El príncipe Carlos tenía envidia de la fama de Lady Di
El príncipe Carlos tenía envidia de la fama de Lady Di

El príncipe Carlos tenía envidia de Lady Di. Así lo reveló la prima de la reina y dio a conocer detalles sobre el vínculo de la pareja. Poco tiempo después de su casamiento, en julio de 1981, el príncipe se dio cuenta de que a pesar de que él iba a ser el próximo rey de Inglaterra, era Diana la que cautivaba al público.

Tras el enlace real, Diana rápidamente se convirtió en una de las personas más fotografiadas  del mundo, y el príncipe comenzó a sentirse opacado.

Carlos y Lady Di saludando en el balcón del Palacio Buckingham
Carlos y Lady Di saludando en el balcón del Palacio Buckingham

Lady Elizabeth Anson, prima de la reina Isabel, reveló a la revista People Magazine el momento en que la relación de la pareja cambió para siempre. "Diana se transformó en una muy, muy elegante rubia bella", recordó Lady Elizabeth, y agregó: "Ellos hicieron una visita a Gales, y ese fue el primer momento en que el príncipe Carlos se dijo:'Han venido a verla a mi esposa, no han venido por mí'".

Diana y Carlos, con sus hijos, William y Harry
Diana y Carlos, con sus hijos, William y Harry

De acuerdo con el escritor Tom Bower, autor de la biografía no autorizada del príncipe Carlos, titulada El príncipe rebelde, Carlos también tenía celos de la familia Middleton, ya que se sintió suplantado por ellos.

El hijo de Isabel se sintió "apartado" de sus nietos, el príncipe George y la princesa Charlotte, cuando William y Kate decidieron pasar Navidad con la familia de ella y no con la familia real.

Kate Middleton y el príncipe William junto con sus hijos mayores, George y Charlotte
Kate Middleton y el príncipe William junto con sus hijos mayores, George y Charlotte

De acuerdo con Bower, Carlos también se disgustó cuando la pareja decidió vivir en Norfolk, a kilómetros de distancia de su residencia en Highgrove, para mantener su privacidad.

"Carlos notó que Kate y William eran las nuevas estrellas y se sintió amenazado", le dijo Robert Higdon, presidente de la fundación benéfica de Carlos, en los Estados Unidos a Bower.

La princesa Diana en octubre de 1991 (The Grosby Group)
La princesa Diana en octubre de 1991 (The Grosby Group)

En 2017, Andrew Morton, autor de la biografía de la princesa Diana, reveló a Fox News que a pesar de que Lady Di era adorada por el público, "tenía una existencia triste y miserable dentro del palacio". Según Morton, la madre de los príncipes William y Harry toleraba su matrimonio y las presiones de pertenecer a la familia real porque estaba luchando con un desorden alimenticio y con las exigencias que conlleva tener una vida en el ojo público, donde cada aparición es criticada por la prensa. Según Morton, Diana esperaba que su situación mejorara con el paso del tiempo.

La princesa de Gales junto con sus dos hijos
La princesa de Gales junto con sus dos hijos

"Diana esperaba poder adaptarse a su nueva vida y seguir adelante", explicó Morton. "Pero se dio cuenta de que estaba viviendo una mentira… Aparentaba ser la esposa feliz del príncipe Carlos, quien estaba con la mujer de otro hombre en su residencia de Highgrove, mientras ella se pudría en el Palacio de Kensington", escribió Morton.

Sin embargo, Diana encontró la felicidad nuevamente con el nacimiento de sus dos hijos. El príncipe William nació en 1982 y el príncipe Harry, en 1984.

El príncipe William y el príncipe Harry en el funeral de Lady Di (AFP)
El príncipe William y el príncipe Harry en el funeral de Lady Di (AFP)

De acuerdo con Morton, el príncipe Carlos y Diana tuvieron una conexión íntima mientras estaba embarazada de su segundo hijo, pero después del nacimiento de Harry, la relación volvió a sufrir hasta que finalmente la pareja se divorció en 1996.

Lady Di murió a los 36 años en un accidente automovilístico en París en 1997.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: