La fortuna de Valentín Elizalde: quiénes fueron las herederas legítimas del Gallo de Oro

El cantante sonorense fue asesinado el 25 de noviembre 2006

Valentín Elizalde repartió su herencia (Foto: Cuartoscuro)
Valentín Elizalde repartió su herencia (Foto: Cuartoscuro)

Tras el asesinato de Valentín Elizalde, mejor conocido como “El Gallo de Oro”, en 2006, la herencia del famoso cantante de duranguense ha sido objeto de todo tipo de especulaciones e intrigas, tan es así que entre la familia cercana del artista, la disputa por los bienes y derechos de su imagen no han cesado.

No obstante, Marco Tulio Fernández, quien es el ex abogado del intérprete de “Vete ya”, mencionó para el programa de Ventaneando que la herencia del cantante fue para las tres hijas de Elizalde y añadió que ya todo fue repartido, hasta las joyas del artista.

“El día de homenaje a Valentín, creo que estaban las tres viudas, nos juntamos en un cuarto de hotel, llevaron un valuador. Creo que era uno o dos relojes y un gallo de oro con todo y cadena de oro, había que investigar regalías y bienes”, expresó para el show transmitido por TV Azteca.

Sin embargo, en fechas recientes se supo que Valeria y Gabriela Elizalde, hijas del cantante, pusieron en disputa la herencia de su padre, luego de que anunciaron que presentarán una demanda en contra de su abuela, Camila Valencia, por presuntamente impedirles el acceso a los bienes que dejó “El Gallo de Oro”.

Valentina busca justicia para su papá (ig: valentina_elizalde)
Valentina busca justicia para su papá (ig: valentina_elizalde)

Durante una entrevista con Sale el Sol, las hijas del intérprete de Vete ya, revelaron que la madre y albacea de Valentín cambió todas las propiedades del cantante a su nombre y que otros miembros de su familia han vendido algunos bienes del cantante a lo largo de los últimos años.

Además, Valeria y Gabriela Elizalde mostraron un documento que probaría que son las únicas propietarias de todo lo relacionado con el cantante, por lo que nadie más puede sacar provecho de la marca de Valentín Elizalde.

“Mi abuela doña Camila comentó en una entrevista que ella cambió todos los bienes y todas las propiedades de mi papá a su nombre, ya que hasta el día de hoy no nos han entregado absolutamente nada comenzó Gabriela. “También mis tíos han vendido bienes de mi papá. También le pedimos a Francisco que detenga la venta de la hacienda”, continuó Valeria.

Valeria Elizalde, producto de la relación entre “El Gallo de Oro” y Vianey Durán, y Gabriela Elizalde, hija de la primera esposa de Valentín, aseguraron que han roto cualquier contacto y perdido cualquier relación con la familia de su padre porque Doña Camila se ensañó en intentar separarlas y ponerlas a la una en contra de la otra.

Tulio Fernández remarcó para el programa de Pati Chapoy que la demanda que buscando interponer las hijas de Valentín a su abuela, carece de elementos para proceder (Foto: Moisés Pablo/Cuartoscuro)
Tulio Fernández remarcó para el programa de Pati Chapoy que la demanda que buscando interponer las hijas de Valentín a su abuela, carece de elementos para proceder (Foto: Moisés Pablo/Cuartoscuro)

“Yo en su momento le agradecí a mi abuela que me abrió las casas de mi papá, y estuve con ellos. Ellos me pidieron que firmara un papel, al cual no accedí. Hubo unos detalles con su actitud”, contó Valeria , quien también narró que su abuela la corrió de su hogar en cuanto se negó a poner su nombre en unos papeles.

“No tenemos acceso nosotras a la capilla de nuestro padre. Siempre tenemos que pedirle permiso a Doña Camila”, concluyó. Además, las hijas del “Gallo de Oro”, argumentaron que ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), ellas son las dueñas de cualquier producto relacionado con el nombre de su progenitor.

Respecto a esto, el abogado Tulio Fernández remarcó para el programa de Pati Chapoy que la demanda que buscando interponer las hijas de Valentín a su abuela carece de elementos para proceder, ya que desde el momento en que todo fue repartido, los bienes estaban a nombre de Camila.

“No había nada, había seguros de vida y esos los cobró Azucena aparte, eran para cada una de ellas. Las regalías fueron como entre 18 y 20 millones de pesos, los bienes y el rancho estaban nombre de la señora Camila por lo tanto no podíamos pelear ese bien, una casa en Bugambilias igual a nombre de ella, otra casa a nombre de un señor Mario, había un rancho a nombre de Camila”, dijo.

SEGUIR LEYENDO: