Coronavirus: la Reserva Federal de EEUU rebajó 0,5 puntos la tasa de interés, el mayor recorte desde 2008

Las autoridades de la Fed explicaron que la decisión está impulsada por la epidemia que “plantea riesgos evolutivos para la actividad económica”

El presidente de la Fed, Jerome Powell, durante una rueda de prensa en Washington (REUTERS/Yuri Gripas)
El presidente de la Fed, Jerome Powell, durante una rueda de prensa en Washington (REUTERS/Yuri Gripas)

La Reserva Federal de los Estados Unidos anunció este martes un recorte de emergencia de la tasa de interés, respondiendo al creciente riesgo económico causado por la epidemia de coronavirus. La decisión se dio a conocer poco después de un reiterado pedido de Donald Trump para que las autoridades monetarias avancen en esa dirección.

En una decisión unánime, el comité de políticas de la Reserva Federal redujo su tasa de interés clave en medio punto, hasta un rango de 1 - 1,25. Se trata del recorte más pronunciado desde la crisis financiera del 2008.

En un comunicado, el banco central dijo que “el coronavirus plantea riesgos evolutivos para la actividad económica”. El banco central también dijo que está “monitoreando de cerca los desarrollos y sus implicaciones para el panorama económico y que usará sus herramientas y actuará de manera apropiada para apoyar la economía”.

En conferencia de prensa, Jerome Powell, titular de la Fed indicó que el recorte será “un impulso significativo para la economía” y adelantó que habrá mayor coordinación formal entre los países del G-7 con respecto a la epidemia.

Tras el anuncio, la Bolsa de Nueva York dio un salto y recortó la tendencia negativa, pasando a una ganancia de 0,5% hacia las 15 GMT, aunque mantiene su volatilidad. El miedo a la expansión de la epidemia y a su impacto en la economía global llevaron a las bolsas mundiales la pasada semana a sufrir su peor registro desde la Gran Recesión, aunque este lunes recuperaban parte del terreno perdido.

Un peatón con una mascarilla camina por la Bolsa de Nueva York, en Manhattan (Reuters)
Un peatón con una mascarilla camina por la Bolsa de Nueva York, en Manhattan (Reuters)

En la víspera, Trump había calificado de “triste” el comportamiento de la Fed y criticó que su presidente, Jerome Powell, nominado por el propio mandatario en 2018, se “ha equivocado desde el primer día”. “Nuestra Reserva Federal nos tiene pagando tasas más altas que muchos otros, cuando deberíamos estar pagando menos. Es duro para nuestros exportadores y pone a EEUU en una desventaja competitiva. Tiene que ser al revés. Debería relajar y llevar a cabo un recorte grande”, agregó el mandatario, quien ha criticado incontables veces a Powell y la Fed.

Tras el anuncio, el presidente estadounidense dijo que la Reserva Federal no debería detener allí el recorte.

La reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed, encargado de dictar la política monetaria del país, estaba programada para el 17 de marzo. En la última, celebrada en enero, la junta decidió mantener sin cambios la tasa.

El banco central estadounidense adoptó por sorpresa esta decisión después de una reunión con los demás socios del G7, que agrupa a las economías más desarrolladas, que reafirmaron su compromiso de utilizar todas las herramientas adecuadas, para hacer frente a los riesgos ligados a la expansión mundial del coronavirus.

Medidas similares entre las potencias

El gobernador del Banco de Japón (BoJ), Haruhiko Kuroda, prometió este lunes que, ante el riesgo para la actividad económica que representa la epidemia del coronavirus, la entidad nipona llevará a cabo las operaciones y compras de activos apropiadas para proporcionar una amplia liquidez y garantizar la estabilidad del sector financiero.

“El Banco de Japón seguirá de cerca la situación y proporcionará amplia liquidez para garantizar la estabilidad en los mercados financieros a través de operaciones de mercado y compras de activos”, anunció el banquero central japonés.

Asimismo, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, aseguró que la entidad vigila de cerca el desarrollo de los acontecimientos y sus implicaciones para la economía. “Estamos preparados para tomar medidas apropiadas y específicas, según sea necesario y acorde con los riesgos subyacentes”, añadió.

Por su parte, Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, ha expresado su disposición para adoptar “todas las medidas necesarias” en apoyo de la economía del Reino Unido y el sistema financiero ante los retos planteados por el coronavirus, cuyo impacto económico puede ser grande, pero de carácter temporal.

“El Banco tomará todas las medidas necesarias para apoyar la economía y el sistema financiero del Reino Unido, de conformidad con sus responsabilidades legales”, ha asegurado Carney ante el Comité del Tesoro.

(Con información de EFE, Europa Press y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Keiji Fukuda, ex subdirector de la OMS: “Hay una chance de que el virus no se vaya”

MAS NOTICIAS