Andrés Manuel López Obrador en un Oxxo. (Foto: Twitter, Carlos Quiñones)
Andrés Manuel López Obrador en un Oxxo. (Foto: Twitter, Carlos Quiñones)

Andrés Manuel López Obrador prometió que no sería un presidente que pasaría sus días sentado en un escritorio de Palacio Nacional y cumplió. Itinerante y viajando en aviones comerciales, comienza a resultar habitual que muchos mexicanos lo encuentren en circunstancias rutinarias como "cualquier mortal".

Este fin de semana circularon en redes sociales fotos del mandatario en un Oxxo (popular minisupermercado mexicano).

Sin escoltas, ni un ostentoso aparato de seguridad, AMLO (como se le conoce en México) se preparó un café de una máquina expendedora con un costo aproximado de $23 pesos.

Empleados del lugar no perdieron la oportunidad de solicitarle una foto al carismático gobernante que asumió el pasado sábado 1 de diciembre con un 60 % de aprobación según diferentes sondeos.

Foto: Twitter, Juan Martínez
Foto: Twitter, Juan Martínez

"Un presidente diferente", "López Obrador se baja comprar un café en un Oxxo como cualquier persona", "Siempre mostrando su humildad", fueron algunas de las apreciaciones que hicieron los usuarios en las fotos que pronto se volvieron virales en Internet.

"Ni por ser el presidente le abrieron la segunda caja", comentó un usuario en tono de broma, pues la cadena tiene la fama de tener dos cajas, pero generalmente tener solo una abierta.

 

La soltura de López Obrador en público le ha acarreado algunas críticas, pues para muchos el mandatario mexicano debería acompañarse de un cuerpo de seguridad. Una de las primera acciones que tomó fue desmantelar el cuerpo de seguridad del Estado Mayor Presidencial, que tiene a su cargo la seguridad del presidente.

"Me lo han dicho (reforzar su seguridad), yo no me siento amenazado, porque el que lucha por la justicia no tiene nada que temer", dijo en conferencia de prensa al ser cuestionado por el tema.

Sus conferencias con medios de comunicación han sido escenario para ejemplificar lo fácil que es tener acceso hasta su persona. En tres ocasiones personas que se han hecho pasar como periodistas han tomado la palabra o se han acercado para hacer peticiones personales.

Personas civiles y famosos por igual se han encontrado a López Obrador en los aeropuertos donde pasa gran parte de su día. El más reciente fue el cantante de narcocorridos conocido como El Komander, que presumió su foto en sus redes sociales, y dividió los comentarios.

"Hazle un corrido", le pidieron algunos de sus fans, mientras que otros lo criticaron por ser una figura polémica que ha sido relacionada con algunos grupos criminales.

En el pasado se han hecho virales imágenes del presidente viajando en aerolíneas económicas, hablando por teléfono con familiares de sus seguidores y saludando gente a su paso por distintos lugares comunes.

MÁS SOBRE EL TEMA: