De “Gossip girl” a “Élite”: Lu y Blair comparten mucho más que el look

Los personajes de Danna Paola y Leighton Meester se han convertido en referentes de la moda y de un arquetipo de chica rica arrogante, pero no es eso lo único que tienen en común

Blair Waldorf y Lucrecia se han convertido en emblemas de la moda en historias con 11 años de diferencia (Twitter@exhalebassett/@PersonagTransei)
Blair Waldorf y Lucrecia se han convertido en emblemas de la moda en historias con 11 años de diferencia (Twitter@exhalebassett/@PersonagTransei)

Ambas disfrutan de demostrar su privilegiado estatus social, su belleza y su fascinación por la moda, pero lo que comparten Lucrecia Montesinos y Blair Waldorf va más allá de su estilo de vida.

Se trata de los personajes encarnados por Danna Paola y Leighton Messter en los seriales “Élite” y “Gossip Girl”, que aunque ocurren en tiempos y espacios diferentes, tienen mucho más en común de lo que se puede apreciar a simple vista.

Blair Waldorf es una socialité perteneciente a la aristocracia neoyorquina, nacida en la clase alta del Upper East Side de Manhattan, mientras que Lucrecia Montesinos es hija de un diplomático mexicano que llega a estudiar a Madrid, en el prestigioso instituto Las Encinas, donde se rodea de los hijos de los personajes más acaudalados de España.

Con una diferencia de 11 años: “Gossip girl” se comenzó a emitir en 2007 y “Élite” en 2018, ambas chicas representan un arquetipo social de los altos círculos en los que se desenvuelven, mientras que también lidian con los problemas propios de la adolescencia pero luciendo, obviamente, super chic.

El estilo, un lujo que no cualquiera puede darse

Tanto Lu como Blair portan lujosos outfits como símbolo de poder y sus prendas de diseñador les confieren la autoconfianza y la petulancia con las que se conducen por la vida, quizá cubriendo una necesidad psicológica más profunda. Moños, broches, tiaras, listones, diademas, pasadores, perlas y accesorios con brillantes para el pelo sobre un peinado sencillo son el toque principal de ambas chicas, un elemento que les da una connotación de royals al evocar una coronita de princesa.

Blair Waldorf lleva el uniforme de la Constance Billard School añadiendo su toque personal (Twitter@exhalebassett)
Blair Waldorf lleva el uniforme de la Constance Billard School añadiendo su toque personal (Twitter@exhalebassett)

Mientras Blair se luce en los eventos más exclusivos de Manhattan con prendas de Marc Jacobs, Marchesa, Oscar de la Renta, Ellie Sab, Valentino y Stella McCartney; Lu hace gala de sus exclusivos bolsos Chanel, y de otras firmas como el modelo Sicily en tono menta de Dolce & Gabanna, la Boy Bag también de Chanel o incluso, impulsando la moda mexicana con el vestido rojo de Pink Magnolia que Lu llevó en un capítulo de la primera temporada.

Fieles a su estilo, la mexicana y la estadounidense le dan a su uniforme escolar un plus que las distingue del resto de las estudiantes: como los lazos y abalorios en sus camisas blancas y las diademas con pedrería que son tan su sello.

Las diademas son el toque distintivo de Lucrecia Montesinos y de Blair Waldorf (Foto: Danna Paola)
Las diademas son el toque distintivo de Lucrecia Montesinos y de Blair Waldorf (Foto: Danna Paola)

En ambas series se les ha visto también salir del colegio como parte de la trama en otros entornos, donde también visten muy a la altura en eventos temáticos dándole su toque particular, como las galas de beneficencia o la famosa “fiesta al revés” de Lu.

Un dato interesante es que Danna Paola declaró que con su incursión en “Élite”, su intención era convertirse en un ícono de la moda, una especie de Carrie Bradshaw en chiquito, la protagonista de la saga “Sex and the city”, emblemática historia donde la moda juega un papel muy importante. Y resulta curioso que Eric Damon, fue el asesor de imagen de dicha serie, y también lo fue de Gossip girl, cerrando el círculo de inspiradoras referencias visuales para la chica mexicana.

Por otro lado, la imagen de Blair Waldorf se basó en Audrey Hepburn, la recordada diva del old Hollywood, llevando como emblema esa mezcla de ropa clásica “preppy” y sofisticada.

El estilo "princesita" es una caracterísitca de Blair Waldorf, mismo que retomó el personaje de Lu, pero esta vez añadiéndole minifaldas (Twitter@exhalebassett)
El estilo "princesita" es una caracterísitca de Blair Waldorf, mismo que retomó el personaje de Lu, pero esta vez añadiéndole minifaldas (Twitter@exhalebassett)

Chicas solitarias y manipuladoras

Planear complots, chantajear a sus compañeros y su pasión por la alta costura son constantes en la vida de estas dos socialités, además de poseer una personalidad capaz de manipular a su antojo a quien se le ponga en frente con tal de lograr sus objetivos, entre los que figuran mantenerse como la estudiante más brillante y más inteligente del colegio.

Tanto Las Encinas, como la Constance Billard School son los campos de acción de las dos jóvenes, donde luchan por mantener su estatus de la más popular, pero un rasgo positivo que también las define es su capacidad de dar todo por quienes aman, defendiendo siempre a sus amigos a pesar de la relación distante que sostienen con sus propias familias.

En “Gossip girl”, Blair se mantiene alejada de su papá, reemplazando su figura por la de su padrastro; mientras que en “Élite” Lu siempre fue la consentida, pero distante hija de la familia, pues su padre, un importante canciller mexicano, nunca estuvo en casa ni a su lado cuando le necesitó.

Danna Paola también impulsó la moda mexicana en la serie española (Captura de pantalla)
Danna Paola también impulsó la moda mexicana en la serie española (Captura de pantalla)

Otro punto en común con las protagonistas es que ambas se enamoran del “chico problema” del instituto, el estudiante que ve en las drogas y el sexo la salida a sus problemas, un patrón que tanto Chuck Bass como Valerio Montesinos, siguen al pie de la letra.

Danna Paola y Leighton Meester comenzaron sus respectivas carreras como actrices y cantantes siendo tan solo unas niñas y han crecido ante los ojos de su público, por lo que su relación con el glamour y los reflectores no es reciente.

Con la llegada de Lucrecia Montesinos a Nueva York, como lo vimos al final de la tercera temporada de “Élite", queda abierta en la imaginación la posibilidad de que se encuentre en “la gran manzana” con una chica que bien podría ser su reflejo: Blair Waldorf, o hasta con la mismísima columnista editorial que inspiró a ambas, Carrie Bradshaw.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: