Donald Trump (Reuters)
Donald Trump (Reuters)

El presidente de EEUU, Donald Trump, insistió este viernes en que la Armada estadounidense "derribó" un drone iraní en el estrecho de Ormuz, algo que Irán niega, y advirtió de que si los líderes de ese país hacen algo "imprudente", pagarán "un precio que nunca nadie ha pagado".

"No hay ninguna duda. Lo derribamos", dijo Trump durante una reunión en el Despacho Oval con dos de los astronautas que participaron en la histórica misión a la Luna del Apolo 11 hace casi medio siglo, Buzz Aldrin y Michael Collins.

"Espero, por su bien, que no hagan nada imprudente. Si lo hacen, pagarán un precio que nadie jamás ha pagado", agregó.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el jueves y reiteró hoy que un proyectil disparado desde el buque de asalto anfibio estadounidense Boxer abatió el drone iraní cuando se encontraba a casi un kilómetro de distancia.

La advertencia de Trump a Irán es una respuesta al comunicado de Teherán que niega totalmente el derribo. De hecho, según el texto de los Guardianes, el drone vigiló "de forma precisa" durante tres horas a las naves, desde el momento en que entraron al estrecho de Ormuz.

El aparato no detectó ni registró "ninguna acción no convencional y amenazadora" por parte de los seis buques, uno de los cuales es identificado como el USS Boxer.

El USS Boxer (AFP)
El USS Boxer (AFP)

La Guardia Revolucionaria aseveró que el drone iraní transmitió "con éxito" imágenes de las naves y regresó intacto a su base, por lo que calificó la alegación de Washington de "ridícula".

El derribo del avión no tripulado fue desmentido también tanto por el Ministerio de Exteriores como por las Fuerzas Armadas de Irán.

"Todos los drones iraníes en el golfo Pérsico y el estrecho de Ormuz fueron identificados y regresaron a sus bases de modo seguro después de su misión de reconocimiento", aseveró el portavoz de las Fuerzas Armadas, el general de brigada Abdolfazl Shakarchi.

Mapa del Estrecho de Ormuz
Mapa del Estrecho de Ormuz

Este es el último incidente de los numerosos registrados desde mayo en el golfo Pérsico, donde se han producido sabotajes y ataques a petroleros y busques cisterna de los que EEUU ha responsabilizado a Irán.

Las autoridades iraníes han negado cualquier implicación en estos ataques pero sí se atribuyeron el derribo el pasado junio de un avión no tripulado estadounidense que, según Teherán, violó su espacio aéreo.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: