El avión presidencial Boeing 787-8 Dreamliner (Foto: REUTERS/Daniel Bece)
El avión presidencial Boeing 787-8 Dreamliner (Foto: REUTERS/Daniel Bece)

Desde que estaba en campaña, el presidente Andrés Manuel López Obrador, advirtió que vendería el avión presidencial utilizado por Enrique Peña Nieto Fact durante su mandato.

El avión TP01 Boeing 787-7 Dreamliner fue utilizado durante 2 años y 8 meses por el ex presidente priísta. Cuando finalmente el tabasqueño lo puso a la venta, aseguró que el país recibiría por lo menos USD 150 millones, dinero que se utilizaría para programas sociales.

Ahora el mandatario ha dicho que esos millones servirán para financiar el nuevo plan migratorio del gobierno federal. Sin embargo, en ningún caso ha considerado que los USD 150 millones ni siquiera cubren la suma total que se adeuda por la aeronave.

La suma cubriría el 86% del costo que aún se debe pagar al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), que financió la compra del avión cuando Peña Nieto lo adquirió.

(Foto: REUTERS/Daniel Becerril)
(Foto: REUTERS/Daniel Becerril)

Debido a que todo el dinero se iría en solventar esta deuda, el gobierno federal se quedaría sin recursos para asignar. Es decir, que la comercialización en realidad no supone un beneficio para el país, de hecho, es posible que el erario pierda dinero.

Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes, dijo el pasado 9 de abril durante una comparecencia en el Senado, que "con lo que se obtenga solo se dejará de pagar el costo del arrendamiento financiero por su adquisición".

Datos proporcionados por Animal Político muestran que México ha cubierto el 31% de la deuda total adquirida por el avión, que fue de 5 mil 213 millones 502 mil 866 pesos.

Sumando los 2 mil 850 millones de pesos que López Obrador planea adquirir por su venta (los USD 150 millones), aún queda el 15% del total por pagar.

(Foto: REUTERS/Daniel Becerril)
(Foto: REUTERS/Daniel Becerril)

Cuando se adquirió el avión presidencial, se firmó un contrato con Banobras por 15 años, en el cual se estipula que habrá pagos anuales de 45 millones de pesos en operación y mantenimiento; y entre 4.6 millones y hasta 451 millones de pesos en arrendamiento.

Aunque el Presupuesto de Egresos de la Federación asignó para este año un pago de 416 millones 940 mil pesos, los pagos anuales fijados corren a partir de 2029. A ello se suma el gasto que ha generado su inactividad, pues la bodega en la que se encuentra cuesta USD 719 mil 321 anualmente.

Animal Político preguntó a Presidencia de la República sobre los cálculos del presidente López Obrador. La respuesta fue que todavía no se sabe la cantidad exacta que el gobierno recibirá por el avión.

"Hablar de la cantidad exacta en la que se vendería eventualmente la aeronave es prematuro, pues el proceso de colaboración técnica aún sigue su marcha y se trabaja en la definición del mecanismo idóneo para su venta", dijo Presidencia.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

La siguiente inconsistencia de las declaraciones del tabasqueño, corresponde al número de helicópteros y aviones presidenciales que están a la venta. Al respecto, aseguró que eran 70 las aeronaves que se pondrían a la venta en coordinación con las Naciones Unidas.

Sin embargo, la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) no tiene registro sobre la oferta de venta para este número de aviones.

En diciembre del año pasado, un analista de Flight Ascend, ya había señalado que, con base en un estudio económico, la comercialización del avión en realidad no beneficiaría al país, sino que al contrario, el erario perdería USD 76 millones.

"Llevar un avión al mercado puede ser muy desafiante, puede llevar mucho tiempo y debería tener un descuento significativo para permitir que se realice la venta", dijo. Mientras tanto, se debe esperar a que la venta se concrete.