Greta Thunberg creció y endureció su discurso

La activista sueca es una de las voces jóvenes más escuchadas en Glasgow. En cada aparición pública, apunta contra la falta de compromiso de los líderes mundiales para combatir el cambio climático

“Nuestro mundo está literalmente ardiendo. No necesitamos más promesas vacías”.  Aseguró que los políticos “no pueden ignorar el consenso científico”, dijo hoy la activista sueca (REUTERS/Russell Cheyne)
“Nuestro mundo está literalmente ardiendo. No necesitamos más promesas vacías”. Aseguró que los políticos “no pueden ignorar el consenso científico”, dijo hoy la activista sueca (REUTERS/Russell Cheyne)

La activista sueca Greta Thunberg es casi una estrella de rock entre los asistentes jóvenes a la Cumbre del Clima que se desarrolla en Glasgow, todos quieren una foto con ella y esperan ansiosos sus participaciones en las movilizaciones, como la de esta tarde, donde miles se congregaron para exigir a los líderes mundiales una mayor justicia climática.

“No es ningún secreto que la COP26 es un fracaso”, dijo la joven en su discurso al final de la marcha, al tiempo que calificó a la cumbre como un “evento de relaciones públicas en el que los líderes pronuncian hermosos discursos y anuncian lujosos compromisos”.

Si bien su discurso siempre estuvo dirigido a los líderes mundiales que tienen la responsabilidad y la posibilidad de cambiar el rumbo en cuanto a las políticas ambientales, a medida que Greta gana años y experiencia, sus palabras se hacen más crudas y directas.

La joven de 18 años apuntó, una vez más, a la falta de un compromiso serio de los líderes del mundo que “ignoren las emisiones históricas y la justicia climática” y señaló que “nuestro mundo está literalmente ardiendo. No necesitamos más promesas vacías”. Aseguró que los políticos “no pueden ignorar el consenso científico” de la gente, ni de sus propios hijos. Estamos cansados de su bla, bla, bla. Nuestros líderes no están liderando”, afirmó.

La protesta formó parte de una jornada internacional de movilización que, según Fridays For Future (el movimiento juvenil creado por Greta Thunberg), se llevará a cabo en alrededor de 200 ciudades de todo el mundo.

“No es ningún secreto que la COP26 es un fracaso”, dijo Thunberg al finalizar la marcha de los jóvenes contra el cambio climático (Reuters)
“No es ningún secreto que la COP26 es un fracaso”, dijo Thunberg al finalizar la marcha de los jóvenes contra el cambio climático (Reuters)

Sin intención de usar eufemismos o bajar el tono de sus declaraciones, Thunberg dijo este jueves que la Cumbre del Clima de las Naciones Unidas, la COP26, presidida por el Reino Unido, “es la más excluyente” jamás celebrada y un escaparate para los países ricos. La “COP26 ha sido nombrada como la COP más excluyente. Esto ya no es una conferencia sobre el clima. Esto es un festival de lavado de imagen verde para el Norte global”, afirmó en la red social Twitter la líder juvenil.

Para la joven sueca, estas dos semanas de negociaciones no son más que el ensalzamiento del “statu quo” respecto a la acción climática y del “bla, bla, bla” por parte de los políticos. También subrayó que “fingen que nos están escuchando, pero no lo están”, al explicar que los líderes mundiales han usado palabras para encubrir su inacción ante la crisis.

“Bla, bla, bla... Esto es todo lo que escuchamos de nuestros supuestos líderes, palabras. Palabras que suenan muy bien, pero hasta ahora, no han llevado a ninguna acción. Nuestras esperanzas y sueños se ahogan en sus palabras vacías y sus promesas”, advirtió.

“Las emisiones globales todavía van en aumento. En 2021 está proyectado que registraremos el segundo mayor incremento de emisiones hasta ahora. Eso es un claro signo de que aún nos movemos en la dirección equivocada”, afirmó la joven en una entrevista con la BBC. Thunberg dijo que no había sido “oficialmente” invitada a intervenir en la COP26. “Muchos temen que si invitan a demasiados jóvenes radicales, les harán quedar mal”, afirmó.

“Lo que necesitamos es un gran cambio en la narrativa alrededor de la crisis climática, necesitamos alcanzar una masa crítica de gente que exija cambios. Por ahora, es más eficiente hacerlo desde la calle que desde dentro”, sostuvo Thunberg (REUTERS/Yves Herman)
“Lo que necesitamos es un gran cambio en la narrativa alrededor de la crisis climática, necesitamos alcanzar una masa crítica de gente que exija cambios. Por ahora, es más eficiente hacerlo desde la calle que desde dentro”, sostuvo Thunberg (REUTERS/Yves Herman)

Recientemente, en un especial para el diario The New York Times, Thunberg apuntó contra los líderes globales al acusarlos de no tomar medidas rápidas y efectivas para enfrentar la crisis que atraviesa el medio ambiente por cuenta del cambio climático“Quiero que los políticos escuchen y actúen sobre la ciencia. Exigimos un futuro seguro. ¿Es realmente mucho pedir? No quiero que tengan esperanzas, quiero que se asusten. La crisis climática no se puede resolver dentro de los sistemas políticos y económicos de hoy. Esa no es una opinión. Es un hecho. Y dado que la verdad es incómoda, no es popular y tampoco rentable, no tiene muchas posibilidades”, sostuvo.

Para Thunberg, “todos los sistemas políticos y económicos han fallado, pero la humanidad aún no ha hecho. Se vuelve un poco repetitivo después de un tiempo. Los políticos son prácticamente todos iguales sin importar en qué parte del mundo te encuentres. Me dicen que les asombra que sea tan activa y comprometida y que, cuando sea mayor, yo también podré convertirme en político y marcar una diferencia real. Luego, les explico que cuando sea mayor será demasiado tarde para actuar si queremos mantenernos por debajo del objetivo de 1,5 o incluso 2ºC, y se ríen nerviosamente y empiezan a hablar de otra cosa”.

La impulsora de las protestas de los jóvenes defendió la necesidad de continuar presionando a los políticos desde la calle para que tomen medidas más ambiciosas contra el cambio climático, y si bien admitió que ha “pensado en la posibilidad” de presentarse a unas elecciones en Suecia aseguró que “ahora mismo no” se plantea dar ese paso.

Lo que necesitamos es un gran cambio en la narrativa alrededor de la crisis climática, necesitamos alcanzar una masa crítica de gente que exija cambios. Por ahora, es más eficiente hacerlo desde la calle que desde dentro”, sostuvo.

“La gente está sufriendo. La gente está muriendo. Ecosistemas enteros se están derrumbando”, advirtió la activista climática hace dos años, en la Cumbre de Acción Climática de la ONU en la ciudad de Nueva York en 2019. “Estamos en el comienzo de una extinción masiva, y de lo único que se puede hablar es de dinero y cuentos de hadas de crecimiento económico eterno”.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR