Los hechos ocurrieron a plena luz del día en el centro de la capital hidrocálida (Foto: Twitter)
Los hechos ocurrieron a plena luz del día en el centro de la capital hidrocálida (Foto: Twitter)

Una de las más indignantes historias recientes, ocurrió en el estado de Aguascalientes en México. Una mujer de 27 años y su hijo de seis fueron atacados con ácido muriático lanzado por la ex pareja de la víctima y padre del menor.

Al mediodía en el centro de la capital hidrocálida, Javier "N" caminó frente a Palacio de Gobierno, cuando de pronto, atacó con la peligrosa sustancia a su ex mujer y a su primogénito, en plena Plaza Principal de la ciudad de Aguascalientes.

Tras haberles lanzado el ácido, Javier "N" tomó el resto del líquido, según informó la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, cuyos elementos brindaron los primeros auxilios tanto a las víctimas como al agresor.

La mujer y su hijo presentaron quemaduras superficiales. Por el momento se encuentran recibiendo atención médica en el Hospital General de Zona número 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), mientras que el agresor fue trasladado al Centenario Hospital Hidalgo y se encuentra en estado muy grave.

La Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes informó que se recibió el reporte de que en la Exedra, una mujer y un menor habían sido heridos y que el agresor se encontraba en estado delicado. Fue así que policías municipales de la zona centro, del Grupo Ciclopolicías y personal del Grupo Aeromédico del Helicóptero Halcón 1, atendieron el llamado de auxilio.

Al llegar se percataron que la agraviada identificada como Sandra Verónica y el menor presentaban dichas quemaduras superficiales en brazos, mientras que Javier "N", de 45 años, se encontraba delicado.

A la escena también arribó la ambulancia ECO-418 del ISSEA, cuyos paramédicos se encargaron de trasladar tanto la mujer como el niño al Hospital General de Zona número 1 del IMSS, escoltados por una patrulla de la Policía Vial, mientras que el sujeto fue trasladado a bordo de la ambulancia ECO-420 del ISSEA a recibir atención médica al Hospital Hidalgo. Aún se desconocen las causas por las que el presunto agresor realizó dicho acto.

Los hechos hicieron recordar a lo ocurrido hace unas semanas en Reino Unido, cuando después de seis semanas de juicio en los tribunales británicos de Worcester, y 9 horas de deliberaciones finales, un padre fue condenado a 16 años de cárcel por planear un ataque con ácido contra su hijo de tres años.

Esto, luego de que el hombre -cuya identidad no trascendió para preservar al menor- y otras 5 personas fueron sentenciadas por "conspirar para arrojar ácido sulfúrico con la intención de quemar, mutilar o desfigurar" al pequeño.