Miley Cyrus es conocida por su constante apoyo a los reclamos feministas. Y el martes, a través de su cuenta de Instagram, la cantante compartió una serie de publicaciones para reafirmar su postura a favor del aborto.

En colaboración con el diseñador Marc Jacobs, la artista de 26 años publicó fotos de la campaña "Don´t fuck with my freedom".

Cyrus publicó una fotografía suya lamiendo una torta con la inscripción: "Abortion is healthcare" ("Aborto es salud pública"). ​​La imagen generó todo tipo de comentarios y forma parte de una campaña para juntar fondos a beneficio de la organización Planned Parenthood, que defiende el derecho a la interrupción del embarazo.

La estrella también promocionó con Marc Jacobs una sudadera de edición limitada en color rosa en la que aparece una imagen de la cantante tapando sus pechos con dos mitades de un pomelo. En este caso, el mensaje es "No jodas con mi libertad", reivindicando que todas las mujeres son dueñas de su cuerpo y nadie debe decidir por ellas.

La sudadera cuesta 180 dólares y su venta se inscribe en la actividad benéfica para Happy Hippie Foundation, la asociación creada por la propia Cyrus en 2014, y cuyo fin es luchar por las injusticias, centrándose en la falta de vivienda y los derechos LGBTQ.

Lo recaudado se destinará a Planned Parenthood, una organización sin ánimo de lucro que provee servicios de salud sexual reproductiva, abortos y planificación.

La sudadera cuesta USD 180
La sudadera cuesta USD 180

La cantante se une así a estrellas como Lady Gaga, Rihanna y Milla Jovovich, entre otras, que han dejado en claro su postura a favor del aborto.

La campaña de Cyrus se da en medio de una ola antiaborto en EEUU. Hasta ahora, Georgia, Ohio, Mississippi, Kentucky, Iowa y Dakota del Norte han aprobado medidas que prohíben el aborto apenas se puede escuchar el "latido del corazón" (algo que ocurre a las seis semanas de gestación), y otros estados, como Florida y Texas, están considerando leyes parecidas.

Todas esas modificaciones han sido bloqueadas por un juez o serán llevadas a tribunales, pero los republicanos y activistas antiaborto esperan que medidas como esta precipiten batallas legales que con el tiempo llegarán a la Corte Suprema de Justicia, cuya composición tiene ahora una mayoría conservadora, tras el nombramiento de dos jueces propuestos por Donald Trump.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: