El insurgente Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) emitió un comunicado en el que reitera su llamado a una campaña mundial de resistencia y rebeldía contra las persecuciones, expulsiones, cárceles, muros y fronteras.

"Y no es todo por ahora: recuerden siempre que hay que resistir, hay que rebelarse, hay que luchar, hay que organizarse", señala en un comunicado que firman los subcomandantes Moisés y Galeano.

El final de su mensaje el EZLN lanza una clara dedicatoria al presidente de Estados Unidos, Dondal Trump con la expresión ¡Fuck Trump¡, la que también hace extensiva a otros mandatarios.

“Y de una vez los demás también –o sea los Peña Nieto, Macri, Temer, Rajoy, Putin, Merkel, May, Le Pen, Berlusconi, Jinping, Netanyahu, al-Ásad, y ahí agréguenle como se llame o se vaya a llamar el muro que haya que derribar, de modo que todos los muros reciban el mensaje”, señala el comunicado y advierte: “Es la primera de varias toneladas y la primera de varias mentadas (insultos) -que no son de menta”.

Los zapatistas se dieron a conocer en 1994 cuando se levantaron en armas en el estado de Chiapas (Sureste) encabezados por el subcomandante Marcos. Aunque con el paso de los años su presencia en la vida política nacional ha disminuido, se mantiene vigente.

En el mismo comunicado, el grupo indígena anuncia el lanzamiento de su "café zapatista" con cuya venta busca financiar parte de la campaña que promueve.

"Esperamos que con este primer apoyo puedan iniciar o continuar su trabajo de apoyo a tod@s l@s perseguid@s y discriminad@s del mundo", señala.

En febrero pasado, el EZLN convocó a la campaña mundial Frente a los muros del capital: la resistencia, la rebeldía, la solidaridad y el apoyo de abajo y a la izquierda, que busca "llamar a la organización y la resistencia mundial frente a la agresividad de los grandes dineros y sus respectivos capataces en el planeta".

En esa ocasión llamó a una de sus comisiones "a que se organice, según su tiempo, modo y geografía, para apoyar en y con actividades a quienes resisten y se rebelan contra las expulsiones. Sea apoyándolos para que regresen a sus hogares, sea creando 'santuarios' o apoyando los ya existentes, sea con asesorías y apoyos legales, sea con paga, sea con las artes y las ciencias, sea con festivales y movilizaciones, sea con boicots comerciales y mediáticos, sea en el espacio cibernético, sea donde sea y como sea".

LEA MÁS: