Neil Armstrong, desde el Apollo 11 (NASA/Reuters)
Neil Armstrong, desde el Apollo 11 (NASA/Reuters)

Neil Armstrong se despidió como un héroe. Cuando el primer hombre en pisar la luna murió en 2012, la comunidad internacional lloró la noticia y su familia difundió un emotivo comunicado. Sin embargo, documentos judiciales muestran el tormento que acompañó la partida del astronauta y el pago secreto de una cifra millonaria para varios familiares.

Armstrong murió en 2012 por complicaciones tras una operación, esperables debido a su avanzada edad (82 años). Los hijos del astronauta no están de acuerdo. Mark y Rick, afirmaron que la atención proporcionada por el Mercy Health-Fairfield Hospital le costó la vida a su padre, según reportó el New York Times, que divulgó archivos judiciales que durante años estuvieron bajo confidencialidad.

Armstrong falleció en 2012 en un prestigioso hospital de Ohio (AP)
Armstrong falleció en 2012 en un prestigioso hospital de Ohio (AP)

El hospital de Ohio acordó un pago de USD 6 millones para 10 miembros de la familia, incluyendo a los dos hijos, hermana, hermano y seis nietos de Armstrong.

Neil Armstrong fue admitido en el hospital en agosto de 2012 para una cirugía de bypass vascular. "Se sometió a la cirugía cardiovascular, pero surgieron complicaciones posquirúrgicas y posteriormente murió", detalló la moción presentada para el acuerdo. El relato de la familia es que cuando las enfermeras retiraron los cables de un marcapasos temporal, Neil comenzó a sangrar, lo que conllevó, finalmente, a su muerte casi dos semanas después.

La mayor parte del acuerdo, unos 5,2 millones de dólares, se dividió entre los hijos de Armstrong. El hermano y la hermana del astronauta recibieron USD 250.000 cada uno, y seis nietos recibieron USD 24.000 cada uno. Se otorgaron honorarios de abogados de USD 160.000, de acuerdo con los documentos presentados ante el Tribunal de Sucesiones del Condado de Hamilton en Cincinnati. Ahora, podrían perderlo todo.

Rick Armstrong, uno de los hijos del astronauta, participó de los actos por el 50 aniversario del Apollo 11
Rick Armstrong, uno de los hijos del astronauta, participó de los actos por el 50 aniversario del Apollo 11

Ni un centavo fue para Carol, la viuda del difunto. Según explicó la segunda esposa del astronauta, ella firmó el acuerdo en calidad de albacea del fallecido, pero se negó a ser parte del cobro. Una actitud similar a la de su marido, quien siempre evitó ser el centro de atención y no hizo mayor rédito de su gloria.

Los documentos también revelan cierta presión hacia el hospital. Wendy Armstrong, abogada y esposa de Mark, advirtió a los ejecutivos del Mercy Health-Fairfield que los dos hijos de Neil viajarían a Florida para participar de actos por el 45º aniversario del alunizaje. El mensaje resaltó que los eventos tendrían cobertura nacional y que la familia ha recibido "varias solicitudes de escritores y productores por información que nadie sepa". Además, rozando la extorsión, añadió que si las partes no llegan a un acuerdo, el hospital sería criticado públicamente por una presunta mala praxis a uno de los mayores héroes de Estados Unidos.

De todas formas, el centro médico se mantuvo firme en su versión de que el cuidado otorgado al paciente fue totalmente adecuado. "El hospital, en su nombre y en el de los proveedores de atención médica, llegó a un acuerdo confidencial de USD 6 millones para evitar la publicidad que el Estado podría haber iniciado en nombre de ciertos miembros de la familia si no se hubiera llegado a un acuerdo", dice el documento judicial.

En 2009 fue una de las últimas reuniones de Buzz Aldrin, Michael Collins y Neil Armstrong, los tres tripulantes del Apollo 11 (AP)
En 2009 fue una de las últimas reuniones de Buzz Aldrin, Michael Collins y Neil Armstrong, los tres tripulantes del Apollo 11 (AP)

La portavoz del hospital, Maureen Richmond, se negó a ofrecer detalles específicos sobre el asunto, diciendo que no podía hablar sobre la atención de ningún individuo. "La naturaleza pública de estos detalles es muy decepcionante, tanto para nuestro ministerio como para la familia del paciente que deseaba mantener este asunto legal en privado", señaló.

El secretismo con el que se llevó a cabo la operación fue tal que durante consultas con expertos médicos, los responsables del hospital optaron por utilizar el seudónimo "Ned Anderson" para evitar cualquier relación con la muerte del astronauta.

Pero la revelación del acuerdo podría perjudicar seriamente a la familia.

Bertha Helmick, una abogada que representó a los hijos de Armstrong, dijo que el acuerdo podría revertirse, según los términos de ese, lo que obligaría a los beneficiarios a devolver el dinero. Aunque el New York Times no tuvo acceso al documento completo, la letrada declaró que el texto supone el reintegro total del dinero en caso de que las condiciones sean reveladas.

Ningún miembro de la familia quiso hacer declaraciones, sujetos como están a acuerdos de confidencialidad, pero el hospital, a través del periódico Cincinnati Enquirer, se mostró "decepcionado" por la salida a la luz del acuerdo, "tanto para nuestra institución como para la familia del paciente que habían deseado mantener este asunto legal en privado".

(Con información de AP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: