(Foto: Instagram/oilyglowgirl)
(Foto: Instagram/oilyglowgirl)

La fotografía de una madre abrazando a su bebé recién nacido le ha dado la vuelta al mundo en tan solo unos días. Se trata de Jade Devis, una mujer de 36 años de edad que enfrentó una dura batalla durante su embarazo: el cáncer.

En marzo de 2019, Devis descubrió un bulto en uno de sus senos, por lo que visitó al médico. Tras una serie de visitas con el radiólogo y una biopsia, le diagnosticaron cáncer de mama. El diagnóstico no podía ser peor, pues era triple negativo de tipo 2, una de las formas más raras de esta enfermedad.

El Hospital Universitario de Loma Linda, California, se encargó del tratamiento, en el que se sometió a la mujer a una lumpectomía (se trata de una mastectomía parcial, pues se extirpa parte del tejido mamario) y a varias sesiones de quimioterapia.

Pese a las precauciones que se tomaron con la pacientes, los médicos no estaban seguros de que su bebé fuera a nacer sano. Pero Devis no perdió la esperanza, y en julio de este año, venció su primera batalla contra el cáncer al dar a luz a un niño completamente sano.

Aproximadamente 1 de cada 8 mujeres en los Estados Unidos (casi un 12%) desarrolla cáncer de mama invasivo en el transcurso de su vida (Foto: Archivo)
Aproximadamente 1 de cada 8 mujeres en los Estados Unidos (casi un 12%) desarrolla cáncer de mama invasivo en el transcurso de su vida (Foto: Archivo)

Su hermana compartió en Instagram una fotografía de Devis abrazando al menor. “Instagram es un espacio muy divertido para mí. Puedo compartir fotos de cosas que amo, disfruto y aprecio. Comparto con ustedes a menudo. Las risas, la diversión, las sonrisas de alegría, pero no tenía esta parte de este año que pasó”, se leía al inicio de su publicación.

Aunque quería compartir esto con todos ustedes, no era mi historia compartirla. Mi hermana Jade es una belleza. Ella no ha tenido una vida fácil, ha cometido errores, pero Dios le ha dado un regalo. En su primer trimestre de este sorprendente y milagroso embarazo, descubrió un bulto en su seno. Después de insistir en hacer una biopsia y abogar por ella misma, la biopsia reveló sus peores temores. Le dijeron que el bebé que llevaba era demasiado joven para sobrevivir a los tratamientos. Sopesando cuidadosamente las opciones, encontró #lomalindacancercenter y sus maravillosos médicos pudieron salvarlos a ambos.

De acuerdo con su testimonio, Bradley sobrevivió al cáncer y a la quimioterapias. “Es saludable y hermoso”, agregó. Para la hermana de Devis, esto no habría sido posible sin el grupo de profesionales que cuido de ella en todo momento, pero también de la comunidad, que le demostró su amor y compasión.

La familia se encuentra conmovida por las muestras de afecto que ella y su hijo han recibido, por lo que quieren ayudar a otros con historias similares. Han pedido compartir su historia con alguien que pase por una situación semejante y necesite un poco de aliento para seguir luchando.

Devis reveló que todavía está asombrada de su existencia y del hecho de que su único hijo esté sano (Foto: @LLUMedCenter)
Devis reveló que todavía está asombrada de su existencia y del hecho de que su único hijo esté sano (Foto: @LLUMedCenter)

“Nuevamente, esta es mi hermana pequeña y estoy muy orgullosa de ella”, concluyo Jasmine, hermana de Jade.

De acuerdo con el diagnóstico de los médicos, tendrá su última sesión de quimioterapia en noviembre, tras lo cual se mantendrá en revisión por un par de años. No obstante, el pronóstico es muy alentador y todos esperan que se convierta en una sobreviviente libre de cáncer.

“Pasar la quimioterapia es difícil para cualquier persona. Teníamos que ser muy cautelosos para garantizar la seguridad del paciente y del bebé. Estoy extremadamente feliz de trabajar con un equipo increíble que se unió para hacer esto posible” dijo la doctora Gayathri Nagaraj. El hospital que la atendió también se mostró muy feliz por los buenos resultados de Jade.

En entrevista para el hospital que le salvó la vida, Devis reveló que todavía está asombrada de su existencia y del hecho de que su único hijo esté sano, una posibilidad desconocida durante todo su embarazo. “¿Qué le pasaría a mi bebé, y si lo lograra, qué me pasaría a mí?”, solía pensar. Sin embargo, libró la batalla y hoy se encuentra más feliz y fuerte que nunca.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: