El 60% de los mayores de 18 años de Estados Unidos ya recibió al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19

Los efectos positivos de la campaña de inmunización son tangibles: el país registra actualmente la menor cantidad de muertes por COVID-19 desde el inicio de la pandemia en marzo del 2020

Más de cinco millones de personas, casi el 8 % de los que recibieron una primera dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna, no acudieron a sus citas para obtener la segunda- EFE/John G. Mabanglo/Archivo
Más de cinco millones de personas, casi el 8 % de los que recibieron una primera dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna, no acudieron a sus citas para obtener la segunda- EFE/John G. Mabanglo/Archivo

Representantes del Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) anunciaron el martes durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca que el país había alcanzado un “día histórico”: el 60% por los adultos mayores de 18 años del país ya cuentan con al menos una dosis de las vacunas contra el coronavirus.

Así lo confirmó la directora de las entidades sanitarias, la doctora Rochelle Walensky, quien agregó que, además, más de 4,1 millones de adolescentes entre 12 y 17 años ya obtuvieron su primera dosis desde que las autoridades autorizaron la vacunación con la fórmula de Pfizer-BioNTech para ese grupo etario la semana pasada. Al incorporarlos a las estadísticas totales, el porcentaje de población vacunada es de 56,5 por ciento para la primer dosis y 44,4 po ciento para los completamente inoculados.

“Hay que seguir así y asegurar que la cobertura de la vacunación sea uniforme en todo el país”, dijo Walensky. “Esto requerirá ir a buscar a las personas a donde estén, escuchar sus preocupaciones y ayudar a que las personas a tomar decisiones informadas sobre la vacunación”.

En la imagen la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la Dra. Rochelle Walensky, EFE / EPA / Greg Nash / POOL
En la imagen la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la Dra. Rochelle Walensky, EFE / EPA / Greg Nash / POOL

En este contexto, el país registra actualmente la menor cantidad de muertes por Covid-19 desde el inicio de la pandemia, según datos oficiales divulgados el martes.

El promedio móvil de muertes durante los últimos siete días fue de 545 el 16 de mayo. “La última vez que nuestro promedio de siete días fue tan bajo fue en marzo de 2020, esencialmente desde que comenzó la pandemia”, explicó a la prensa Walensky.

Los nuevos casos diarios también están disminuyendo drásticamente en todos los estados del país norteamericano, llevando el promedio actual a 30.211, el más bajo desde junio pasado, cuando hubo una grave escasez de exámenes practicados.

Comenzó la vacunación de adolescentes en Estados Unidos.   REUTERS/Kathleen Flynn
Comenzó la vacunación de adolescentes en Estados Unidos. REUTERS/Kathleen Flynn

“Estamos ganando la guerra contra el virus y necesitamos que nos ayuden a terminar el trabajo”, expresó el asesor principal de la Casa Blanca para el combate al coronavirus, Andy Slavitt, quien pidió a los estadounidenses que cumplan con los requisitos y que aún no lo hicieron que se vacunen.

Ante ese escenario, y con una abundancia generalizada de vacunas en el país, la administración de Joe Biden anunció esta semana que enviará al extranjero 20 millones de dosis adicionales de vacunas aprobadas para uso doméstico antes de final de junio.

Estas se sumarán a las 60 millones de AstraZeneca que anteriormente había anunciado pero que sólo serán despachadas una vez que reciban el visto bueno de los reguladores estadounidenses.

En la imagen, Joe Biden, presidente de Estados Unidos. EFE/EPA/Chris Kleponis/POOL
En la imagen, Joe Biden, presidente de Estados Unidos. EFE/EPA/Chris Kleponis/POOL

”En total serán 80 millones de dosis y esa es la mayor cantidad donada por cualquier país del mundo”, subrayó Jen Psaki, vocera de la Casa Blanca.

La noticia se produce en un momento en que varias naciones y organismos, como la Unión Europea (UE), estaban presionando a la Casa Blanca para que donara más vacunas, especialmente porque el ritmo de inmunización se ha ralentizado en EEUU y actualmente hay millones de dosis que no se están utilizando.

Con información de AFP

SEGUIR LEYENDO: