El día que Mauricio Garcés lanzó a José José como la próxima gran voz de México

Esta fue la primera vez que José José canto “La nave del olvido” en televisión

A principios de los años setenta Mauricio Garcés incursionó en la televisión con su programa La hora de Mauricio Garcés, y en un episodio tuvo de invitado a un cantante joven, en sus palabras lo describió de esta manera: “señoras y señores, pronosticamos que va a ser una de las grandes voces de México, José José”.

En el video se puede apreciar al Príncipe de la canción a una edad muy joven, interpretando el tema La nave del olvido, el cual lo volvió famoso a nivel internacional. Su presentación la realizó en un escenario giratorio, y al momento de concluir la pista con esa gran voz que lo destacó en el mundo de la música, recibió los aplausos del público. La canción escrita por Dino Ramos y sumando los grandes éxitos del segundo álbum, José obtuvo un disco de oro y otro de platino por sus numerosas ventas que llegaron hasta 5 millones de copias.

Fue la primera interpretación en vivo de la canción "La Nave del Olvido" (foto: captura de pantalla Youtube/radio33mx)
Fue la primera interpretación en vivo de la canción "La Nave del Olvido" (foto: captura de pantalla Youtube/radio33mx)

Mauricio Férez Yázbek, nacido en Tampico pero de origen libanés, fue un actor que tuvo popularidad por su representación satírica del galán seductor maduro de la alta sociedad, Garcés no buscaba ser un galán como Pedro Infante, Julio Alemán u otros actores, él solamente hacía comedia del rol del galán de cine.

En la infancia de Mauricio en la Ciudad de México su familia conoció y fue vecina del actor y empresario Antonio Badú quien también tenía raíces libanesas y en el futuro sería el padrino artístico de Pedro Infante, tanto Mauricio como Badú fueron amigos desde esa época del futuro periodista Jacobo Zabludovsky.

Interpretó el papel de doctor en "La Muerte Enamorada" (foto: captura de pantalla Youtube/Historias del Cine Mexicano)
Interpretó el papel de doctor en "La Muerte Enamorada" (foto: captura de pantalla Youtube/Historias del Cine Mexicano)

Su incursión en el cine mexicano empezó a los 24 años gracias a su tío fotógrafo Tufic Yazbek quien le dio la oportunidad de tener un papel en la película La muerte enamorada en 1950. Mauricio tomó el apellido Garcés del personaje que interpretó, pues según el actor, pensó que la letra “g” podría traerle buena suerte, ya que varios de los artistas que él admiraba tenían esta letra en sus nombres, tales como Clark Gable, Gary Cooper y Cary Grant.

Los primeros papeles de Yazbek fueron en el género dramático y en películas de suspenso, fue mucho después que desarrolló el arquetipo de galán seductor, representándolo en su personaje en la película Don Juan 67, producción filmada por la productora Angélica Ortiz, madre de La novia de México Angélica María.

Garcés es recordado por sus papeles de galán seductor (foto: captura de pantalla Youtube/Historias del Cine Mexicano)
Garcés es recordado por sus papeles de galán seductor (foto: captura de pantalla Youtube/Historias del Cine Mexicano)

Las películas donde destacó este alter-ego fueron: El matrimonio es como el demonio, Click, Fotógrafo de modelos, El criado malcriado, Departamento de soltero, Fray Don Juan y Modisto de señoras, varias de estas cintas las rodó junto a Luis Manuel Pelayo y participaron grandes mujeres como Maura Monti, Silvia Pinal, Zulma Faiad, Elsa Aguirre, Rossy Mendoza, entre otras.

Contrario a la imagen que demostraba en sus películas, Garcés era una persona tímida y retraída a pesar de que coqueteó con actrices como Silvia Pinal, incluso una vez le preguntaron la razón por la cual nunca se casó si “sabía mucho de mujeres”, y su respuesta fue: “precisamente por eso, porque sé demasiado”, otra de sus respuestas eran: “si no lo hice antes, ahora menos. Soltero hasta la muerte”.

Mauricio murió soltero y sin hijos (foto: captura de pantalla Youtube/Historias del Cine Mexicano)
Mauricio murió soltero y sin hijos (foto: captura de pantalla Youtube/Historias del Cine Mexicano)

En la década de los 80, la salud de Mauricio se fue deteriorando por su adicción al tabaco, además el gran galán del cine tenía una afición desmedida por las apuestas y los juegos de azar, lo cual le hizo perder muchísimo dinero, y cuando estuvo enfermo de enfisema pulmonar fue casi imposible costear el tratamiento para su enfermedad, provocando que el 27 de febrero de 1989 fuera encontrado sin vida en su recámara. Pasó sus últimas semanas ciego del ojo izquierdo debido a una cirugía de la cual no se recuperaba y casi sin voz.

SEGUIR LEYENDO: