Un Boeing 737 MAX 8 de Aeroméxico.
Un Boeing 737 MAX 8 de Aeroméxico.

Las acciones de Boeing cayeron hasta un 3% en las primeras operaciones del mercado este lunes, arrastrado aún más las pérdidas multimillonarias de la semana pasada. El desplome fue incitado por dos informes de prensa publicados durante el fin de semana sobre el proceso de certificación de sus aviones 737 MAX.

Un artículo del Wall Street Journal de este domingo dijo que el Departamento de Transporte de los EE.UU. está investigando la aprobación de la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) del 737 MAX y, en particular, de su sistema de control MCAS (Maneuvering Characteristics Augmentation System), al que señalan por las tragedias de los Boeing 737 MAX en Indonesia y Etiopía.

Paralelamente, The Seattle Times informó que el análisis de seguridad del sistema MCAS determinó que el nuevo software tenía defectos cruciales, incluyendo la subestimación de la potencia de la aeronave. El diario también acusa a la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. de seguir un proceso de certificación estándar con el MAX en lugar de realizar consultas adicionales.

Las acciones de Boeing el lunes 18 de marzo de 2019.
Las acciones de Boeing el lunes 18 de marzo de 2019.

"Boeing (se enfrentará) a un escrutinio mucho mayor de lo que ha visto anteriormente", dijo Richard Safran de Buckingham Research. "El Inspector General del Departamento de Transporte de los EE.UU. va a buscar cualquier problema con respecto a cómo la gerencia manejó el proceso de certificación".

Las acciones de la compañía han caído alrededor de un 10% desde el accidente aéreo del 10 de marzo en Etiopía, que causó la muerte de 157 personas, absorbiendo casi USD 27.000 millones de dólares de su capitalización bursátil, según los datos de Refinitiv.

La ministra etíope de Transporte, Dagmawit Moges, dijo el domingo tras un análisis de las cajas negras del Boeing 737 MAX 8 que el accidente del avión de Ethiopian Airlines tenía "claras similitudes" con el de Lion Air de octubre. "En la investigación sobre la grabadora de parámetros (FDR – Flight data recorder), se notaron semejanzas claras entre el vuelo 302 de Ethiopian Airlines y el vuelo 610 de Lion Air", indicó en conferencia de prensa.

La investigación del Departamento de Transporte de Estados Unidos, que se inició tras el accidente que mató a 189 personas en octubre, ha advertido a dos oficinas de la FAA que protejan los archivos informáticos, informó el WSJ.

"La FAA será llamada a declarar por su papel en el proceso de certificación y cualquier contribución al asunto del MCAS", dijo Safran.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: