Los CDC pidieron más tiempo para analizar los casos de trombosis antes de tomar una decisión sobre la vacuna de Johnson&Johnson

Un grupo de expertos del organismo estadounidense mantuvo un encuentro este miércoles para votar sobre la administración del inoculante. Sin embargo, los especialistas pidieron más datos y por tanto se extendió la suspensión temporal

La vacuna de Johnson & Johnson y sus posibles efectos adversos está siendo investigada por autoridades de EEUU. REUTERS/Shannon Stapleton/File Photo
La vacuna de Johnson & Johnson y sus posibles efectos adversos está siendo investigada por autoridades de EEUU. REUTERS/Shannon Stapleton/File Photo

Los asesores sanitarios en Estados Unidos informaron este miércoles que necesitan recopilar más datos de sobre los casos de pacientes que desarrollaron coágulos tras administrarse la vacuna, antes de decidir los próximos pasos sobre el inoculante de Johnson & Johnson.

El grupo de expertos médicos convocados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) tenía previsto recomendar nuevas restricciones sobre el uso de esa vacuna tras una reunión transmitida en vivo, pero en cambio solicitaron mayor información, extendiendo la pausa en su administración.

De acuerdo con medios estadounideses, los expertos le dijeron al gobierno que necesitan más evidencia para decidir si un puñado de coágulos de sangre inusuales estaban o no relacionados con la inyección y, de ser así, qué tan grande es el potencial de riesgo.

California es ahora el estado más golpeado por la pandemia con 60.539 muertos, seguido por Nueva York (51.258), Texas (49.289), Florida (34.120), Pensilvania (25.451), Nueva Jersey (24.945) e Illinois (23.826). EFE/Justin Lane/Archivo
California es ahora el estado más golpeado por la pandemia con 60.539 muertos, seguido por Nueva York (51.258), Texas (49.289), Florida (34.120), Pensilvania (25.451), Nueva Jersey (24.945) e Illinois (23.826). EFE/Justin Lane/Archivo

El martes, las autoridades suspendieron la administración de la vacuna debido a seis casos de trombosis entre las casi 7 millones de dosis que se han administrado en Estados Unidos.

Los coágulos bajo investigación son muy inusuales. Ocurrieron en lugares extraños, en venas que drenan sangre del cerebro y en personas con niveles anormalmente bajos de plaquetas formadoras de coágulos.

Las autoridades señalaron que hay que estar atentos, pero recordar que los reportes de coágulos sanguíneos que podrían estar relacionados con la vacuna de J&J son muy poco comunes.

“Es menos de uno en un millón”, señaló el doctor Anthony Fauci, el experto en enfermedades infecciosas del país. Según consideró, es un exceso de precaución.

La pausa en la administración de Johnson&Johnson llega después de que los reguladores europeos declararan que tales coágulos son un riesgo raro pero posible con la vacuna AstraZeneca, una inyección hecha de manera similar pero que aún no está aprobada para su uso en los EEUU.

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, en la Casa Blanca, Washington, 25 de febrero de 2021. REUTERS/Jonathan Ernst
El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, en la Casa Blanca, Washington, 25 de febrero de 2021. REUTERS/Jonathan Ernst

Además, una experta del comité afirmó después de la reunión que el vínculo entre las trombosis aparecidas en vacunados contra la covid-19 con los sueros de Johnson&Johnson (J&J) y AstraZeneca no está claro.

“No está claro si los trombos vistos después de que la gente recibiera las vacunas de AstraZeneca y de Johnson&Johnson sean los mismos”, indicó Beth Bell.

Una de las opciones es que en la votación que se de tras reunir la información necesaria den luz verde a la emisión de una recomendación que inste a que la suspensión de la vacuna de J&J continúe o que se aplique únicamente a determinadas franjas de edad.

Las preocupaciones sobre los coágulos podrían socavar la confianza del público en una vacuna que muchos esperaban ayudaría a algunas de las poblaciones más difíciles de alcanzar, en países pobres o en lugares como refugios para personas sin hogar en los EEUU.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, recibe la vacuna contra la covid-19 de Johnson & Johnson, en una iglesia del vecindario de Harlem en Nueva York (EE.UU.), hoy 17 de marzo de 2021. EFE/Seth Wenig
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, recibe la vacuna contra la covid-19 de Johnson & Johnson, en una iglesia del vecindario de Harlem en Nueva York (EE.UU.), hoy 17 de marzo de 2021. EFE/Seth Wenig

La vacunación va más lenta en Europa, donde muchos países se pelean por los suministro. J&J retrasó algunas de sus entregas europeas en medio de la evaluación de los coágulos pero, Polonia, por ejemplo, dijo que usaría el lote que ya tiene en su poder. Los reguladores médicos europeos planean emitir su propia evaluación del problema del coágulo J&J la próxima semana.

Con información de AP

SEGUIR LEYENDO: