La NASA adjudicó a SpaceX el contrato para desarrollar el módulo con el que EEUU quiere regresar a la Luna en 2024

La compañía de Elon Musk fue la elegida para el programa Artemis, en el que también había competido el multimillonario Jeff Bezos

En la imagen, Elon Musk. EFE/EPA/HANNIBAL HANSCHKE/Archivo
En la imagen, Elon Musk. EFE/EPA/HANNIBAL HANSCHKE/Archivo

La agencia espacial estadounidense NASA anunció este viernes que adjudicó a SpaceX un contrato por 2.890 millones de dólares para desarrollar el módulo con el que el país pretende llevar de nuevo astronautas a la Luna en 2024, al considerar que la empresa “tiene todo lo que necesitan” para sus misiones lunares.

La NASA precisó en una rueda de prensa que escogieron a la compañía que más se ajustó al las necesidades del programa Artemis, a su estrategia para volver al satélite terrestre, el presupuesto del gobierno federal y la seguridad en el aterrizaje del módulo.

El contrato para desarrollar el llamado Sistema de Aterrizaje Humano (Human Landing System, en inglés) del Programa Artemis también tenía en la puja a Blue Origin, la compañía aeroespacial de Jeff Bezos, fundador de Amazon y el hombre más rico del mundo.

El logo de la NASA en el Centro Espacial de Kansas, Estados Unidos. REUTERS/Joe Skipper
El logo de la NASA en el Centro Espacial de Kansas, Estados Unidos. REUTERS/Joe Skipper

El otorgamiento del contrato implica que la compañía de Musk estará a cargo de continuar con el desarrollo del primer módulo de aterrizaje humano de caracter comercial. La NASA pretende enviar a dos astronautas a la Luna, y al menos uno hará historia como la primera mujer en llegar pisar el satélite.

El viaje se desarrollará de la siguiente manera: el cohete Space Launch System de la agencia lanzará un total de cuatro astronautas a bordo de la nave espacial Orion para realizar un viaje de varios días a lo largo de la órbita lunar.

Foto de archivo. Equipos trabajan en el  Crew Dragon, en el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral , Florida, EEUU, 26 de mayo 2020.  REUTERS/Steve Nesius
Foto de archivo. Equipos trabajan en el Crew Dragon, en el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral , Florida, EEUU, 26 de mayo 2020. REUTERS/Steve Nesius

Allí, dos de ellos se trasladarán al Sistema de Aterrizaje Humano (HLS) de SpaceX para el tramo final de su viaje a la superficie de la Luna. Después de explorar la superficie lunar durante aproximadamente una semana, abordarán el módulo de aterrizaje para su corto viaje de regreso a la órbita, donde regresarán a Orión antes de volver a la Tierra.

”Este paso crítico coloca a la humanidad en el camino hacia la exploración lunar sostenible y mantiene nuestros ojos en misiones más lejanas en el sistema solar, incluido Marte”, expresó Kathy Lueders, jefe de la misiones tripuladas de la NASA. A diferencia del aterrizaje lunar del Apolo, hace más de 50 años, la NASA se está preparando para establecer una presencia a largo plazo en este satélite de la Tierra.

Ello, asegura la agencia, permitirá a los humanos llegar a Marte. ”Durante el programa Apolo, demostramos que es posible hacer lo aparentemente imposible: llevar a los humanos a la Luna”, manifestó por su parte Lisa Watson-Morgan, gerente del programa de HLS en el Centro Marshall de Vuelos Espaciales de la NASA en Huntsville, Alabama.

La compañía ha enviado hasta la fecha más de 1.400 satélites del proyecto de internet de banda ancha Starlink, y mantiene un veloz ritmo de lanzamientos ya que planea completar solo este año calendario la meta de más de 1.500 satélites puestos en el espacio. EFE/Archivo
La compañía ha enviado hasta la fecha más de 1.400 satélites del proyecto de internet de banda ancha Starlink, y mantiene un veloz ritmo de lanzamientos ya que planea completar solo este año calendario la meta de más de 1.500 satélites puestos en el espacio. EFE/Archivo

Watson-Morgan agregó que gracias a la enfoque de colaboración con el sector privado “llevaremos de nuevo a los astronautas estadounidenses a la superficie de la Luna una vez más, esta vez para explorar nuevas áreas durante períodos de tiempo más largos”.

La nave espacial HLS de SpaceX, diseñada para aterrizar en la Luna, se apoya en los motores Raptor probados de la compañía y en la herencia de vuelo de los vehículos Falcon y Dragon, precisó la NASA.

Con información de EFE

SEGUIR LEYENDO: