El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, afirmó este viernes, tras una reunión con líderes de la comunidad venezolana en el sur de Florida, que la "lucha" que sacude Venezuela es "entre la democracia y la dictadura" y este es el momento de que el país "recupere la libertad".

"Creo que está llegando el día para que Venezuela sea libre y recupere su libertad", aseveró Pence en la iglesia Jesús Worship Center de Doral, ciudad aledaña a Miami, con una gran población venezolana, donde se reunió con líderes comunitarios y expresos políticos venezolanos.

El vicepresidente expresó al comienzo de su exposición el orgullo de poder decir que Estados Unidos ha sido la "primera nación en la tierra en reconocer a Juan Guaidó" como presidente encargado de Venezuela, como ha hecho ya gran parte de la comunidad internacional.

Tras asegurar que la "dictadura de Maduro (el presidente venezolano) está destrozando Venezuela", dejó claro que ya "no es tiempo de diálogo" sino "tiempo de acción", y le instó a que abandone el poder.

El vicepresidente aseguró que "el verdadero imperialista del hemisferio es Cuba". Y alertó que está llevado "su influencia maligna" a Nicaragua.  "Algunos países exportan bienes, Cuba exporta tiranía", acuso y recibió una gran ovación.

Pence expresó el "firme apoyo" de Estados Unidos a la Asamblea Nacional, a la que consideró el "único cuerpo democrático legítimo en el país", y prometió a Guaidó "el apoyo continuo" de Washington "hasta que se restablezca la democracia".

Tras la intervención de Pence, el presidente interino Juan Guaidó agradeció "el respaldo" del vicepresidente.

Esta semana, las sanciones impuestas por Estados Unidos a PDVSA significaron un duro golpe para el régimen de Nicolás Maduro. La medida ordena el bloqueo de USD 7.000 millones en activos de PDVSA en los Estados Unidos. Las autoridades norteamericanas adelantaron que las medidas provocarán otros 11.000 millones de dólares en pérdidas para la petrolera a lo largo del próximo año.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: