El derretimiento extremo que Groenlandia atravesó en 2012 redujo su capacidad para almacenar agua de deshielo

Los autores de un nuevo estudio dijeron que el episodio evidencia cómo eventos climáticos únicos o raros podrían tener un impacto duradero en los espacios congelados de la Tierra y un efecto dominó en los niveles globales del mar

Una célebre imagen que disparó las máximas alertas por el cambio climático en Groenlandia (Steffen M. Olsen/Twitter)
Una célebre imagen que disparó las máximas alertas por el cambio climático en Groenlandia (Steffen M. Olsen/Twitter)

El gran derretimiento de la capa de hielo de Groenlandia, causado por temperaturas inusualmente altas en 2012, tuvo un impacto duradero en su capacidad para absorber y almacenar agua de deshielo en el futuro, mostró una nueva investigación publicada el martes.

Los autores de la investigación dijeron que el hecho evidencia cómo los eventos climáticos únicos o raros podrían tener un impacto duradero en los espacios congelados de la Tierra y un efecto dominó en los niveles globales del mar.

En el verano de 2012, gran parte del Ártico se vio sofocado por una rara ola de calor que reveló lagos azules a través de la capa de hielo previamente congelada de Groenlandia.

Trozos de hielo flotan dentro de piscinas de agua de deshielo en la cima del glaciar Helheim cerca de Tasiilaq, Groenlandia, 19 de junio de 2018. (REUTERS / Lucas Jackson / Foto de archivo)
Trozos de hielo flotan dentro de piscinas de agua de deshielo en la cima del glaciar Helheim cerca de Tasiilaq, Groenlandia, 19 de junio de 2018. (REUTERS / Lucas Jackson / Foto de archivo)

Utilizando técnicas avanzadas de modelado, un equipo de investigadores en los Estados Unidos volvió a analizar los datos de radar recopilados por los vuelos de la Operación IceBridge de la NASA entre 2012 y 2017 para interpretar el derretimiento cerca de la superficie de la capa de hielo.

Las regiones de la capa de hielo que no han sufrido un derretimiento extremo pueden almacenar agua de deshielo a lo largo de sus 50 metros superiores aproximadamente, evitando que fluya hacia el océano.

Pero el equipo descubrió que el derretimiento en 2012 se había vuelto a congelar en una capa de hielo resbaladizo, creando condiciones que pueden acelerar su movimiento y enviar trozos al océano.

En algunas partes de la capa de hielo de Groenlandia, el equipo descubrió que la capa de fusión había reducido su capacidad de almacenamiento a solo cinco metros.

“Cuando tienes estos años extremos y únicos de derretimiento, no solo se agrega más a la contribución de Groenlandia al aumento del nivel del mar en ese año”, dijo el autor principal del estudio, Riley Culberg, de la Universidad de Stanford. “También está creando estos cambios estructurales persistentes en la propia capa de hielo”.

“Cambios estructurales”

La capa de hielo de Groenlandia ha experimentado cinco temporadas de derretimiento sin precedentes desde el año 2000, la más reciente en 2019.

Los datos satelitales de 2021 mostraron que en el transcurso de unos pocos días de julio, hasta el 97 por ciento de la superficie de la capa de hielo se había derretido.

Una imagen combinada muestra imágenes de satélite de la desintegración del glaciar Spalte entre 2013 y 2020. (EU Copernicus y GEUS/REUTERS)
Una imagen combinada muestra imágenes de satélite de la desintegración del glaciar Spalte entre 2013 y 2020. (EU Copernicus y GEUS/REUTERS)

Y con los polos calentándose significativamente más rápido que el resto del planeta, se prevé que un clima cálido más extremo y regular sobre el Ártico aumente los eventos de deshielo de Groenlandia.

“Normalmente diríamos que la capa de hielo simplemente se encoge de hombros ante el clima; las capas de hielo tienden a ser grandes, tranquilas y lentas”, dijo Dustin Schroeder, profesor asistente de geofísica en la Escuela de Ciencias de la Tierra, Energía y Medio Ambiente de Stanford.

“Este es realmente uno de los primeros casos en los que se puede decir, sorprendentemente de alguna manera, que estas capas de hielo lentas y tranquilas se preocupan mucho por un solo evento extremo en un año particularmente cálido”.

La capa de hielo de Groenlandia contiene suficiente agua congelada para elevar el nivel del mar global en unos seis metros y, junto con las vastas plataformas de hielo de la Antártida, se encuentra entre los elementos más complejos de tener en cuenta en los modelos climáticos.

Los autores del estudio, publicado en la revista Nature Communications, podrían contener lecciones aplicables a la Antártida a medida que el continente experimenta temperaturas más altas.

“El evento de derretimiento en 2012 está impactando la forma en que la capa de hielo responde al derretimiento de la superficie incluso ahora”, dijo Culberg.

“Estos cambios estructurales significan que la forma en que la capa de hielo responde al derretimiento de la superficie se verá afectada a más largo plazo”.

(Con información de AFP)

SEGUIR LEYENDO: