Los secretos de Ashley Judd: abusada de niña, el día que encontró a su famosa madre muerta de un disparo y su amor por un piloto de carreras

La estrella de Hollywood es una sobreviviente de la industria y de su particular familia, que le escondió secretos por años

 Los secretos de Ashley Judd (Reuters)
Los secretos de Ashley Judd (Reuters)

Ashley Judd, californiana, 54 años, lleva 30 protagonizando películas como “Doble riesgo”, “Besos que matan”, “Alguien como tú”, y “Crimen en primer grado”. La actriz nominada al Globo de Oro creció en el seno de una familia célebre por su legado en la música country. En los últimos años, la también activista ha pasado por duros momentos.

En febrero del año pasado, sufrió graves lesiones por una caída mientras viajaba por la selva tropical. Estuvo cinco meses sin caminar. Una recuperación que mostró en sus redes. Meses más tarde, las hermanas Judd vivían una tragedia familiar.

La estrella de Hollywood siempre ha sido honesta sobre su traumático pasado y los abusos que sufrió siendo una niña así como en sus inicios en la industria.

Abusada de niña

Ashley Judd reveló en sus memorias que sufrió abusos sexuales de niña
Ashley Judd reveló en sus memorias que sufrió abusos sexuales de niña

Ashley Judd es una de las actrices más exitosas de Hollywood. Pero en su mejor momento, en algún lugar interior, estaba luchando contra sus propios demonios, rechazando los recuerdos que fueron el resultado de una infancia traumática que la actriz reveló en detalle a la revista Glamour en 2006.

Judd había salido recientemente de una estadía de 47 días en el Centro de Tratamiento Shades of Hope en Texas, donde también se había hospedado su famosa hermana, Wynonna. Fue en una visita a ella cuando Ashley se dio cuenta de que era hora de enfrentar su propio pasado y finalmente reconocer sus emociones.

Necesitaba ayuda. Tenía mucho dolor”, reconoció. Y afirmó que sus adicciones no eran químicas; eran conductuales. Mecanismos de afrontamiento que desarrolló a una edad temprana. Mirando hacia atrás, Judd dijo: “No solo estuve mucho tiempo sola, estaba realmente sola. Estaba clínicamente deprimida a la edad de ocho años”.

Judd, cuyo nombre de nacimiento es Ashley Tyler Ciminella, es media hermana de la cantante Wynonna Judd e hija de la superestrella del country Naomi Judd. Su vida hogareña fue algo inestable, la actriz pasó por 13 escuelas diferentes antes de cumplir los 18 años.

Durante el tiempo que estuvo bajo tratamiento, aprendió que ignorar cómo se sentía no era bueno para su salud mental y que necesitaba permitirse sentir cosas. Cuando le preguntaron cómo se sentía ahora, ella respondió: “Es muy simple: era infeliz y ahora soy feliz”.

En sus memorias que publicó en 2011, “All That Is Bitter & Sweet”, la actriz compartió que fue abusada sexualmente siendo niña por varios hombres, incluido un miembro de la familia, y que creció en un entorno donde el uso de drogas era algo habitual.

“Un hombre mayor al que todos conocíamos en la familia me llevó a una esquina oscura y vacía de una pizzería y me ofreció una moneda de 25 centavos para jugar a las ‘maquinitas’ si me sentaba en su regazo”, relató. “Abrió sus brazos, yo me senté sobre él y me sorprendió cuando, de repente, me abrazó y me empezó a manosear y a restregar su boca contra la mía, metiéndome la lengua en la boca”. La aterradora experiencia empeoró cuando acudió a su familia a informar lo que había sucedido y no le creyeron.

Asimismo contó las mentiras familiares con las que creció siendo una niña.

“Mi madre, mientras se transformaba en la leyenda del country Naomi Judd, creó un mito sobre los orígenes de los Judd que no concordaba con mi realidad. Tanto ella como mi hermana (Wynonna) han dicho en ocasiones que nuestra familia era divertida a pesar de ser disfuncional. Yo me preguntaba quién se lo estaba pasando bien. ¿Qué me estaba perdiendo?”, escribió la actriz en el libro.

Además, reveló que su madre le hizo creer a su padre, Michael Ciminella, que también Wynnona era fruto de la relación entre ambos, cuando en realidad era hija de otro hombre, Charlie Jordan, que no quiso saber nada de ella cuando supo que Naomi estaba embarazada.

Sus padres se divorciaron y Naomi trajo a casa a un hombre que, en palabras de la actriz, era “un abusador adicto por completo a la heroína y con un pasado criminal”.

“Me enseñaron que ese estilo de vida era el normal, y me educaron de forma que no podía cuestionarlo ni quejarme al respecto”, afirmó la intérprete.

Ashley Judd con su madre Naomi Judd en 2013 (Reuters)
Ashley Judd con su madre Naomi Judd en 2013 (Reuters)

Cuando estalló el escándalo en Hollywood y aparecieron las primeras denuncias contra Harvey Weinstein, dando origen a los movimientos #MeToo y Time’s Up , la actriz fue una de las primeras famosas que lo acusó públicamente y luego la siguieron más de 60 mujeres de la industria que sufrieron acoso sexual por parte del entonces poderoso productor, que hoy cumple una condena de 23 años a prisión por varios delitos sexuales.

“La grandeza de este momento es que finalmente el mundo pudo escuchar. Me importa un carajo lo que me cueste”, sentenció la actriz.

Judd guardó silencio sobre el abuso a manos de Weinstein, pero rompió ese silencio cuando los periodistas del New York Times, Jodi Kantor y Megan Twohey, la entrevistaron a ella y a otras celebridades sobre las horribles experiencias que soportaron con Weinstein.

En 1997, la actriz de películas estuvo sola en una habitación de hotel con Weinstein en Beverly Hills. Había estado rodando todo el día y que el productor la llamó para que se acerque a su hotel, pero el conserje la hizo pasar a la habitación, no a una zona pública en donde ella pensaba que se reunirían.

En la habitación, Weinstein apareció con una bata de baño. Judd relató que él le preguntó si lo vería tomarse un baño y que hubo varias instancias de contacto no deseado como un masaje de hombros ante las constantes negativas de ella. Inmediatamente empezó a buscar la manera de poder escapar de la habitación. ¿Cómo puedo salir tan rápido como sea posible de este cuarto sin enemistarme con Harvey Weinstein?”, recordó Judd que se preguntó a sí misma en ese momento.

Lo primero que se le ocurrió decirle para irse fue que le daría el masaje “cuando gane un Oscar”, a lo que él respondió: “Claro, cuando seas nominada”. “No. Cuando gane un Oscar”, le retrucó ella. La actriz explicó que eso fue lo único que se le ocurrió decir para salir rápido de la habitación de ese hombre poderoso.

Un par de años después se cruzaron en una cena y el productor volvió a insinuarse hablando de “ese pequeño acuerdo que hicimos” y le dijo que “estaba buscando material” para ella. Pero en esa oportunidad, la actriz fue más tajante, lo enfrentó y Weinstein le contestó: “´Bueno… creo que te voy a dejar afuera de ese acuerdo´, a lo que yo le contesté: ´Más te vale que lo hagas Harvey, más te vale´. Desde ese día Harvey escupió mi nombre”, relató. Luego ella hizo dos filmes para su estudio, pero él nunca estuvo en el set.

Una trágica muerte en la familia

Ashley Judd y su madre Naomi Judd en la premiere de "Twisted" en 2004 (Getty Images)
Ashley Judd y su madre Naomi Judd en la premiere de "Twisted" en 2004 (Getty Images)

Judd brindó una honesta entrevista al programa Good Morning America, en la que compartió con la periodista Diane Sawyer detalles desgarradores sobre la muerte de su madre, la leyenda del country Naomi Judd, quien falleció el último 30 de abril, a los 76 años.

Judd, con mucho dolor, contó que consensuó con su familia explayarse sobre lo sucedido. Menos de dos semanas después, la actriz compartiría con el mundo que su madre se suicidó de un disparo con un arma de fuego y fue ella quien la encontró sin vida. Visiblemente conmovida al recordar el hecho, confirmó así que Naomi se quitó la vida luego de una larga batalla contra la depresión.

“Usó un arma de fuego, así que esa es la información que nos resulta muy incómodo compartir”, dijo y añadió: “Subí para avisarle que su amiga había llegado y la descubrí. Tengo dolor y trauma por el descubrimiento”.

Judd explicó que su familia le pidió que fuera ella la que comparta detalles sobre el suicidio de su mamá a los 76 años para arrojar luz sobre la salud mental.

La muerta de Naomi Judd, parte del famoso dúo The Judds, la comunicó la propia Ashley en sus redes sociales. “Las hermanas sufrimos una tragedia”, informó la actriz en Instagram en un mensaje en el que incluyó a Wynonna . “Perdimos a nuestra hermosa madre por una enfermedad mental. Estamos destrozadas”, escribió.

En 2016, Naomi había compartido que batallaba contra cuadros de depresión y ansiedad desde que ella y Wynonna dejaron de hacer giras como The Judds en 2011. “Los fanáticos me ven con piedras preciosas, con brillo en mi cabello, eso es realmente lo que soy”, aclaró en esa oportunidad. “Pero luego volvía a casa y no salía de la casa durante tres semanas, no me quitaba el pijama y no me higienizaba. Fue realmente malo”.

Naomi y Wynonna estuvieron 14 veces en la cima de la lista de canciones más escuchadas de los Estados Unidos, con hits como “Mama He’s Crazy”, “Why Not Me”, “Girls Night Out”, “Rockin’ With the Rhythm of the Rain” y “Grandpa”. El dúo se disolvió en 1991.

El desconsolado llanto de Ashley Judd: su madre entró al Salón de la Fama de la música country un día después de morir (Photo by Terry Wyatt/Getty Images for Country Music Hall of Fame and Museum)
El desconsolado llanto de Ashley Judd: su madre entró al Salón de la Fama de la música country un día después de morir (Photo by Terry Wyatt/Getty Images for Country Music Hall of Fame and Museum)

Un momento muy agridulce vivieron Ashley y Wynonna cuando debieron asistir, un día después de la muerte de su madre, al tributo que se le realizó a la cantante, quien ingresó al famoso Salón de la Fama de la Música Country por haber sido parte del dúo The Judds.

El evento, que estaba planeado como una celebración de la carrera de Naomi, se convirtió en un homenaje póstumo donde la actriz no pudo evitar llorar mientras su mamá era reconocida en Nashville. Las hermanas aparecieron en el escenario en la entrega de premios y la actriz tomó la palabra sin poder evitar quebrarse.

“Mi mamá los amaba tanto”, dijo a la audiencia. “Lamento que no haya podido aguantar hasta hoy”, agregó. Judd destacó el amor que Naomi tenía para con su público y el amor que le devolvían: “Su estima y respeto por ella realmente penetraron en su corazón”, aseguró. “Fue ese afecto lo que la mantuvo en pie en los últimos años”, expresó, muy agradecida.

Su gran amor

El ex piloto de automovilismo británico Dario Franchitti y Ashley Judd en los Emmys (Photo by Barry King/FilmMagic)
El ex piloto de automovilismo británico Dario Franchitti y Ashley Judd en los Emmys (Photo by Barry King/FilmMagic)

Cuando Ashley Judd se hizo famosa, se la vinculó sentimentalmente con hombres como Michael Bolton, Matthew McConaughy y Lyle Lovett. Pero no fue un protagonista o un cantante quien finalmente ganó su corazón. Judd, que estaba creciendo aún más con películas como “Double Jeopardy” y “Where the Heart Is”, conoció al piloto de carreras Dario Franchitti en la boda de la estrella de “Beverly Hills 90210″ Jason Priestley.

Se casaron en 2001 después de dos años de noviazgo en la tierra natal de Franchitti, Escocia. Se dijo que la boda, en la ciudad escocesa de Durnoch, se celebraría en el mismo castillo en el que Madonna se casó con Guy Ritchie. También se informó que Gwyneth Paltrow, Sandra Bullock, Edward Norton, Michael Douglas y su esposa Catherine Zeta-Jones estuvieron entre los 300 invitados. Aunque mantuvieron su vida matrimonial lo más hermética posible, Franchitti acompañaba a su esposa en las alfombras rojas, y ella lo apoyaba entre bastidores en las carreras.

En 2013, la pareja se divorció tras más de una década juntos, tan en privado como se habían casado. “Hemos decidido de mutuo acuerdo terminar nuestro matrimonio. Siempre seremos familia y continuaremos apreciando nuestra relación basada en el amor especial, la integridad y el respeto que siempre no hemos tenido”, dijeron en un comunicado a la revista People. Ese mismo año, el tres veces ganador de las 500 Millas de Indianápolis se retiró del automovilismo por consejo médico después de haber sufrido múltiples lesiones en un terrible accidente en el Gran Premio de Houston.

En 2014, Judd habló sobre su matrimonio y su ex marido: “Él siempre será mi amor”.

La actriz no tiene hijos, pero eso es exactamente como siempre lo había planeado. En sus memorias de 2011, la actriz habló sobre saber desde los 18 años que su destino no era la maternidad. “No necesito hacer ‘mis propios’ bebés cuando hay tantos niños huérfanos o abandonados que necesitan amor, atención, tiempo y cuidados”, confesó.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR