El vocalista de Maná está en contra del Tren Maya por su impacto al medio ambiente en la península de Yucatán (Foto: Instagram)
El vocalista de Maná está en contra del Tren Maya por su impacto al medio ambiente en la península de Yucatán (Foto: Instagram)

Un concierto del grupo Maná en Cancún ante 4.000 asistentes se convirtió en el escenario elegido para que el vocalista Fher Olvera alzara la voz en contra de una de las promesas de campaña más importantes del presidente de México Andrés Manuel López Obrador.

El cantante habló en contra de la construcción del Tren Maya, megaproyecto con el que la nueva administración planea conectar cinco estados del sureste mexicano: Chiapas, Campeche, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo.

El proyecto del Tren Maya contempla recorrer zonas de selva, la orilla del Golfo de México y el caribe en los estados de Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco, Yucatán (Foto: LopezObrador.org.mx)
El proyecto del Tren Maya contempla recorrer zonas de selva, la orilla del Golfo de México y el caribe en los estados de Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco, Yucatán (Foto: LopezObrador.org.mx)

"Hay que respetar también a nuestra Tierra. La península de Yucatán es hermosa y no creo, y me vale madre echarme encima a la mitad de México… No creo que sea buena idea el Tren Maya", dijo el cantante famoso por su voz en canciones como "Rayando el Sol" y "Mariposa traicionera".

Van a destruir muchísima selva. Lo que es, es, y lo que no es, no es. Está bien que el nuevo gobierno haga acciones, pero cuando va contra la ecología, ahí no va, ahí no se permite.

Recomendó que deben hacer caso a los especialistas antes de destruir el ecosistema: "Hay que hacer un estudio para ver qué es lo que va a pasar con ese Tren Maya que va a destruir millones y millones de árboles. No hay que dejarlo los mexicanos, y por eso vamos a hacer una lucha".

A través Selva Negra han reforestado zonas en Colombia, recatado tortugas caguamas en Puerto Vallarta, México, han otorgado fondos en forma de alimentos para comunidades indígenas en Chiapas, así como participado en construcción de escuelas en ese estado.

Posibles daños por el Tren Maya

El Tren Maya está previsto como una de las más ambiciosas obras de infraestructura del gobierno de López Obrador, quien ha asegurado que el proyecto estará concluido "a más tardar" en cuatro años, costará entre 120.000 y 150.000 millones de pesos (unos 7.500 millones de dólares) y se financiarán a seis años con dinero público y privado.

Como parte del inicio del Tren Maya, AMLO participó en un ritual a la Madre Tierra, el cual estuvo a cargo de Pueblos Originarios en el Antiguo Aeropuerto de Palenque, Chiapas. (Foto: lopezobrador.org.mx)
Como parte del inicio del Tren Maya, AMLO participó en un ritual a la Madre Tierra, el cual estuvo a cargo de Pueblos Originarios en el Antiguo Aeropuerto de Palenque, Chiapas. (Foto: lopezobrador.org.mx)

Sin embargo, el costo se podría incrementar entre cuatro y 10 veces más, según alertó el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). El precio podría llegar hasta 1 billón 599 mil millones de pesos, por los desafíos económicos, ambientales y sociales.

"El peor escenario sería aquel en el que la construcción del Tren Maya no cumpla con sus objetivos de proporcionar crecimiento y desarrollo integral a las comunidades por las que pasará, y que el gobierno federal acabe subsidiando con los recursos de los contribuyentes la vida útil de otro proyecto sin beneficios para nadie", alertó IMCO.

Respecto a su impacto ambiental, recalcó que el gobierno debe analizar el costo-beneficio del proyecto, y tomar acciones preventivas a fin de que se reduzca su efecto en el medio ambiente.

Pero más de 100 miembros de la comunidad académica y científica de la penísula de Yucatán ya expresaron su preocupación por los "posibles efectos negativos" de la construcción.

En el apartado flora y fauna hicieron especial énfasis en la importancia de conservar la reserva de la biosfera de Calakmul, que constituye la segunda reserva de selva tropical de América, solo superada por la Selva de la Amazonia.

La ruta del Tren Maya pone en peligro uno de los pulmones más importantes de América: Calakmul. (Foto: Especial)
La ruta del Tren Maya pone en peligro uno de los pulmones más importantes de América: Calakmul. (Foto: Especial)

"Estas zonas deben salvaguardarse de tener mayor deforestación y un exceso de extracción de agua del manto freático", aseguraron.

Por otro lado, detallaron que es indispensable aclarar y controlar el tipo de crecimiento que tendrán las poblaciones aledañas a la ruta del tren, debido a que temen que suceda lo que en Cancún y la Riviera Maya, donde los indígenas mayas fueron los más perjudicados por el crecimiento económico.

Destacaron que para esos pueblos "la destrucción de las selvas es la destrucción de las condiciones necesarias para su propio desarrollo".