La nueva versión del documento tiene una presentación escrita por AMLO (Foto: especial)
La nueva versión del documento tiene una presentación escrita por AMLO (Foto: especial)

El 14 de enero, durante su usual conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió a la Cartilla Moral, escrita por el mexicano Alfonso Reyes, como un documento para promover una forma de vivir sustentada en el amor a la familia, al prójimo, a la naturaleza, a la Patria y a la humanidad.

Esta versión que entrega el gobierno federal es parte de los materiales seleccionados para los Programas Emergentes de Actualización del Maestro y Reformulación de Contenidos y Materiales Educativos, pero también se hará llegar a partir de la próxima semana a la población a través de integrantes de iglesias evangélicas quienes repartirán ejemplares de manera gratuita en eventos masivos y casa por casa.

La reedición del documento, que se puede descargar también en su versión electrónica, busca fortalecer los valores, pues "esto nos va a llevar a una sociedad mejor", según el mandatario.

La cartilla empezó a repartirse entre la población en enero pasado (Foto: Cuartoscuro)
La cartilla empezó a repartirse entre la población en enero pasado (Foto: Cuartoscuro)

La Cartilla Moral fue escrita por Reyes en el año 1944, a solicitud del entonces secretario de Educación Pública, Jaime Torres Bodet. Incluye preceptos morales que tiene que ver con el amor a la naturaleza, a la Patria.

En su nueva reimpresión, la presentación fue escrita por López Obrador, quien asegura que "la decadencia que hemos padecido por muchos años se produjo tanto por la corrupción del régimen y la falta de oportunidades de empleo y de satisfactores básicos, como por la pérdida de valores culturales, morales y espirituales".

Invita "a compartir con la familia estos pensamientos y a dialogar entre sus integrantes acerca de la moral, la ética y los valores que necesitamos para construir entre todos una sociedad mejor".

Está integrada por 14 apartados en los que se resalta la humanización del hombre, el respeto a la personas, a la familia, la ley, el derecho y a la sociedad.

Sobre la Patria, destaca que "la nación, la patria, no se confunde del todo con el Estado. El Estado mexicano, desde la independencia, ha cambiado varias veces de forma o de Constitución, y siempre ha sido la misma patria. El respeto a la patria va acompañado de ese sentimiento que todos llevamos en nuestros corazones y se llama patriotismo: amor a nuestro país, deseo de mejorarlo, confianza en sus futuros destinos".

La versión editada por el gobierno de López Obrador está ilustrada con héroes de distintas etapas históricas de México como la Independencia, la Revolución, la Reforma y la expropiación petrolera, entre otros.

La controversia

La edición está ilustrada con héroes de distintas etapas de la historia (Foto: Especial)
La edición está ilustrada con héroes de distintas etapas de la historia (Foto: Especial)
 

La entrega de la Cartilla Moral no ha estado exenta de controversia, ya que en enero, cuando se inició su distribución, desató la polémica entre algunos sectores que consideraron la entrega del cuadernillo como un intento de adoctrinamiento de la población y de pasar por alto lo incluido en la Constitución.

"Al texto original de don Alfonso se le han hecho algunos retoques en busca de mayor sencillez y se le han añadido referencias a nuevos temas. Ninguno de ellos se aparta de la intención y el espíritu de la Cartilla moral", señala el cuadernillo que comenzó a repartirse el 13 de enero.

"En el lado derecho, la Cartilla Moral que el gobierno promueve/distribuye. En el lado izquierdo, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que está obligado a respetar", señaló en un comentario la politóloga Denise Dresser.

"La única 'Cartilla' que deberían un día leer, entender y asumir quienes nos gobiernan, se llama Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos", expresó Max Kaiser, director anticorrupción del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Una segunda controversia se suscitó tras el anuncio de que sería repartida entre y por los grupos evangélicos, al considerarse que involucrar a un grupo religioso en la entrega de un documento de gobierno atentaba contra el principio constitucional de Estado laico.

"No hay violación al Estado laico", dijo el presidente López Obrador a finales de junio al ser cuestionado por esta estrategia. Y ofreció su explicación de la laicidad: "es muy importante definir qué es el Estado laico. En esencia es que no haya una religión oficial o predilecta, que el Estado no tenga preferencias por ninguna religión".