Italia registró la temperatura más alta jamás medida en Europa: 48,8 °C

La ola de calor sin precedentes en el Mediterráneo desencadenó devastadores incendios en el sur del país. La mayor parte de España también se encuentra en alerta por las temperaturas

TE PUEDE INTERESAR