Alfonso Romo,  jefe de la Oficina de la Presidencia de México, descartó que haya signos de recesión en el país, como lo dio a entender Julio Santaella, presidente del Instituto Nacional de Estadística y  Geografía (INEGI), y  dijo que solo es "una cachetadita" para el gobierno.

"Hablar de cifras precisas es difícil, lo importante es marcar la tendencia. El primer trimestre nos dio una cachetadita, es como cuando montas a caballo, te vuelves a subir para saltar mejor", dijo en el contexto de la Cumbre 2019 Mexico Investment Ideas Conference, organizado por Credit Suisse.

Romo descartó la recesión, por el contrario, afirmó que la tendencia de la economía mexicana presenta altas posibilidades de alcanzar 4% de crecimiento. De eso, dijo, "no hay duda".

FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM
FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

El funcionario explicó que una serie de factores externos se combinaron en el primer semestre del año para registrar una contracción de 0.2% en el Producto Interno Bruto (PIB), lo más serio fueron los problemas en la frontera con la paralización del transporte de mercancías.

"Enero y febrero iban muy bien y en marzo se juntaron muchas cosas. Pese a ello, en el gobierno estamos muy optimistas y sentimos al sector privado muy fuerte, apoyando". Reiteró que la previsión de crecimiento económico para este año está entre 1.6 y 1.7%

"Pero estamos trabajando en cómo cambiamos la curva como todos los presupuestos en el mudo. Tenemos una base de presupuesto y después pedimos un esfuerzo adicional para llegar a las metas que nos hemos propuesto", indicó

FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM
FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

"No veo una recesión por nada. En todos los cambios de gobierno los inversionistas se esperan", dijo, al tiempo que agregó que no se percibe desconfianza del sector privado.

De acuerdo  al Índice de Confianza de Inversión Extranjera Directa (IED) 2019 elaborado por la consultora AT Kearney,  México cayó ocho posiciones, ubicándose en último lugar, pero se mantuvo entre los 25 países más atractivos para invertir.

"México se mantiene como el único país de Latinoamérica, con Estados Unidos y Canadá entre los primeros tres lugares y Brasil saliendo del índice (en el que se evalúa a 25 economías)", dijo Ricardo Haneine, director de AT Kearney México.

FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM
FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

Haneine explicó que  la posible ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), la entrada en vigor del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP, por su sigla en inglés) y la probable ratificación del nuevo Tratado de Libre Comercio de la Unión Europea con México (TLCUEM) integrarán más a México en la economía global y le facilitarán la entrada en IED.

At Kearney indicó que una amplia gama de mercados emergentes atrae a los inversores, a pesar de su ausencia en el Índice. China, India y México son los únicos mercados emergentes entre las 25 economías clasificadas, pero los datos de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por su sigla en inglés) muestran que las entradas de IED a los mercados emergentes han aumentado en los últimos años a medida que disminuyen las de los mercados desarrollados.

De acuerdo con la consultora, la caída de México en esta edición es producto de los cuestionamientos del nuevo gobierno alrededor de la reforma energética, las reducciones en el pronóstico de crecimiento económico y las inconformidades de grupos sindicales.