Los agricultores han tenido que migrar por falta de trabajo (Foto: Twitter)
Los agricultores han tenido que migrar por falta de trabajo (Foto: Twitter)

La producción de café en Chiapas atraviesa una de sus peores crisis de los últimos años. Una persistente plaga, aunada a la caída de los precios y la falta de inversión, ha provocado el abandono de tierras y la migración de diversos productores, que tenían en el cultivo de cafetales su único sustento.

Enclavado en el Sureste de México, Chiapas es uno de los principales estados productores de café del país con una producción anual de 200.000 toneladas y más de 140.000 productores que cultivan alrededor de 220.000 hectáreas en 89 municipios, de acuerdo con la agencia Efe.

Pero el estado ha sufrido una grave afectación en sus cafetales a causa de la roya, un hongo que afecta directamente a la planta del cafeto que no le permite producir sus frutos hasta causar la muerte de la misma. La plaga no ha podido ser controlada y ya invadió miles de hectáreas.

Ello, aunado al bajo precio del café y la falta de financiación al campo, ha ocasionado que miles de productores estén al límite, sin poder saldar las deudas contraídas para salvar sus cosechas y plantaciones.

Además, ha causado un desplome de la actividad, según dijo Jorge Argüello Reyna -representante del Centro Agroecológico San Francisco de Asís, que acompaña a la Red Maya de Productores-, quien añadió que la inversión ha venido a menos a raíz de la crisis financiera de 2008.

"El Estado dejó de invertir o financiar mucha actividad agrícola. En 1993 del 100 % de los créditos 50 % eran refaccionario, eran de largo plazo, 50 % eran de avío. Hoy el poco crédito que hay se divide en 90 % avío y 10 % refaccionario, lo que quiere decir que no hay inversión de largo plazo y eso hace que las tierras dejen de cultivarse", expresó.

Producción de café, en peligro

A este paso la actividad podría desaparecer en los próximos años si no se buscan soluciones inmediatas, ya que cada día se cultiva menos café y la demanda es grande en el país y para exportación. Además, esta situación está obligando a los productores a abandonar el campo y emigrar.

"Chiapas se convirtió en los últimos cinco años en el principal expulsor de mano de obra. Según datos oficiales emitidos por el Instituto de Mexicanos en el Exterior, los que están en Tijuana son un total de medio millón de chiapanecos producto de esa crisis", señaló Argüello.

Apuntó que más del 70 % de los productores están con la soga al cuello ya que la roya ha hecho que pierdan 70 % de la producción, "una pérdida que estimamos en más de 30.000 millones de dólares por año por la caída de los precios, la roya misma y la falta de inversión".

"Nos llueve sobre mojado", dijo Argüello, y precisó que tres hace años el producto se comercializaba a casi 3.000 pesos (158 dólares) por libra mientras que hoy el precio alcanza apenas 1.500 pesos (79 dólares).

La entidad produce café de alta calidad, con exportaciones principalmente a Estados Unidos y diversos países de Europa.