Ecuador tiene un nuevo bosque protegido

En el área de Haciendo Guamag se busca preservar más de 200 hectáreas

Se busca proteger y conservar 207 hectáreas de la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Sangay y el Parque Nacional Llanganates.
Se busca proteger y conservar 207 hectáreas de la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Sangay y el Parque Nacional Llanganates.

A pocos kilómetros de Baños en dirección a Puyo, en un sector conocido como Hacienda Guamag, el gobierno del Ecuador declaró la zona como nuevo bosque protegido con el objetivo de conservar 207 hectáreas de bosque húmedo.

Baños de Agua Santa es una pequeña ciudad ubicada en la provincia andina de Tungurahua y es considerada como una puerta de entrada a la cuenca alta del Amazonas. También es conocida por su acceso al volcán Tungurahua, cuyo cráter se encuentra actualmente en plena actividad piroclástica. Al este de Baños se encuentra El Pailón del Diablo y Agoyán que son las cascadas más grandes del río Pastaza.

Nuestra Madre del Rosario de Pompeya de Puyo es la capital del cantón y de la provincia amazónica de Pastaza. Se ubica en la margen izquierda del río Puyo, en la parte occidental de la región amazónica de Ecuador, en las afueras de los Andes nororientales.

Ambas urbes turísticas se separan por 61 kilómetros por vía terrestre, en cuyo entorno se extienden los parques Nacional Sangay y Nacional Llanganates, área natural considerada por las leyendas locales como el escondite del tesoro perdido de Atahualpa, último monarca del Reino de los Incas.

La declaratoria refiere a un área específicamente ubicada en la parroquia Ulba, que geográficamente se ubica a orillas del río Pastaza, en los afloramientos rocosos de los cordones montañosos andinos que en su descenso al Amazonas cubren una meseta angosta y que pasan por casi todas las cascadas que se forman en el entorno.

La parroquia Ulba está ubicada en la zona de eventual afectación de la actividad del volcán Tungurahua. Los mapas de riesgo muestran que los ríos Ulba y Pastaza serán los más impactados por la erupción debido a que sus cauces y aguas serían la principal fuente de desfogue de la actividad volcánica. Esto representa una amenaza para la parroquia ya que la población se ubica a orillas del río Pastaza.

Del mismo modo, algunas actividades recreativas y turísticas se podrían afectar. En cuanto a la peligrosidad de los piroclastos, se ha identificado un área alta y crítica en la parroquia y de igual forma, el riesgo está asociado con la erupción del volcán Tungurahua. La zona tiene un alto riesgo a lo largo del cauce del río Pastaza que atraviesa las localidades de Río Verde, La Ciénega, Charguayacu y otras, hasta llegar a la localidad de El Guadual en el extremo oriental de la parroquia.

En el nuevo bosque protegido se levanta la Hacienda Guamag, consolidada como un destino turístico para el alojamiento y para recorrer distintas rutas de senderismo andino. Guamag es un ejemplo de conservación, ecoturismo y agricultura orgánica, “y hoy gracias al arduo trabajo de sus propietarios son parte de ese casi 14% de otras formas de conservación que tiene el Ecuador” afirmó en el acto de declaratoria la viceministra de la cartera de Ambiente, Bianca Dager.

Estamos decididos a seguir protegiendo nuestro medio ambiente y a apoyar estas iniciativas porque es posible un desarrollo económico dinámico, complementó la funcionaria. María del Carmen Luna de Acosta, propietaria de Hacienda destacó que en la zona viven 12 osos de anteojos que habitan en las partes altas y que se beneficiarán con esta medida gubernamental de protección medioambiental.

El oso de anteojos, oso andino u oso suramericano es una especie única en su género. Habita las regiones altas y frías de Panamá y Venezuela, pasando por los páramos y semihúmedos Andes en Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y en el norte de Argentina. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza catalogó al mamífero como una especie vulnerable y amenazada con la extinción.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR