La Torre de Londres
La Torre de Londres

Dos esqueletos fueron descubiertos en la Torre de Londres en el marco de una excavación arqueológica en la entrada de la Capilla de San Pedro ad Vincula.

El análisis científico de los cuerpos identificó que uno era una mujer de 35 a 45 años y el otro un niño de siete años y que habían sido enterrados entre 1450 y 1550 d.C. Se cree que los dos individuos eran “gente común” que vivieron y trabajaron en la Torre durante el final de la Edad Media y principios del período Tudor.

No había signos de una muerte violenta en ninguno de los dos individuos”, escribió en un blog Alfred Hawkins, curador de edificios históricos que supervisa la Torre. “Esto se debe al uso de la Capilla como un cementerio para aquellos individuos que vivían y trabajaban dentro de la Torre de Londres”.

Aunque no se encontraron heridas graves en los esqueletos, las pruebas determinaron que ambos estaban desnutridos y que la mujer sufría de dolor de espalda crónico. “Ambos esqueletos muestran signos de enfermedad y el adulto muestra signos de dolor de espalda crónico”, escribió Hawkins en un blog de los Palacios Reales Históricos. “Su crecimiento no muestra una vida cómoda, sino una vida típica de la época en que vivieron”.

Los dos son los primeros esqueletos descubiertos en la torre desde la década de 1970, y los primeros esqueletos completos cuyos huesos fueron analizados por un osteoarqueólogo, destacó la Torre de Londres en un comunicado. Para Hawkins, el hallazgo es importante para cambiar la forma en que la gente piensa sobre la Torre, comúnmente recordada como nada más que una prisión donde los traidores eran castigados, torturados y ejecutados.

“Como los primeros en ser examinados desde el interior de esta fortaleza real, nos han ofrecido la oportunidad de vislumbrar ese elemento humano de la Torre que es tan fácil de pasar por alto”, reflexionó el conservador. “Esta fortaleza ha sido ocupada durante casi 1000 años, pero debemos recordar que no sólo es un Palacio, Fortaleza y Prisión, sino que también ha sido el hogar de aquellos que trabajaban dentro de sus murallas”.

Ambos cuerpos estaban acostados boca arriba y alineados con los pies hacia el este cuando fueron hallados. Debido a la presencia de clavos de ataúd y a la posición de los esqueletos, se cree que la hembra adulta fue enterrada dentro de un ataúd, mientras que el niño probablemente fue envuelto en una manta.

Los restos fueron enterrados de nuevo en la Capilla en una ceremonia especial el 10 de septiembre de 2019.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: