El primer ministro de Japón viaja a EEUU para acordar con Joe Biden una estrategia conjunta sobre China y Corea del Norte

Yoshihide Suga planteará sus inquietudes por el auge económico y militar del gigante asiático. Se espera una declaración de ambos gobiernos sobre las violaciones a los derechos humanos en Xinjiang

El primer ministro japonés Yoshihide Suga durante una conferencia de prensa en Tokio (Rodrigo Reyes Marin via REUTERS/archivo)
El primer ministro japonés Yoshihide Suga durante una conferencia de prensa en Tokio (Rodrigo Reyes Marin via REUTERS/archivo)

El primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, viajará este jueves a Estados Unidos para celebrar una cumbre con el presidente estadounidense, Joe Biden, cuya agenda estará centrada en fijar una estrategia común frente a China.

El líder nipón tiene previsto tomar un vuelo este jueves desde Tokio y aterrizar en EEUU el mismo día antes de ser recibido por Biden en Washington el viernes, en lo que será la primera reunión en persona entre un mandatario extranjero y el presidente estadounidense desde que asumió el cargo el pasado enero.

Con esta visita, Tokio aspira a “fortalecer todavía más la alianza entre Japón y EEUU”, así como “mostrar al mundo la solidez de la relación entre ambos países”, según dijo el ministro portavoz del Ejecutivo, Katsunobu Kato, en una rueda de prensa celebrada hoy.

UN POSIBLE MENSAJE HACIA CHINA

Los principales puntos en la agenda bilateral serán “asuntos pendientes sobre China y Corea del Norte”, y otros temas regionales como la estrategia “por un Indo-Pacífico libre y abierto”, según el portavoz.

Además, discutirán otras cuestiones internacionales como “las medidas contra la pandemia de covid” o “la lucha contra el cambio climático”, añadió Kato.

Fuentes del Gobierno nipón señalaron asimismo que China será uno de los puntos de discusión más importantes, y en particular, la estrategia conjunta a adoptar frente al auge económico y militar del gigante asiático.

Las delegaciones de ambos países trabajan en una posible declaración conjunta que señalaría a China por las violaciones de derechos humanos en Xinjiang y que reafirmaría el apoyo de EEUU a Japón en la defensa de su soberanía sobre las islas Senkaku (conocidas como Diaoyu en China), administradas por Tokio pero reclamadas por Beijing.

Patrullera china cerca de las islas Senkaku/Diaoyu que reclaman para sí tanto China como Japón (NHK)
Patrullera china cerca de las islas Senkaku/Diaoyu que reclaman para sí tanto China como Japón (NHK)

El texto podría incluir también una mención a Taiwán, que no aparece en una declaración conjunta de líderes de EEUU y Japón desde la firmada en 1969 por Richard Nixon y Eisaku Sato, principalmente debido a la cautela de Tokio para evitar la confrontación diplomática con China por los fuertes lazos económicos bilaterales.

Las citadas fuentes gubernamentales niponas confirmaron que el tema está en discusión y descartaron que haya habido “presiones” del Gobierno estadounidense para incluir una mención sobre Taiwán, al que Beijing considera como una provincia rebelde en lugar de como un país independiente.

Tokio y Washington ya emplearon un tono mucho más contundente contra Beijing del que venía siendo habitual en años anteriores por parte de los países aliados durante una visita a la capital nipona a mediados del mes pasado de los secretarios de Estado y de Defensa de EE.UU., Anthony Blinken y Lloyd Austin.

CONDICIONADOS POR EL CORONAVIRUS

Se espera que Biden y Suga traten también los planes de ambos países para reducir sus emisiones de CO2 a la atmósfera en el marco de los objetivos globales contra el cambio climático, así como que intercambien opiniones sobre la situación de la pandemia en cada país.

El coronavirus ha condicionado los preparativos del viaje para la delegación japonesa encabezada por Suga, cuyos integrantes se han vacunado en su totalidad antes de partir hacia Washington y limitarán sus movimientos en Estados Unidos a su lugar de alojamiento y a las reuniones.

Suga, de 72 años, recibió la primera dosis de la vacuna anti-covid hace un mes, cuando Japón todavía estaba en la primera fase de vacunación que incluía solo a trabajadores sanitarios. Esta semana las autoridades niponas han comenzado a administrar vacunas a mayores de 65 años.

El primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, recibe su primera dosis de la vacuna anti-COVID-19 de Pfizer-BioNtech en el Centro Nacional de Salud y Medicina Global en Tokio, Japón, 16 de marzo de 2021, REUTERS/Kyodo
El primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, recibe su primera dosis de la vacuna anti-COVID-19 de Pfizer-BioNtech en el Centro Nacional de Salud y Medicina Global en Tokio, Japón, 16 de marzo de 2021, REUTERS/Kyodo

El primer ministro nipón regresará a Japón el domingo, tras el que será su segundo viaje oficial al exterior desde que asumió el cargo en septiembre del año pasado.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: