Escándalo en EEUU: una tienda promocionó un símbolo antisemita para identificar a los no vacunados

Un comercio de sombreros ofreció en Nashville estrellas doradas similares a las que usaban los nazis para marcar a los judíos. Manifestantes protestaron en la puerta del local

La estrella promocionada en Instagram y vendida por 5 dólares
La estrella promocionada en Instagram y vendida por 5 dólares

Una tienda de sombreros de Estados Unidos generó una avalancha de críticas luego de promocionar un parche de una estrella de David amarilla, como la que los nazis usaban para identificar a los judíos en la Alemania, con el lema “no vacunado” en el centro.

La indignación nació el viernes, cuando la tienda HatWRKS compartió en su cuenta de Instagram una foto que anunciaba la llegada de los parches, que costaban 5 dólares. En la imagen se ve a una mujer, supuestamente la propietaria del negocio, con una estrella de David amarilla con el mensaje “no vacunada” en su camiseta negra. Las críticas no demoraron.

Tus insignias de estrella nazi son quizás la cosa más ofensiva y antisemita que he visto”, publicó un usuario en la página de Facebook de la empresa, mientras que otros usaron la etiqueta #HATEWORKS, un juego de palabras entre hat (sombrero) y hate (odio).

Medios locales mostraron el sábado a varias decenas de manifestantes a las puertas de la tienda, algunos con pancartas en las que se leía “¡no a los nazis en Nashville!”.

"¡No a los nazis en Nashville!", dice una bandera afuera de la tienda
"¡No a los nazis en Nashville!", dice una bandera afuera de la tienda

“Las imágenes del Holocausto no son para vender sombreros”, se leía en uno de los carteles que portaba uno de los participantes en la concentración, mientras en otro se decía que el Holocausto no es para mercadeo del Partido Republicano, cuya base de simpatizantes tiene un sector ligado al movimiento antivacunas.

Ron Rivlin, residente de Nashville, aseguró a WSMV que protestaban “contra el odio y la ignorancia” y criticó que se promocionaran las insignias amarillas, que consideró el “símbolo de la mayor atrocidad que el mundo haya visto, que es la pérdida de 6 millones de seres humanos”.

Ante el revuelo, la tienda de sombreros, que publicaba regularmente contenido en las redes sociales contra las restricciones del coronavirus y el presidente del país, el demócrata Joe Biden, eliminó la foto, pero la reemplazó por otro mensaje que se dirigía a sus críticos. “¿La gente está tan indignada por mi post? ¿Pero estás indignado con la tiranía que está experimentando el mundo?” decía. “Si no entiendes lo que está pasando, eso es cosa tuya, no mía”.

La empresa Stetson, famosa por sus sombreros estilo del Oeste, dijo el sábado que “como resultado del contenido ofensivo y las opiniones compartidas, Stetson y nuestros socios de distribución dejarán de vender todos los productos Stetson a HatWRKS en Nashville”.

La controversia de HatWRKS se produce la misma semana en que la congresista republicana Marjorie Taylor Greene equiparó la obligación de llevar mascarillas con las estrella amarilla que los nazis colocaban a los judíos. “Los empleados vacunados obtienen un logotipo de vacunación al igual que los nazis obligaron a los judíos a llevar una estrella dorada”, tuiteó la representante por Georgia sobre una empresa que pone un distintivo en los carnets corporativos de los empleados que están completamente vacunados contra el coronavirus.

La republicana Taylor Greene ha difundido varias teorías conspirativas extremistas y discriminatorias (Reuters)
La republicana Taylor Greene ha difundido varias teorías conspirativas extremistas y discriminatorias (Reuters)

La legisladora recibió críticas de líderes de ambos partidos políticos.

El viernes, Biden criticó los recientes ataques antisemitas en Estados Unidos y dijo en un comunicado: “No podemos permitir que la combinación tóxica de odio, mentiras peligrosas y teorías de conspiración pongan en riesgo a nuestros compatriotas”.

Esta es la más reciente polémica que rodea el proceso de vacunación contra el covid-19 en Estados Unidos, el país que ha sufrido el mayor número de muertos por la pandemia.

(Con información de AFP y EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR