Durante la canícula, la temperatura más alta fue de 46 grados centígrados a la sombra (Foto: Cuartoscuro)
Durante la canícula, la temperatura más alta fue de 46 grados centígrados a la sombra (Foto: Cuartoscuro)

La época de calor intenso, que comenzó el viernes 12 de julio, por fin llegó a su desenlace, esto se debe a que la llamada canícula finalizó este martes. Sin embargo, estados como Nuevo León, Tamaulipas, Tabasco, Veracruz y San Luis Potosí aún presentarán altas temperaturas hasta el mes de septiembre.

Protección Civil de Nuevo León reportó que la temperatura más alta registrada en ese estado, fue de 46 grados centígrados.

La temperatura promedio de la época de sequía intraestival, o veranillo (como también se le conoce), fue de 40 grados.

La canícula es un evento climático que consiste en una disminución de la cantidad de precipitación en medio de la temporada de lluvias, aunque no tiene una fecha exacta de comienzo, normalmente ocurre entre los meses de julio y agosto.

Las lluvias disminuyen gracias a que los vientos provenientes del este soplan con más fuerza, lo cual dificulta la formación de nubes sobre el océano y reduce las lluvias.

El fenómeno comienza semanas después del solsticio de verano (21 de junio), sin embargo todo depende del comportamiento de los fenómenos atmosféricos, pues en 2018 la canícula comenzó hasta finales del mes de julio.

La palabra canícula deriva de la palabra "canes" que significa perro y es una alusión a la constelación del Can Mayor (Canícula) y su estrella Sirio (La Abrasadora), cuya primera aparición en el horizonte coincidía con el alza en la temperaturas.

Para evitar un golpe de calor, la Cenapred emitió recomendaciones sencillas de seguir (Foto: Cuartoscuro)
Para evitar un golpe de calor, la Cenapred emitió recomendaciones sencillas de seguir (Foto: Cuartoscuro)

Con el junio más  caluroso alrededor del mundo, según Copernicus Climate Change Service (C3S), un programa europeo destinado a investigar el cambio climático, la temperatura al rededor del mundo ha subido considerablemente.

El país no se queda atrás, pues por cinco días consecutivos, la Ciudad de México rompió récord de calor.

Según la cuenta de Twitter de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) del 14 al 18 de agosto, las temperaturas máximas superaron los límites que van desde hace más de 100 años.

El 14 de agosto con una temperatura de 28.2 grados, superó la máxima para ese día desde 1987, cuando se alcanzaron los 27 grados.

En mayo, la Ciudad de México alcanzó temperaturas de hasta 29 grados, algo poco usual en la capital mexicana (Foto: Cuartoscuro)
En mayo, la Ciudad de México alcanzó temperaturas de hasta 29 grados, algo poco usual en la capital mexicana (Foto: Cuartoscuro)

El 15 de agosto, con 28.3 grados, rebasó al año 1997 cuando alcanzó los 274 grados.

El 16 de agosto se registraron 28.6 grados, cuando la máxima para este día, pero de 1910, fue de 27 grados.

El 17 de agosto se registraron 27.9 grados, cuando el máximo histórico había sido de 27 grados en 1910.

Y el 18 de agosto llegó hasta los 27.7 grados, superando al año 1957 con solamente 27 grados para ese día.

LEE: El viernes inicia la canícula, los 40 días de calor más intensos del año

Aunque a partir de hoy terminan las temperaturas altas, algunos de los estados que aún quedarán afectados podrán seguir las recomendaciones que dio la Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) al principio del fenómeno.

A pesar del fin de la canícula, se recomienda a la población seguir las recomendaciones para evitar los efectos del calor (Foto: Cuartoscuro)
A pesar del fin de la canícula, se recomienda a la población seguir las recomendaciones para evitar los efectos del calor (Foto: Cuartoscuro)

No hacer ninguna actividad al aire libre durante las horas más altas del sol, de las 10:00 a las 16:00 horas.

Hidratarse con agua simple, usar protección solar ya sea con bloqueadores o con sombreros, lentes oscuros y mangas largas con prendas de colores claros.

Las recomendaciones para evitar problemas gastrointestinales son desinfectar frutas y verduras, y comer pollo, carnes, mariscos y pescados bien cocidos.