Los reportes generales son vistos por la empresa con el objetivo que conozca la salud mental de sus colaboradores (Foto: Shutterstock)
Los reportes generales son vistos por la empresa con el objetivo que conozca la salud mental de sus colaboradores (Foto: Shutterstock)

En el mundo existen más de 650 millones de personas que padecen una enfermedad mental. De ese total, el 20% forman parte de la fuerza trabajo, así lo confirma la Organización Mundial de la salud (OMS).

Con estas cifras, no sorprende que de manera constante se busquen mecanismos que ayuden a mejorar la vida de quienes padecen algún tipo de trastorno. Así fue como se creo Jenny, un asistente virtual diseñado para observar la salud mental de las personas, especialmente de los trabajadores.

La plataforma mide el impacto emocional de los usuarios a partir de su interacción. El usuario accede diariamente a ella y responde una serie de preguntas sobre su estado anímico. Sus reacciones son analizadas por Jenny, quien usando Inteligencia artificial es capaz de generar patrones de conducta sobre el sujeto y brindar recomendaciones terapéuticas.

A través del monitoreo, Jenny es capaz de detectar cuáles son los principales problemas de cada corporación; a partir de ahí sensibiliza a los usuarios en estos temas y hace una serie de recomendaciones para mejorar su calidad de vida.

 Su asistencia va desde videos y audios hasta la canalización a terapias presenciales (Foto: Shutterstock)
Su asistencia va desde videos y audios hasta la canalización a terapias presenciales (Foto: Shutterstock)

Adicciones, depresión, trastornos, alimenticios, estrés corporativo, acoso sexual, adicciones, autoestima y hasta tendencias suicidas son algunos de los problemas que el asistente virtual puede tratar. Su asistencia va desde videos y audios hasta la canalización a terapias presenciales.

El dispositivo fue creado por emprendedores mexicanos, quienes colaboraron con expertos en psicología, cuyo método es el cognitivo conductual. Pablo Espinosa y Grecia Reynoso, socios de la compañía de recursos humanos Mindful Sapi, señalaron en entrevista para medios locales que el proyecto comenzó en 2016, cuando el equipo de la empresa estaba desarrollando una plataforma para combatir la violencia de género y el acoso laboral.

Crearon un programa capaz de iniciar una conversación escrita con los usuarios para detectar su estado emocional a través de más de mil variantes y así ofrecer una solución. Hasta el momento la interacción sigue siendo de forma escrita; se usa Telegram debido a que es uno de los sistemas de mensajería más seguro.

Aunque no se identifique ningún conflicto en el trabajador, el asistente virtual ofrece material que fomenta el cordial entorno laboral y capacitaciones en temas como empatía, inteligencia emocional y la resiliencia.

Las respuestas son encriptadas y enviadas a un sistema que analiza la información sin proporcionar la identidad del trabajador (Foto: Shutterstock)
Las respuestas son encriptadas y enviadas a un sistema que analiza la información sin proporcionar la identidad del trabajador (Foto: Shutterstock)

Sus creadores esperan que Jenny traiga mayor alegría a los empleados, pues la mayoría de ellos no dicen que padecen de algún tipo de trastorno por miedo a que los despidan. Sin embargo, con su invento la información de cada persona estará a salvo, pues el usuario es el único que tiene acceso a sus reportes, mientras que la empresa solo verá las tendencias generales.

Los creadores aseguraron que las respuestas son encriptadas y enviadas a un sistema que analiza la información sin proporcionar la identidad del trabajador. Los reportes generales son vistos por la empresa con el objetivo que conozca la salud mental de sus colaboradores y fije políticas globales que ayuden a mejorar las condiciones.

Jenny empezó a funcionar hace un par de meses en el país. Sus creadores son optimistas sobre su difusión en los siguientes años, sobretodo por la nueva Norma Oficial Mexicana (NOM) 035 que entrará en vigor el 23 de octubre y que busca mejorar el entorno laboral y salud mental de los trabajadores mexicanos.

Informes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) colocan a México como el país con más alto porcentaje de estrés laboral.

Un oficinista se sienta a descansar en un parque de la Ciudad de México (Foto: Cuartoscuro)
Un oficinista se sienta a descansar en un parque de la Ciudad de México (Foto: Cuartoscuro)

Los factores de riesgo psicosocial son los causantes de estrés, estrés grave y violencia laboral, que a su vez pueden llevar a los empleados a un desgaste profesional, el cual fue integrado en mayo de este año a la Clasificación Internacional de Enfermedades que elabora la OMS durante la Asamblea Mundial de la Salud, en Ginebra, Suiza. La clasificación, según se acordó, entrará en vigor el 1 de enero de 2022.

El síndrome del desgaste profesional o burn-out que genera agotamiento físico y mental y baja productividad, se presenta en un 43% de trabajadores a en México, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La OMS también señala que en México existe un 75% de prevalencia de estrés entre los trabajadores, poniéndolo por encima de las principales potencias económicas mundiales, como en el caso de China (73%) o Estados Unidos (59%).

Por si fuera poco, la OCDE tiene identificado a México como el país en el que más tiempo se labora, con un total de 2,255 horas por trabajador al año en promedio, mientras que la media en los países contemplados por la Organización es de 1,763 horas por año. Esto significa que en México se trabajan 492 horas más que el promedio de los 35 países integrantes de la organización.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: