Una fiesta privada con strippers para mujeres y sexo en vivo se convirtió en un escándalo político en el municipio de Parras, Coahuila, estado del noroeste de México.

Todo comenzó el pasado fin de semana, cuando en redes sociales comenzó a circular el video de un espectáculo de strippers donde uno de ellos al parecer tuvo sexo con una de las asistentes. Las imágenes habían sido tomadas en el bar La Patrona del municipio de Parras, durante una fiesta organizada por María del Roble Ortiz y Javier Molina, funcionarios que se desempeñan como regidores, es decir, son parte del primer círculo de gobierno municipal.

El diario local Vanguardia dio a conocer los hechos, a partir de la denuncia de un empresario local que informó al diario sobre la fiesta organizada por los regidores con propósitos todavía no aclarados.

El empresario aseguró que la organizaron para recaudar fondos y otros asistentes, entrevistados por el periódico, afirman que sólo fue una fiesta privada. La regidora María del Roble Ortiz, del Partido del Trabajo, negó haber organizado y acudido al evento.

Las autoridades municipales todavía no aclaran los hechos. Pero versiones periodísticas aseguran que el bar donde se llevó a cabo la fiesta es propiedad del propio alcalde de Parras, Jorge Dávila, y de un chofer suyo, que lo prestaron para la celebración privada. No obstante, luego del escándalo tuvo que clausurarlo.

En la grabación se aprecia cómo una asistente estaba sentada en una silla en medio del escenario mientras el stripper le bailaba en ropa interior. Instantes después, otro sujeto le pasó lo que parece ser un preservativo. El hombre se lo colocó y  la mujer le hizo sexo oral. Las demás mujeres gritaron y grabaron el hecho, que fue difundido por el medio.

Helena Alvarado, la mujer involucrada en el video, aseguró que se trató de una fiesta privada y que nadie cobró por entrar al lugar. "Se está culpando a gente inocente y no veo por qué", mencionó. Su amiga dijo que todo fue una actuación, aunque "pareciera real".

Días antes, Helena Alvarado difundió en su cuenta de Facebook que tenía el video original donde se "cogió al bailarín", "si kieres te doy fama y lo subo" (sic), le respondió a su amiga Marcela Facio.

Empresarios del municipio afirmaron que los regidores organizaron la "Ladies Night" para recaudar fondos, como lo corrobora una publicidad del espectáculo que anuncia que el costo de entrada será de 100 pesos con bebidas gratis a las primeras cincuenta mujeres.

Los servidores habrían incurrido en los delitos de lenocinio y de exhibicionismo obsceno, establecidos en los artículos 299 y 206 del Código Penal estatal. De ser procesados y declarados culpables podrían pasar tres años en la cárcel por el primer delito y hasta cinco por el segundo.

En febrero del año pasado, la presidenta municipal de Centla, en Tabasco, fue grabada bailando con un stripper durante la celebración del Carnaval 2016. Estaba "wow", mencionó.

Gabriela López Sanlucas, del PRI, contrató al modelo y actor cubano, Lenny de la Rosa, para "traer alegría" a las mujeres que votaron por ella. "Es más, les dijimos las regidoras y una servidora, te ponemos el aceite y todo", declaró.

LEA MÁS: