Alejandra Capetillo, hija de Biby Gaitán y Eduardo Capetillo, dio positivo a COVID-19 tras haber llegado a Madrid

La influencer compartió la noticia en redes sociales

Alejandra Capetillo Gaytán confirmó que tiene COVID-19 (Captura YouTube Canal Pau y Ale Capetillo)
Alejandra Capetillo Gaytán confirmó que tiene COVID-19 (Captura YouTube Canal Pau y Ale Capetillo)

Alejandra Capetillo Gaytán, hija de Biby Gaytán y Eduardo Capetillo confirmó que tiene COVID-19, a poco más de una semana de haber llegado a Madrid.

Después de que a finales del año pasado la influencer haya terminado en una sala de emergencias en la Ciudad de México, debido a que pensaba que se había contagiado, la  joven confirmó que esta vez el contagio es real. A través de su cuenta de Instagram, Alejandra expresó que su prueba más reciente había arrojado un resultado positivo, y enlistó los síntomas que ha padecido.

“Vengo con la noticia de que di positiva en Covid-19. Gracias a Dios me siento dentro de todo bien, siento como una gripe, me duela la garganta, los músculos”, declaró.

Aunque los síntomas son leves, la influencer de 21 años entonces pidió ayuda de sus seguidores para que le dieran recomendaciones de cosas qué hacer para entretenerse durante el tiempo que estará aislada.

Vengo a pedirles su ayuda a gente que haya pasado por esto, ¿cómo lo pasó?, ¿cómo no pasarla tan mal? Recomendaciones de series, de películas”, comentó.

La influencer compartió también que cuando se enteró de su resultado positivo, se espantó mucho, pues se encuentra a un continente de distancia de su familia.

La joven pidió recomendaciones de cómo manejar el confinamiento (IG: alecapetilloga)
La joven pidió recomendaciones de cómo manejar el confinamiento (IG: alecapetilloga)

“Me van a ver mucho por aquí contándoles cómo voy en estos días que voy a estar aislada.

La verdad ayer cuando me dieron los resultados de que di positiva, me entró como un breakdown (ataque de nervios) porque estoy tan lejos de mi familia y justamente me dio el bicho”, confesó.

Alejandra explicó que de haber estado en su hogar, sus papás la hubieran consentido mucho, y le hubieran ayudado a sentirse mucho mejor.

Normalmente cuando me enfermo estoy con mi familia, me están apapachando, mi mamá y mi papá. Y pues ahorita estoy aquí tan lejos y súper aislada, y sí me entró el breakdown de quiero estar con mi familia. Pero pues ni modo, estoy lejos, me tocó lejos, pero a pasarlo. Y pues ya me van a pasar sus recomendaciones y yo estaré al tanto y les estaré contando qué tal me va”, agregó.

Después de las historias, Alejandra compartió una fotografía de ella con su padre y su hermana, Ana Paula y expresó que los extrañaba. Además, compartió un video en donde se muestra cocinando y comentó que con el encierro tendrá tiempo de sobra para poder aprender a cocinar.

Meses de sustos

En diciembre pasado la familia de artistas pasó por momentos de angustia debido a una sospecha de COVID-19. Alejandra terminó en urgencias en el hospital, pues presentaba síntomas de la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2.

Fue Ana Paula quien explicó, en el canal de YouTube que tiene con su hermana, lo que ocurrió.

En diciembre, la joven pensó que ya padecía de COVID-19 (IG: paucapetillog)
En diciembre, la joven pensó que ya padecía de COVID-19 (IG: paucapetillog)

“Ale acabó en urgencias en la madrugada… el doctor sí le mandó a hacer la prueba de Covid-19, además de los antibióticos y dijo: ‘no podemos descartar Covid, entonces que se haga la prueba de PCR, dijimos: ‘no, todos ya tenemos, nos vamos a morir…es Covid porque no hay otra explicación’”, expresó.

La familia comenzó a asustarse, pues los síntomas de Alejandra comenzaron de la noche a la mañana.

“Todo estaba perfecto, entonces en la noche me levanté y de la nada empecé a sentir un dolor súper fuerte en la espalda y en la panza, horrible, de que no me podía mover. Me quedé hecha bolita, pero me dolía la espalda y cuando me ponía normal de dolía la panza, así pasé toda la noche sin volverme a dormir, lo raro es que en la mañana ya me sentía bien, sí sentía incómodo pero bien”, detalló Alejandra.

Pero a la noche siguiente volvieron los malestares para Alejandra y el temor, por lo que su familia decidió llevarla de emergencia al hospital.

“Empecé a llorar (del dolor) y le dije a mi mamá, ‘me duele horrible, no me puedo ni parar’… paso a urgencias, me meten a un cuartito, me empiezan a hacer preguntas y mi papá contestaba por mi y de la nada, veo que traen una silla de ruedas, la batita y me meten a un cuarto para tomarme una tomografía. Yo sí estaba muy espantada, pasó lo peor por mi cabeza”, detalló.

Lo que le ocurrió a Alejandra permaneció como un misterio, ya que de pronto los malestares desaparecieron sin que se le hubiera diagnosticado algo en específico. Lo único que quedó demostrado es que no tenía coronavirus en ese entonces.

MÁS SOBRE ESTE TEMA