López Obrador y Donald Trump. (Foto: Archivo Infobae)
López Obrador y Donald Trump. (Foto: Archivo Infobae)

La mañana de este jueves el presidente Donald Trump amaneció con un reclamo a México. Acusó al gobierno de López Obrador de no hacer nada para detener el flujo de migrantes centroamericanos a la Unión Americana.

El presidente mexicano consideró que la recriminación de su contraparte estadounidense es "legítima".

"No queremos confrontarnos, vamos a mantener una posición de respeto con Donald Trump… él tiene una visión, yo la respeto y la considero legítima", contestó AMLO.

El gobierno de México cooperará para evitar que miles de migrantes sigan arribando a la frontera sur de los Estados Unidos.

"La instrucción es de que se apoye esta petición, esta demanda del gobierno de EEUU, es legítimo que estén ellos inconformes, el que hagan estos reclamos, nosotros tenemos pues una concepción, si no distinta, sí con algunos matices", agregó.

Donald Trump declaró emergencia nacional en su país por el flujo de migrantes indocumentados. (AP)
Donald Trump declaró emergencia nacional en su país por el flujo de migrantes indocumentados. (AP)

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, anunció la víspera que las autoridades implementarán una estrategia de contención en el Istmo de Tehuantepec. Uno de los propósitos es evitar el tráfico humano.

"Cómo es que se organizan las caravanas, si son espontáneas, quiénes están promoviendo la organización de las caravanas, si no hay propósitos políticos, electorales, poner de manifiesto, al descubierto, todo eso", dijo López Obrador.

"Hay tráfico de personas y hay intereses, porque también se trata de el cobro por el traslado a la frontera y otras cosa", subrayó.

Donald Trump atizó en un tuit del jueves a México. Lo acusó de "hablar pero no actuar".

"México no está haciendo NADA para ayudar a detener el flujo de inmigrantes ilegales a nuestro país. Ellos hablan pero no actúan. Como Honduras, Guatemala y El Salvador, que han tomado nuestro dinero por años y no hacen nada. A los demócratas no les interesa, con tan MALAS leyes. ¡Quizás cerraremos la fronteras sur!".

Kirstjen Nielsen, encargada de la seguridad interna de EEUU, se reunió con la secretaria de Gobernación mexicana, Olga Sánchez Cordero a inicios de semana.

La zona marcada en rojo sería donde se establecerá la contención.
La zona marcada en rojo sería donde se establecerá la contención.

La ex ministra declaró que las autoridades mexicanas contendrán a los migrantes y no entregarán más visas humanitarias.

"En lo más estrecho de nuestro país (200 kms), vamos a ubicar las instalaciones migratorias, de protección civil. No vamos a militarizar nuestra frontera sur, que quede claro y así se lo expresé a la señora Nielsen", expresó Sánchez Cordero.

"Tampoco vamos a seguir dando las visas humanitarias de forma masiva, vamos a dar permisos temporales de visitante y de trabajo en toda la zona sureste… Buscamos una migración ordenada".