía del Estado de México ofrece una recompensa de 300,000 pesos por la captura de este sujeto

Óscar García Guzmán, el presunto asesino serial de tres mujeres halladas en un mismo domicilio en Toluca, en el Estado de México, sigue libre y conforme pasan los días se han dado a conocer más detalles del caso; ahora se sabe que antes de asesinar a una de las víctimas, ya había sido señalado por la familia de otra mujer desaparecida.

El fiscal General de Justicia mexiquense, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, dijo que además de Jessica Guadalupe Jaramillo, hay otra familia que habría identificado a otra de las mujeres muertas, debido a su vestimenta y a ciertas características de su cuerpo, sin embargo, esperan los resultados de exámenes de ADN para poder establecer la identidad plenamente.

Asimismo personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) llevará a cabo cateos a otros domicilios relacionados a Óscar García, para ubicar y detener a este sujeto, la dependencia ofreció una recompensa de hasta 300,000 pesos.

Hay otros domicilios de este sujeto que será necesario igualmente inspeccionar y catear, y estamos en ese proceso de la integración de las carpetas de investigación para obtener las órdenes correspondientes y eventualmente hacer los cateos respectivos, esperemos no encontrar a alguien más”, dijo Gómez Sánchez, fiscal General de Justicia del Estado de México.

Fueron por Jessica y encontraron a dos mujeres más asesinadas

Debido a la súplica de un hombre que buscaba a su hija desaparecida, hace unos días la policía Estado del Estado de México ingresó a la casa ubicada en la calle Ponciano Díaz 136 en la colonia Villa Santín, en en municipio Toluca, en el Estado de México. Se trataba del domicilio de Óscar García Guzmán, novio de Jessica. Al llegar las autoridades quedaron horrorizadas, encontraron el cuerpo de Jessica y el de dos mujeres más.

El 24 de octubre Jessica Guadalupe Jaramillo Orihuela, de 23 años, desapareció. Su familia se dedicó a buscarla incansablemente, su padre sabía que algo estaba mal, por lo que días después acudió a donde vivía Óscar García, pero con groserías le afirmó que no estaba ahí y lo corrió.

El GPS del celular de Jessica marcaba como último punto ese domicilio, por lo que su padre acudió a las autoridades para que intervinieran. Óscar fue citado y acudió con su uniforme de guardia de seguridad privado, en sus declaraciones aseguró no saber nada de ella, salió de ahí, regresó a sus casa, hizo las maletas y se fue con rumbo desconocido.

El padre de Jessica pidió a los vecinos que lo alertaran si veían a su hija o al sujeto, y así lo hicieron: le avisaron que salió con sus maletas en mano. El hombre volvió a acudir con la policía y ahora sí regresaron con una orden de cateo para registrar el inmueble, ahí encontraron a Jessica, asesinada en el baño, tenía huellas de haber sido asfixiada.

Los ministeriales siguieron revisando y hallaron los restos de dos mujeres más, una en la cisterna y otra más en el patio trasero.

Hace unos días la policía Estado del Estado de México ingresó a la casa ubicada en la calle Ponciano Díaz 136 en la colonia Villa Santín, en el municipio Toluca y encontró tres cuerpos de mujeres, dos ya fueron identificadas Foto: (Maps)
Hace unos días la policía Estado del Estado de México ingresó a la casa ubicada en la calle Ponciano Díaz 136 en la colonia Villa Santín, en el municipio Toluca y encontró tres cuerpos de mujeres, dos ya fueron identificadas Foto: (Maps)

A decir de los vecinos Óscar García era muy reservado, siempre vestía de negro con su uniforme de guardia de seguridad. En sus redes sociales, Óscar mostraba una serie de reconocimientos con los cuales supuestamente ostentaba saber Krav Magá.

Quieres Aprender A MATAR, No Hay Nada Mejor Que El Krav Maga. Después De Todo Fue Creado En La Segunda Guerra Mundial Con Ese Único Objetivo, Matar Para No Morir [sic]”, escribió en su perfil de Facebook, en el cual solo tiene 25 amigos.

Medios locales apuntan que el presunto asesino cuenta con seis ingresos al Cereso. El supuesto feminicida tiene 28 años de edad; es de complexión delgada, mide 1.70 metros aproximadamente, es de tez blanca, cabello negro corto, ojos cafés.

Jessica era estudiante de Psicología y era madre de un bebé de 10 meses, su familia detalló a la activista en feminicidios Frida Guerrera, que Óscar no era su novio sino que estaba siendo acosada por él, a tal grado que tuvo que cambiarse de universidad.

La familia que ahora identificó a otra víctima también les hizo saber a las autoridades que la joven se encontraba en la casa de Óscar, donde varios días después fueron encontradas asesinadas, pero así como con la familia de Jessica, se tomó dictado. Los familiares de estas mujeres se quedan con la incógnita de que de haber actuado más rápido, las jóvenes tal vez estarían vivas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: