Temor en la familia de Biby Gaytán y Capetillo: una de sus hijas sufrió accidente y terminó en urgencias

La influencer de 22 años se mudó a Madrid por motivos de trabajo, pero este no ha sido el único problema que ha tenido desde que cambió de hogar

La influencer de 22 años reveló que tuvo un accidente en Madrid que la llevó al hospital (Foto: Instagram @alecapetilloga)
La influencer de 22 años reveló que tuvo un accidente en Madrid que la llevó al hospital (Foto: Instagram @alecapetilloga)

Alejandra Capetillo, influencer con más de 400 mil seguidores en Instagram, ha dado de qué hablar desde principios de año. Fue por entonces que la hija de Biby Gaytán y Eduardo Capetillo tuvo que dejar las tierras mexicanas para ir a España por motivos de trabajo; sin embargo, apenas llegó al país europeo cuando supo que había dado positivo a Covid-19.

Cuando supo la noticia, Alejandra tardó un par de días en volver a redes sociales para explicar a sus fans qué ocurrió y cómo estaba afrontando el encierro. Así, explicó que “Gracias a Dios lo estoy pasando como si fuera una gripa. Estoy congestionada y pues me duele la garganta, pero dentro de todo la verdad estoy perfecta”.

Lo más que le afectó fue el encierro que debió mantener hasta que salió negativo en sus pruebas posteriores. La influencer misma se ha reconocido como una persona bastante “hiperactiva” que necesita salir y hacer cosas para mantener la cabeza ocupada.

Fue con esta foto que Ale Capetillo decidió afrontar de manera positiva su contagio desde el encierro (Foto: Instagram @alecapetilloga)
Fue con esta foto que Ale Capetillo decidió afrontar de manera positiva su contagio desde el encierro (Foto: Instagram @alecapetilloga)

Aunque salió bien librada de su contagio, ahora ha encendido las alarmas de nuevo. Y es que Ale volvió a hacer uso de redes para informar que tuvo un accidente en las calles de Madrid mientras caminaba. Esto lo contó en historias de Instagram donde, entre otras cosas, compartió que tuvo que ir a la sala de urgencias a un hospital de la ciudad.

Según relató la hija de Eduardo Capetillo, caminaba metida en sus asuntos cuando se tropezó y cayó sobre uno de sus pies. A pesar de lo aparatoso que quizá fue aquel accidente, la actriz prefirió no pedir ayuda por vergüenza:

“Venía con mucha prisa, en mi mundo, caminando muy rápido y en una de esas se me torció el pie. No sólo se me torció, sino que todo mi peso se fue a mi pie torcido”, explicó. “Fue de esas veces que sientes que algo se estiró y algo no está bien con tu pie. (...) Dije ‘No. Sigue caminando y actúa normal’, porque había gente y me dio pena”.

Alejandra confesó que no pidió ayuda con su lesión porque le daba pena que hubiera gente en la calle viéndola (IG: alecapetilloga)
Alejandra confesó que no pidió ayuda con su lesión porque le daba pena que hubiera gente en la calle viéndola (IG: alecapetilloga)

Luego de ello siguió su camino ignorando por completo que sentía un dolor intenso en la zona afectada. Incluso para ese momento consideraba que no había sido nada grave, pero, una vez que se revisó con cuidado en su departamento, se dio cuenta de que no era así: “Me checo el pie y tengo una bola. No es mi hueso (...). Es algo fuera de lo normal y me duele cada vez que lo muevo”.

Posteriormente hizo un segundo reporte sobre el estado de su pie luego de horas de no haberlo atendido. Al parecer siguió teniendo malestar a la hora de caminar, pero quiso pensar que seguía sin ser grave porque no le dolía tanto:

“La verdad sí incrementó un poco más el dolor durante el día. Ahorita estoy caminando y siento que ya me acostumbré al dolor o tal vez no lo estoy pensando. Lo que pasa es que cuando lo dejo en una posición y lo vuelvo a mover, ahí es cuando me duele. Pero cuando estoy caminando así sí siento incómodo, no es un paseo en las nubes... pero, o sea... no me duele mal”.

Dijo que no quiso quedarse a esperar dos horas a que le revisaran el pie (Foto: Instagram @alecapetilloga)
Dijo que no quiso quedarse a esperar dos horas a que le revisaran el pie (Foto: Instagram @alecapetilloga)

No fue hasta mucho después que Ale, por fin, decidió que debía acudir a un hospital para saber qué pasaba con su lesión: “Justamente porque sí me empezó a doler más fuerte durante el día dije ‘Ya tómatelo en serio’. Me fui a urgencias”.

El problema es que la influencer terminó por no dejarse atender debido al tiempo de espera que debía tener antes de que un médico pudiera revisarla. “Eran como dos horas de espera y entonces dije ‘No, no hay forma’. Ya veré si voy mañana. Está fatal que esté caminando, ya sé, pero les juro que así es como me duele menos”.

Por le momento no hay reportes de que haya ido a un médico de nuevo o que haya mantenido los cuidados apropiados para su lesión. De hecho, en algunas de sus historias más recientes ha compartido varias capturas de sus seguidores donde le piden constantemente que vaya a revisarse o que mantenga reposo.

SEGUIR LEYENDO: