Joaquín, “El Chapo” Guzmán se fugó dos veces de la cárcel mexicana (Foto: Cuartoscuro)
Joaquín, “El Chapo” Guzmán se fugó dos veces de la cárcel mexicana (Foto: Cuartoscuro)

Vestido con una camiseta y cubierto de mugre, el ex líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán, se arrastró para salir del alcantarillado y terminó en medio del tránsito.

Tras una larga caminata subterránea y huyendo de los militares que le pisaban los talones, se encontró frente a un Walt Mart. Entonces, el narco más célebre del mundo tendría que improvisar, pues su transporte no llegaba.

Acompañado por uno de sus gatilleros, tomó a la fuerza el Volkswagen de un conductor que pasaba por ahí pero, tan solo unas cuadras más adelante, el vehículo comenzó a echar humo, según  un relato del New York Times. Desesperado por conseguir otro automóvil, los dos hombres vieron un Ford Focus rojo parado en un semáforo: lo manejaba una mujer que llevaba a su hija y a su nieto de cinco años.

Los militares iniciaron retenes fuera de la prisión de máxima seguridad del Altiplano, luego de que se diera la noticia de su segunda fuga (FOTO: SAÚL LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM)
Los militares iniciaron retenes fuera de la prisión de máxima seguridad del Altiplano, luego de que se diera la noticia de su segunda fuga (FOTO: SAÚL LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM)

A punta de pistola, el cómplice de Guzmán les pidió que salieran del auto. Ella obedeció, sacó al niño del asiento trasero pero dejó sus pertenencias en la unidad. El sicario le pasó su bolso con amabilidad antes de arrancar.

Los militares y marinos habían estado más de seis meses tras la pista de Guzmán Loera, desde aquel día en que humilló a la nación al escapar de la prisión de máxima seguridad de El Altiplano cuando usó un túnel clavado en el piso de la regadera dentro de su celda.

El túnel por donde el narco mexicano escapó de la cárcel. Fue hecho en la regadera de su celda (Foto: Cuartoscuro)
El túnel por donde el narco mexicano escapó de la cárcel. Fue hecho en la regadera de su celda (Foto: Cuartoscuro)

La "cacería" los llevó a los territorios del Triángulo Dorado ( en la frontera entre los estados de Durango y Sinaloa) un área donde los pobladores veneran a Guzmán. Evadió varias redadas de las autoridades e incluso estuvo cerca de encontrarse con ellas después de la entrevista con la actriz mexicana, Kate del Castillo.

El despliegue de las fuerzas militares tuvo un costo para "El Chapo". Las autoridades revisaron 18 propiedades que tenía en su tierra natal. Después de pasar varios días en las montañas, donde hasta un multimillonario como Guzmán se las vio negras, lo único que deseaba era un poco de comodidad.

La casa de Los Mochis, Sinaloa, donde Guzmán llegó tras su escape de la prisión de alta seguridad de El Altiplano (Foto: Cuartoscuro)
La casa de Los Mochis, Sinaloa, donde Guzmán llegó tras su escape de la prisión de alta seguridad de El Altiplano (Foto: Cuartoscuro)

En enero de 2016, Guzmán llegó a la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, a una casa donde las autoridades habían localizado a uno de los hombres que ayudó a cavar el túnel por el que se escapó "El Chapo". Durante semanas, equipos de construcción trabajaron en la casa. Las llamadas interceptadas indicaban que alguien estaba por llegar. 

La última pista fue una orden de comida, dijeron los oficiales mexicanos.

A sólo dos cuadras, un hombre que manejaba una camioneta blanca recogió una enorme orden de tacos después de la medianoche del 8 de enero: se creía que los hombres de Guzmán manejaban una camioneta igual, dijeron testigos.

 
Sicarios y militares se enfrentaron, mientras “El Chapo” se fugaba en uno de sus túneles (Foto: Cuartoscuro)
Sicarios y militares se enfrentaron, mientras “El Chapo” se fugaba en uno de sus túneles (Foto: Cuartoscuro)
 

Poco después, los militares atacaron el lugar y se enfrentaron a una barrera de puertas y la feroz resistencia de hombres armados. Al igual que otras casas de Guzmán, ésta también tenía escapes: un señuelo debajo del refrigerador y otra salida detrás del espejo de un armario que utilizó para escapar mientras inició el tiroteo.

Horas más tarde, en una carretera de las afueras de la ciudad, las autoridades volvieron a capturar (8 de enero de 2016) a Guzmán por tercera vez desde 1993. 

Para algunos mexicanos, el ex jefe del Cártel de Sinaloa es visto como un héroe que ayuda a los pobres (Foto: Cuartoscuro)
Para algunos mexicanos, el ex jefe del Cártel de Sinaloa es visto como un héroe que ayuda a los pobres (Foto: Cuartoscuro)

"El Jefe de Jefes"

Para muchos, éste campesino sin educación , que se convirtió en un magnate de las drogas es un "Robin Hood" de nuestros tiempos, venerado por su lucha contra el gobierno y la generosidad que muestra con los pobres. Para otros, es un criminal despiadado que inunda las calles estadounidenses con narcóticos y deja las carreteras mexicanas cubiertas de cadáveres.

De cualquier modo, la imagen de Guzmán se ha fortalecido con cada una de sus fugas.