Marcelo Ebrard Casaubón es el canciller del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero en los hechos parece actuar como un ministro del interior, algo que por ley corresponde a Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación.

El pasado mes de junio, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzó una nueva amenaza a México por el tema migratorio: dijo que le impondría aranceles si el gobierno mexicano no impedía la llegada masiva de migrantes a su frontera sur.

Fue entonces que el canciller viajó a Estados Unidos para solucionar la crisis. Como resultado, la administración de López Obrador se comprometió a disminuir el flujo migratorio, el cual logró bajar en un 56%, de acuerdo con datos del propio canciller mexicano.

Este martes 10 de septiembre, Marcelo Ebrard se entrevista con el Vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, para hacer una evaluación del resultado de las medidas de control migratorio.

Pero el tema no es un área que atienda la Secretaría de Relaciones Exteriores, sino que es la Secretaría de Gobernación, a través de la subsecretaría de Población, Migración y Asuntos Religiosos, quien debe encargarse.

Ante este panorama, no pocos especialistas han resaltado el desplazamiento de Sánchez Cordero de la escena política, por lo que hay fuertes rumores de que podría ser la próxima integrante del gobierno de la Cuarta Transformación en renunciar.

¿Quién es Marcelo Ebrard?

De ascendencia francesa, Marcelo Ebrard nació en la Ciudad de México y actualmente tiene 60 años de edad. Estudió Relaciones Internacionales en El Colegio de México y luego viajó a Francia para estudiar administración pública.

Marcelo Ebrard fue militante del PRI (el partido que gobernó México por más de 70 años) de 1976 a 1995.

Primero fungió como asesor del secretario de Organización del Comité Ejecutivo Nacional y coordinador de Asesores del Secretario General del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y después se desempeñó como secretario general del entonces Departamento del Distrito Federal, bajo la administración de Manuel Camacho Solís.

Tras el sismo del 19 de septiembre de 1985, el cual destruyó zonas muy importantes de la Ciudad de México y dejó más de 12,000 muertos, Ebrard se sumó al Programa de Renovación Habitacional Popular, donde realizó trabajos de concertación social.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

En 1994, Ebrard se incorporó al equipo del entonces Comisionado para la Paz, Manuel Camacho Solís, para hallar una salida pacífica al levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

En septiembre de 1997 se convirtió en diputado federal plurinominal (no electo) por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), a través del cual se pronunció en contra del rescate bancario, que al final sí se implementó.

El 15 de marzo de 2000, Marcelo Ebrard se integra a la Alianza Por la Ciudad de México (integrada por los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo, Convergencia, de la Sociedad Nacionalista y Alianza social) que postuló a Cuauhtémoc Cárdenas a la Presidencia y a Andrés Manuel López Obrador para la jefatura de Gobierno del Distrito Federal (hoy Ciudad de México).

Es ahí en donde comienza el acercamiento entre Ebrard y Andrés Manuel López Obrador.

Tras el triunfo del político de López Obrador como Jefe de Gobierno, Ebrard se integró a su equipo de trabajo.

López obrador (izquierda) junto al canciller mexicano Marcelo Ebrard (Foto: Omar Martínez/ Cuartoscuro)
López obrador (izquierda) junto al canciller mexicano Marcelo Ebrard (Foto: Omar Martínez/ Cuartoscuro)

Luego de fungir como asesor en diversas materias, López Obrador lo hizo Secretario de Seguridad Pública, cargo que asumió el 17 de febrero de 2002.

Durante su administración como encargado de la seguridad pública de la capital del país, ocurrió uno de los operativos policiales fallidos más sonados en México y el cual marcó la carrera política de Marcelo Ebrard.

La tarde del 23 de noviembre de 2004, alrededor de 300 habitantes del pueblo de San Juan Ixtayopan, en Tláhuac (Ciudad de México) agredieron a tres agentes de la extinta Policía Federal Preventiva (PFP), quienes estaban en funciones investigado actividades de narcomenudeo.

Pero comenzó un rumor. Alguien dijo que se trataba de secuestradores que estaban tomando fotografías a niños afuera de una escuela. La gente enloqueció, retuvo a los agentes (que no estaban uniformados) y comenzó a golpearlos.

Poco a poco, los pobladores fueron sumándose, hasta que la turba comenzó el linchamiento de los policías. Y entonces todo se salió de control. Los agentes Víctor Mireles Barrera y Cristóbal Bonilla fueron quemados vivos, mientras que el policía Edgar Moreno Nolasco, sobrevivió.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

El hecho causó una enorme conmoción entre la sociedad mexicana y desató una lluvia de críticas en contra del Secretario de Seguridad, Marcelo Ebrard, ante la pésima actuación de la Secretaría para rescatar a sus agentes.

Y aunque el entonces presidente Vicente Fox lo destituyó, López Obrador lo rescató políticamente.

En 2005 fue nombrado Secretario de Desarrollo Social y coordinador del Gabinete de Progreso con Justicia del Distrito Federal. Ese mismo año, se afilió al PRD y renunció a la secretaría para contender en la elección interna del partido por la jefatura de Gobierno de la capital del país, la cual ganó.

Ebrard Casaubón se convirtió entonces en el candidato de la coalición "Por el Bien de Todos", integrada por los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo y Convergencia. Ebrard ganó la elección y en diciembre de 2006 rindió protesta como jefe de Gobierno.

Durante su administración se realizó la construcción de la Línea 12 del Metro, la llamada Línea Dorada, la cual corre del Oriente de la capital del país, al surponiente. La construcción de la línea estuvo envuelta en la polémica, desde el proyecto, edificación y hasta su operación.

Fue después del término del mandato de Ebrard (diciembre de 2012) que se destapó la corrupción que envolvió a la Línea Dorada del Metro, la cual fue presupuestada en 17.000 millones de pesos y terminó costando 47.000 millones de pesos (poco más de 2.000 millones de dólares USD).

El resultado fue una mala construcción de la línea, una errónea elección en el tipo de trenes cuyas ruedas ocasionan un desgaste constante en las vías, así como malos materiales, que obligaron al cierre, durante varios meses, de la Línea 12, afectando a los usuarios.

El Secretario de Finanzas de Ebrard, era Mario Delgado, quien avaló el sobrecosto de la Línea y hoy es el coordinador de los Diputados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), partido que fue fundado por Andrés Manuel López Obrador.

El quebranto a las finanzas de la capital del país fue tal, que Marcelo Ebrard se fue de México y se autoexilió en Francia.

Aún en medio del escándalo, en 21015 Ebrard renunció al Partido de la Revolución Democrática (PRD) y fue postulado por Movimiento Ciudadano como diputado federal por mayoría relativa, pero el Tribunal Electoral revocó su candidatura.

Ebrard Casaubón regresó en 2017 para apoyar la candidatura a la Presidencia de Andrés Manuel López Obrador.

El canciller

Marcelo Ebrard, el canciller mexicano, y el presidente López Obrador (Foto: Reuters)
Marcelo Ebrard, el canciller mexicano, y el presidente López Obrador (Foto: Reuters)

Luego de que López Obrador ganó la elección del 1 de julio de 2018, el nuevo presidente nombró a Marcelo Ebrard como titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y desde entonces, el canciller tomó un protagonismo inusitado.

Pese a las polémicas en las que se ha visto envuelto Marcelo Ebrard, el presidente López Obrador lo ha respaldado una y otra vez.

De acuerdo con el Dr. Mario Alberto Huaracha, politólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el rescate de Ebrard obedece a que ha sido leal a Andrés Manuel López Obrador.

"Ebrard siempre ha sido cercano a López Obrador (…) López Obrador funciona por lealtades más que por eficiencia en los cargos públicos y Marcelo Ebrard le ha demostrado que ha sido uno de los perfiles que le ha sido fiel".

La grave crisis migratoria que ha puesto en jaque al gobierno mexicano frente a la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, fue atendida por el canciller y no por la ministra Olga Sánchez Cordero, cuya Secretaría de Gobernación, es la encargada del tema a través de la subsecretaría de Población, Migración y Asuntos Religiosos.

López Obrador funciona por lealtades más que por eficiencia en los cargos públicos y Marcelo Ebrard le ha demostrado que ha sido uno de los perfiles que le ha sido fiel

Ebrard viajó a los Estados Unidos para solucionar la amenaza que lanzó Donald Trump con imponer aranceles a los productos mexicanos, si México no solucionaba la llegada masiva de migrantes, principalmente centroamericanos, a su frontera.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Ante la polémica que se desató por la atención del canciller en el tema, el propio Ebrard tuvo que salir a desmarcarse de una presunta invasión de facultades. Durante la conferencia de prensa del pasado 14 de junio, el canciller aseguró que si estaba "participando" en el tema, es porque se trata del más importante en la relación con Estados Unidos.

Fue entonces que comenzó una intensa polémica, ante la posible invasión de funciones de la cancillería. Sin embargo, el tema sigue siendo atendido por la Secretaría de Relaciones Exteriores.

(Foto: Graciela López/ Cuartoscuro)
(Foto: Graciela López/ Cuartoscuro)

Sobre el papel trascendental que ha vivido el canciller en las negociaciones del tema migratorio con el gobierno de Estados Unidos, el politólogo de la UNAM consideró que ha sido derivado del protagonismo que le ha dado el propio presidente Donald Trump.

"Él tiene el foco mediático (Ebrard) porque justamente quien se lo dirige es el presidente Trump con toda esta política de migración (…) en la agenda pública nacional está presente el tema de la migración y que se ha venido complicando por estas mismas decisiones que el mismo presidente (Andrés Manuel López Obrador) he venido tomando en un primer momento al decir: todos son bienvenidos y les vamos a dar trabajo, en otro segundo momento: vamos a mandar efectivos de la Guardia nacional, el buen camino y el buen trayecto…. el foco que tiene Marcelo Ebrard es resultado de cómo se ha ido comportando la agenda migratoria".

Ahora la cancillería encabeza las acciones de la atención y posibles acciones legales del gobierno mexicano contra Patrick Cuisus, el atacante que terminó con la vida de al menos 22 personas, 8 de ellas mexicanos y dejó lesionados a otros 6 connacionales.

Los amores de Ebrard

La primera esposa de Ebrard fue Francesca Ramos Morgan con quien se casó en 1987. Tuvieron tres hijos: Francesca Sophie; Anne Dominique y Marcelo. La pareja se divorció en 2005.

Un año después se casó con la actriz Mariagna Prats de quien también se divorció el 21 de enero de 2011. No tuvieron hijos.

Marcelo Ebrard se casó por tercera ocasión en octubre de 2011 con Rosalinda Bueso, ex embajadora de Honduras en México y con quien un año después, tuvo a los mellizos Ivanna y Julián.