(Bloomberg / David Paul Morris)
(Bloomberg / David Paul Morris)

Los scooters eléctricos son las nuevas alternativas del transporte urbano y aunque sirven para viajar largas distancias en las ciudades, los usuarios ignoran el uso de cascos y los riesgos que les puede ocasionar.

Este tipo de transporte alternativo se ha considerado eficiente como otro medio de movilidad extra a las grandes ciudades, pero a medida que aumentan los usuarios, también los problemas de accidentes.

Ya existen diferentes marcas de scooters eléctricos y muchas opciones de pago por minuto, tienen un costo muy bajo y son eficientes para viajar por la ciudad. Solo que la protección para evitar lesiones no se ha trabajado en EEUU.

Parte de los accidentes que se realizan con los scooters eléctricos van desde las pequeñas ruedas, además de que son menos estables que las bicicletas. Según la investigación que hizo la CNBC, esto es uno de los problemas que puede experimentar un conductor en este tipo de transporte.

Un ciclista y un ciclista recorren el centro de Washington el 13 de junio de 2018 (foto del Washington Post de Robert Miller)
Un ciclista y un ciclista recorren el centro de Washington el 13 de junio de 2018 (foto del Washington Post de Robert Miller)

Esto hizo que los hospitales compartieran estadísticas relacionadas con las lesiones que han ocasionado las personas que usan scooters.

El Centro Médico Universitario de la UCLA en Santa Mónica y el Centro Médico Ronald Reagan dijeron que 249 personas llegaron a las salas de emergencia con alguna lesión causada por scooters eléctricos, la mayoría de las lesiones fueron por caídas.

El Centro Médico de la Universidad de San Diego ha recibido a 42 personas con lesiones graves. De ellos, solo una persona llevaba casco: el 48% de esos usuarios tenían un nivel de alcohol en la sangre superior al límite legal de intoxicación y el 52% dio positivo por drogas ilegales.

El fenómeno ha crecido tanto en los EEUU que el Centros para el Control de Enfermedades (CDC) inició su propio estudio a solicitud del Departamento de Transporte de Austin y de Salud Pública de Austin, siendo la ciudad con gran número de compañías de scooters eléctricos.

(Bloomberg / David Paul Morris)
(Bloomberg / David Paul Morris)

El método de "aquí hay un scooter, diviértete" simplemente no es responsable. Al mismo tiempo, es importante que los usuarios realmente escuchen estos señalamientos de seguridad. Las instrucciones y advertencias de los scooters escondidos en algún lugar de la aplicación para teléfonos inteligentes de la compañía no ayudarán realmente a los usuarios.

El problema que producen las lesiones son dos: la inexperiencia de los scooters y la conducción bajo la influencia del alcohol o drogas. Esto hizo que la policía estuviera en alerta, ya que hay personas que han muerto en accidentes de scooter.