Estados Unidos anunció un descenso en los pedidos de ayuda por desempleo y revisó a la baja la caída de la economía

El Departamento de Trabajo anunció que las nuevas demandas de subsidios se ubicaron por debajo del millón y el Departamento de Comercio informó que la contracción del PIB en el segundo trimestre fue del 31,7%, frente al 32,9% de su primera estimación

Técnicos de ensamblaje de Dana Inc. usan máscaras para ensamblar ejes para los fabricantes de automóviles en la planta de Dana en Toledo, Ohio (Reuters)
Técnicos de ensamblaje de Dana Inc. usan máscaras para ensamblar ejes para los fabricantes de automóviles en la planta de Dana en Toledo, Ohio (Reuters)

Los pedidos semanales de subsidios por desempleo bajaron ligeramente en Estados Unidos, conforme a las expectativas de los analistas, de acuerdo con los datos publicados este jueves por el Departamento de Trabajo. En la semana del 16 al 22 de agosto, poco más de un millón de personas se inscribieron en el seguro de paro, 98.000 menos que la semana previa.

Los analistas esperaban en torno a un millón de nuevas solicitudes. Tras caer a principios de agosto por debajo de la barrera simbólica del millón por primera vez desde marzo, los pedidos de subsidios por desempleo habían estado por encima de esa cifra a mediados de mes.

Por otro lado, el Gobierno revisó la contracción del Producto Interno Bruto (PIB) del segundo trimestre, que ubicó en 31,7% (variación anualizada) contra 32,9% en su primera estimación, informó este jueves el Departamento de Comercio.

La gente hace fila afuera en Kentucky para encontrar ayuda con sus reclamos de seguros de desempleo, el 18 de junio de 2020 (REUTERS/Bryan Woolston)
La gente hace fila afuera en Kentucky para encontrar ayuda con sus reclamos de seguros de desempleo, el 18 de junio de 2020 (REUTERS/Bryan Woolston)

Esta histórica caída del PIB, que se suma al -5% registrado en el primer trimestre, hundió a Estados Unidos en una recesión como consecuencia de la pandemia de coronavirus, que obligó a tomar drásticas medidas de confinamiento. Estados Unidos estima el crecimiento con la variación anualizada, que compara el PIB con el trimestre anterior y proyecta la evolución a todo el año, por lo que se diferencia de la tasa interanual, que compara el guarismo con el mismo trimestre del año anterior.

Pero la noticia del día fue que la Reserva Federal (Fed) anunció un importante cambio en su política: va a permitir que la inflación crezca para producir más empleos que beneficien a todos los trabajadores y, especialmente, a las familias de bajos ingresos. Lo anunció este jueves su presidente, Jerome Powell, en un esperado discurso.

Este giro implica que la inflación puede permanecer por encima de la meta de 2% “durante algún tiempo” antes de que la Fed, que es el banco central estadounidense, decida subir los tipos de interés. Eso también significa que las tasas de los créditos para los hogares y las empresas, desde las hipotecas hasta los préstamos para la compra de automóviles y de insumos productivos, permanecerán muy bajas por los próximos años.

El presidente de la Reserva Federal de EEUU, Jerome Powell, en Capitol Hill, Washington, EEUU. 30 de junio de 2020 (Tasos Katopodis/Pool via REUTERS/File Photo)
El presidente de la Reserva Federal de EEUU, Jerome Powell, en Capitol Hill, Washington, EEUU. 30 de junio de 2020 (Tasos Katopodis/Pool via REUTERS/File Photo)

“Después de períodos en los que la inflación ha estado persistentemente por debajo del 2%, la política monetaria probablemente apuntará a lograr una inflación moderadamente superior al 2% durante algún tiempo”, sostuvo Powell.

El titular de la Fed dejó en claro que el cambio de política refleja una realidad que ya lleva muchos años: la alta inflación, que en su día fue la mayor amenaza para la economía, ya no parece representar un peligro grave, incluso cuando el desempleo baja y la economía crece con fuerza. Powell explicó que la economía ha evolucionado de manera tal que le permite a la Reserva Federal mantener la tasa de interés mucho más baja de lo que lo haría en otro contexto, sin encender la presión sobre los precios.

“La economía siempre está evolucionando”, dijo Powell. “Nuestra declaración revisada refleja nuestra apreciación de los beneficios de un mercado laboral fuerte, particularmente para muchos en las comunidades de ingresos bajos y moderados, y de que un mercado laboral robusto puede sostenerse sin causar un aumento no deseado de la inflación”.

En su discurso, Powell dijo que la decisión de la Fed de permitir que el desempleo cayera a su nivel más bajo de los últimos 50 años antes de la pandemia había jugado un papel importante en mejorar la fortuna de los trabajadores de bajos ingresos.

Con información de AFP y AP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: