Dos hombres, de origen israelí,  fueron asesinados con varios disparos directos al rostro en la Plaza Artz Pedregal (Foto: Cuartoscuro)
Dos hombres, de origen israelí,  fueron asesinados con varios disparos directos al rostro en la Plaza Artz Pedregal (Foto: Cuartoscuro)

Disfrazada con una peluca rubia y ataviada de ropa negra, una mujer que se identificó como Esperanza Gutiérrez, de 33 años, cometió un atentado contra dos hombres de nacionalidad israelí, al interior de un restaurante de la Plaza Artz Pedregal, en la Ciudad de México.

Acompañada de un hombre, la mujer arribó al negocio y con disparos directos al rostro, ejecutó a sus víctimas. 

En su huída, Esperanza y su acompañante se enfrentaron con un policía en el estacionamiento del lugar. Ella fue detenida, mientras el hombre huyó con un arma larga.

Conforme a versiones del titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), Jesús Orta, la agresora compró el arma con la que realizó la agresión en 7,000 pesos. 

Durante una improvisada conferencia de prensa, el funcionario detalló que Esperanza portaba una pistola 9 milímetros y según su declaración, la adquirió en la alcaldía Tláhuac.

La mujer estaba disfrazada con una peluca rubia, de la cual se deshizo en su intento por no ser reconocida (Foto: Especial)
La mujer estaba disfrazada con una peluca rubia, de la cual se deshizo en su intento por no ser reconocida (Foto: Especial)

En su traslado a la Fiscalía Especializada para la Atención al Delito de Homicidio de la Procuraduría General de Justicia local (PGJCDMX), Esperanza refirió mantener una relación sentimental con una de las víctimas a quien conoció en redes sociales y lo agredió por una supuesta infidelidad.

El último informe de la PGJ capitalina reveló que en el hecho están implicadas cinco personas: Esperanza y su acompañante quienes cometieron el doble homicidio; un hombre que al interior de la plaza mantuvo contacto con actores materiales, y dos más que esperaban a los agresores en un automóvil Nissan Versa color azul. 

En tanto, el elemento de la Policía Auxiliar de la CDMX que encaró a los gatilleros, fue herido y trasladado a un hospital, donde lo declararon estable y fuera de peligro.

Las víctimas fueron identificadas como Azulay Alon y Johny Ben según una constancia de la clave única de registro de población para extranjeros expedida por la Secretaría de Gobernación.

El ataque causó estupor entre los comensales, quienes se escondieron debajo de la mesa (Foto: Cuartoscuro)
El ataque causó estupor entre los comensales, quienes se escondieron debajo de la mesa (Foto: Cuartoscuro)

Éstos se encontraban comiendo al interior de un restaurante de la Plaza cuando fueron abatidos a balazos. El ataque provocó estupor de los comensales que se tiraron al suelo para ocultarse debajo de las mesas.

En los pasillos, donde se desató otra balacera, las autoridades contabilizaron al menos 44 indicios balísticos.

Hasta el momento, las autoridades no han localizado registros del nombre  la supuesta agresora (Esperanza Gutiérrerz Rojano).

Un alcalde entre los comensales 

De manera extraoficial se dijo que el alcalde de Coyoacán, Manuel Negrete, se encontraba en la plaza al momento de la balacera. Se encuentra ileso (Foto: Twitter)
De manera extraoficial se dijo que el alcalde de Coyoacán, Manuel Negrete, se encontraba en la plaza al momento de la balacera. Se encuentra ileso (Foto: Twitter)

Trascendió que el alcalde de Coyoacán, Ciudad de México, Manuel Negrete, comía en un restaurante de la plaza Artz Pedregal cuando se registró la balacera en el inmueble. 

De acuerdo con personal de la alcaldía, Negrete resultó ileso y fue evacuado junto con los demás comensales. "Él salió cuando empezó el ataque y entró la policía de Seguridad Ciudadana", señaló un empleado a Reforma.

El empleado dijo que el ex futbolista abandonó el lugar al momento de que los policías evacuaron a todos de la Plaza.

El personal de la alcaldía no especificó en que local o restaurante se encontraba Negrete durante la balacera.

Por más de dos horas, cientos de personas quedaron encerradas en tiendas y pasillos, luego del asesinato de dos personas en uno de los negocios más concurridos de Artz Pedregal.