Estados Unidos sancionó a una organización paramilitar china por violaciones a los derechos humanos contra una minoría musulmana

El Departamento del Tesoro anunció el congelamiento de los activos en el país de Xinjiang Production and Construction Corps, que tiene una red de universidades y de medios en Sinkiang

El mundo ha estado callado sobre la operación de China para convertir a miembros de la minoría étnica uigur en partidarios leales y seculares del Partido Comunista. (Gilles Sabrie/The New York Times)
El mundo ha estado callado sobre la operación de China para convertir a miembros de la minoría étnica uigur en partidarios leales y seculares del Partido Comunista. (Gilles Sabrie/The New York Times)

El Departamento del Tesoro sancionó este viernes a una organización paramilitar china acusándola de violaciones de los derechos humanos contra los uigures y otros grupos mayoritariamente musulmanes en la región de Sinkiang, en el noroeste del país.

El Tesoro de Estados Unidos anunció el congelamiento de los activos en el país de Xinjiang Production and Construction Corps, que tiene una red de universidades y de medios en Sinkiang.

“La entidad y los funcionarios fueron designados por sus conexiones con abusos a los derechos humanos contra minorías étnicas en Sinkiang, que según los reportes incluyen detenciones arbitrarias y abusos físicos severos contra los uigures”, indicó el Departamento del Tesoro en un comunicado.

La organización fue fundada en 1950 bajo las órdenes de Mao Zedong, era conocida localmente como Bingtuan y estaba conformada por soldados desmovilizados.

Gradualmente creció y comenzó a administrar grandes extensiones de tierra y negocios inmobiliarios, seguros y también producción de plásticos y cementos.

Varias organizaciones de derechos humanos acusan a China de alentar la migración de población a esta región para intentar homogeneizar el territorio y reprimir a los uigures y otros grupos túrquicos musulmanes, prohibiéndoles la práctica del islam.

Miembros de la etnia musulmana uigur queman una bandera china en protesta por las políticas del régimen hacia las minorías (FOTO DE ARCHIVO / Octubre, 2019 / REUTERS/Huseyin Aldemir)
Miembros de la etnia musulmana uigur queman una bandera china en protesta por las políticas del régimen hacia las minorías (FOTO DE ARCHIVO / Octubre, 2019 / REUTERS/Huseyin Aldemir)

Según activistas, un millón de personas han sido encarceladas en campamentos para modificar sus creencias, un sistema de detención que Estados Unidos compara con el Holocausto.

Pekín defiende que estos campamentos son instituciones vocacionales y dice que busca educar a la población para reducir el atractivo del radicalismo islámico.

Francia propuso esta semana enviar una “misión internacional de observadores independientes”, bajo la égida de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, a Xinjiang, en el noroeste de China, para investigador sobre la situación de los uigures.

Proponemos que haya una misión internacional de observadores independientes, bajo la dirección de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, la señora [Michelle] Bachelet, que vaya allá, que observe y testifique”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian.

Los uigures constituyen casi la mitad de la población de Xinjiang. Mayoritariamente musulmanes, hablan una lengua de la misma familia que el turco.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

Tras prohibir a 12 candidatos prodemocracia, China pospuso las elecciones legislativas por un año en Hong Kong

MAS NOTICIAS