EEUU exigió ante la ONU que Hamas “detenga inmediatamente los ataques con cohetes y otras provocaciones” contra Israel

La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, pidió ante el Consejo de Seguridad el fin del ciclo de violencia en Oriente Medio y ofreció mediación entre isarelíes y palestinos

La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, ante el Consejo de Seguridad.
La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, ante el Consejo de Seguridad.

Estados Unidos aseguró este domingo que es “hora de acabar con el ciclo de violencia” en Oriente Medio y volvió a ofrecer su mediación para buscar un posible alto el fuego entre israelíes y palestinos, una medida que a diferencia de la ONU y otros países no exigió de forma inmediata.

“Estados Unidos ha dejado claro que estamos preparados para ofrecer nuestro apoyo y buenos oficios en caso de que las partes busquen un alto el fuego”, señaló la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, ante el Consejo de Seguridad.

EEUU, que en los últimos días ha dejado claro su apoyo a Israel, insistió hoy en que Hamas y otros grupos palestinos deben “detener inmediatamente los ataques con cohetes y otras provocaciones”.

Thomas-Greenfield, mientras, no hizo mención directa a los bombardeos israelíes sobre la Franja de Gaza, aunque sí se mostró muy preocupada por las muertes de civiles y la violencia que ha afectado a periodistas y urgió “a todas las partes” a respetar la ley humanitaria internacional.

“Estados Unidos ha estado trabajando infatigablemente a través de canales diplomáticos para tratar de poner fin a este conflicto”, señaló la embajadora, que puso como ejemplo las llamadas que mantuvo este sábado el presidente Joe Biden con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y con el líder palestino, Mahmud Abás.

“Es hora de acabar con el ciclo de violencia”, recalcó Thomas-Greenfield, que urgió “a todas las partes a evitar acciones que minen un futuro pacífico”. “Esto incluye evitar la incitación, los ataques violentos y los actos terroristas, así como los desahucios, incluidos en Jerusalén Este, las demoliciones y la construcción de asentamientos al este de las líneas de 1967. Y es clave que todas las partes respeten el statu quo histórico de los lugares sagrados”, añadió.

El escudo antimisiles Cúpula de Hierro interceptó decenas de cohetes lanzados desde la Franja de Gaza anoche

Durante la reunión del Consejo de Seguridad, el secretario general de la ONU, António Guterres, y varios Estados miembros demandaron un cese inmediato de las hostilidades, que han dejado hasta ahora al menos 188 muertos en Gaza y 10 víctimas mortales en Israel.

La cita de hoy es la tercera, primera pública, que el Consejo de Seguridad celebra desde el inicio de la crisis, pero hasta ahora el órgano no se ha pronunciado de forma oficial debido a la oposición de EE.UU. a una propuesta de declaración planteada por otros países, según fuentes diplomáticas.

En la reunión, Israel denunció ante el Consejo de Seguridad de la ONU que Hamas planeó el conflicto para tomar el poder en Cisjordania. “Hamas eligió acelerar las tensiones, usándolas como pretexto para iniciar esta guerra” con Israel, dijo embajador israelí ante Estados Unidos y la ONU, Gilad Erdan, en una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad sobre Oriente Medio. El diplomático acusó a Hamas de haber “premeditado” el conflicto para “tomar el poder en Cisjordania”.

Mientras Hamas controla Gaza, en Cisjordania gobierna la Autoridad Palestina, liderara por Mahmoud Abbas. A fines de abril, Abbas anunció que aplazaba las que debían ser las primeras elecciones palestinas en 15 años, lo que enfureció al grupo terrorista que controla la Franja. Para Israel, el grupo yihadista reacciona con cohetes sobre al población israelí por la decisión política de la autoridad palestina de cancelar esos comicios.

Hamas “buscó otra forma de hacerse con el poder. Escaló las tensiones en Jerusalén como pretexto para lanzar esta guerra”, explicó Erdan quien calificó de “disputa por la propiedad” el inminente desalojo de familias palestinas de Sheikh Jarrah, uno de los factores que podría haber desencadenó los enfrentamientos. “¿Creen realmente que esta disputa por la propiedad es lo que ha provocado que Hamas lance esta oleada de ataques a gran escala contra Israel?”, interpeló el funcionario israelí.

No hay “ninguna justificación para el lanzamiento indiscriminado de cohetes contra la población civil”, dijo Erdan. Los palestinos “utilizan escudos humanos”, lo que aumenta el número de víctimas civiles, añadió.

Desde el 10 de mayo, los grupos armados de Gaza dispararon 3.000 cohetes hacia Israel, superando el ritmo de disparos durante una escalada en 2019 y durante la guerra de 2006 contra el Hezbollah libanés.

SEGUIR LEYENDO: