En nueve territorios de Estados Unidos, una de cada 1000 personas han muerto por causas relacionadas al COVID-19

El país tiene los peores índices sanitarios desde el comienzo de la pandemia, con muchos estados al límite de su capacidad. Las perspectivas de cara a Navidad y Año Nuevo y las esperanzas en la vacuna

Gente con máscaras faciales en Rehoboth Beach, Delaware, Estados Unidos (REUTERS/Joshua Roberts)
Gente con máscaras faciales en Rehoboth Beach, Delaware, Estados Unidos (REUTERS/Joshua Roberts)

En nueve estados de Estados Unidos más de una de cada 1.000 personas han muerto por causas relacionadas con el coronavirus, mientras los fallecimientos diarias por COVID-19 en todo el país alcanzan niveles no vistos desde principios de la pandemia, de acuerdo a un reporte del Washington Post.

La lista de esos estados (Nueva Jersey, Nueva York, Massachusetts, Connecticut, Louisiana, Rhode Island, Mississippi, Dakota del Norte y Dakota del Sur, de acuerdo a mediciones del Washington Post) refleja el gran número de víctimas de la pandemia e incluye a Nueva York, como el primer epicentro, pero también a los estados del sur afectados por la ola de verano, y lugares rurales con hospitales con cada vez mayores dificultades.

El viernes, Dakota del Sur se convirtió en el último estado en sumarse, en momentos en los que el país superó los 13 millones de casos registrados de coronavirus.

Es posible que el impacto de las celebraciones por el Día de Acción de Gracias en la propagación del coronavirus no sea evidente hasta la próxima semana, cuando los informes se vuelven más regulares nuevamente y cuando las personas que pueden haberse infectado en reuniones familiares reciban los resultados de sus testeos.

Foto del viernes del Presidente de EEUU, Donald Trump, hablando con periodistas en la Casa Blanca (REUTERS/Erin Scott)
Foto del viernes del Presidente de EEUU, Donald Trump, hablando con periodistas en la Casa Blanca (REUTERS/Erin Scott)

En Dakota del Sur, la gobernadora republicana Kristi L. Noem sigue resistiéndose a establecer la obligatoriedad del uso de las máscaras faciales, las cuales han quedado sumergida en una batalla ideológica entre republicanos y demócratas.

Noem también ha dado su visto bueno a las reuniones masivas, alentando a la gente a participar durante el verano que pasó de un rally de motocicletas de casi 500.000 personas que muchos expertos temían que se convirtiera en evento de supercontagios. A las pocas semanas del evento de 10 días, ambas Dakotas junto con Wyoming, Minnesota y Montana tenían el número de infecciones nuevas per cápita más alto del país, aunque los expertos dicen que es imposible saber cuántos de estos casos se derivaron del evento.

Pese a ese episodio, en la actualidad las hospitalizaciones en el estado también se dispararon en septiembre después de permanecer cerca o por debajo de 100, alcanzando un máximo a principios de este mes en más de 600.

Récord en todo el país

Incluso con varios estados que no informaron sus nuevas infecciones el jueves, Estados Unidos registró más de 127.500 casos, casi 1.400 nuevas muertes y aproximadamente 90,500 hospitalizaciones actuales, según datos rastreados por The Washington Post.

Pese a que Nueva York ya no es el estado con un mayor número de contagios, sí sigue como el más golpeado en cuanto a muertos en Estados Unidos (EFE/Justin Lane/Archivo)
Pese a que Nueva York ya no es el estado con un mayor número de contagios, sí sigue como el más golpeado en cuanto a muertos en Estados Unidos (EFE/Justin Lane/Archivo)

Esas cifras son un recuento insuficiente del alcance real del virus: un nuevo estudio de investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) estima que solo 1 de cada 8 infecciones por coronavirus en todo el país se informó hasta fines del mes de septiembre, es decir, el número real de infecciones podría estar más cerca de los 52.9 millones.

Los funcionarios de salud pidieron a las personas que se hicieran reuniones para el Día de Acción de Gracias que se hicieran la prueba del virus. Leana Wen, médica de emergencias y profesora de políticas de salud en la Universidad George Washington, aconsejó pasar tiempo al aire libre y ponerse en cuarentena cuando regresen a casa.

Además, Anthony S. Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y máximo asesor de la Casa Blanca, predijo que las celebraciones de Navidad y Año Nuevo posiblemente sean tan moderadas como las del Día de Acción de Gracias, debido a la continuidad del riesgo de los contagios.

“Si las cifras siguen aumentando y se mantienen en más de 100.000 infecciones y 1.300 muertes por día... No veo que sea diferente durante las vacaciones de Navidad y Año Nuevo que durante el Día de Acción de Gracias“, dijo a USA Today en un artículo publicado el viernes.

Esperanzas en la vacuna

A medida que los casos, las muertes y las hospitalizaciones continúan aumentando, los ojos están enfocados en la posibilidad de que la distribución de la vacuna pueda comenzar tan pronto como en diciembre, mediante la necesaria aprobación regulatoria.

Un hombre se hace una prueba de coronavirus en Acción de Gracias en un refugio para personas sin hogar mientras continúa el brote global de la enfermedad. Los Ángeles, California, EEUU (REUTERS/Lucy Nicholson)
Un hombre se hace una prueba de coronavirus en Acción de Gracias en un refugio para personas sin hogar mientras continúa el brote global de la enfermedad. Los Ángeles, California, EEUU (REUTERS/Lucy Nicholson)

Pero en medio de esa esperanza, surgen preguntas sobre la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la compañía farmacéutica AstraZeneca con la Universidad de Oxford, uno de los tres primeros candidatos a la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos.

El director ejecutivo de AstraZeneca, Pascal Soriot, dijo a Bloomberg News que era probable que su compañía realizara una nueva prueba para contrastar la parte más positiva de sus resultados, que reportó una efectividad por encima del 90% cuando un pequeño grupo de personas recibió por error solo la mitad de la dosis inicial desarrollando inmunidad.

Katherine O’Brien, directora de inmunización, vacunas y productos biológicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo que si bien los datos de AstraZeneca son prometedores, hay muchas formas en que los hallazgos aún podrían verse socavados y que los expertos necesitan acceso a los datos subyacentes de los estudios para sacar mejores conclusiones sobre los mismos.

“Es demasiado pronto para que podamos decir algo sobre lo que hacemos con los datos y lo que se necesita a continuación”, dijo O’Brien el viernes en una rueda de prensa. “Lo que realmente necesitamos ver es más que un comunicado de prensa”, agregó.

AstraZeneca evitó por poco otro problema significativo cuando supuestos piratas informáticos norcoreanos intentaron obtener acceso a los sistemas internos de la empresa en las últimas semanas, informó Reuters. No se cree que los intentos hayan tenido éxito.

Seguir leyendo:

Hackers de Corea del Norte intentaron acceder a los sistemas del laboratorio AstraZeneca

Nueva alerta en Dinamarca por los visones con COVID-19: algunos podrían haber escapado de las granjas y esparcido la enfermedad

Estados Unidos tiene más de 90 mil personas hospitalizadas por coronavirus, la mayor cantidad durante la pandemia