El Departamento del Tesoro sancionó hoy a 15 agentes de la Inteligencia militar rusa por su supuesta participación en una "amplia gama de actividades malignas" destinadas a influir en las elecciones de 2016, así como por el envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal.

"El Tesoro está sancionando a operativos rusos implicados en operaciones cibernéticas para interferir en las elecciones de 2016 y en una amplia gama de actividades malignas", dijo en un comunicado el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin.

Como resultado de las sanciones, quedan congelados todos los activos o bienes inmuebles que los 15 rusos puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y, además, se les prohíbe hacer transacciones financieras con cualquier ciudadano del país.

De los 15 agentes rusos, nueve han sido sancionados por su participación "directa" en los esfuerzos para interferir en las elecciones de 2016 mediante ataques al sistema electoral y la publicación de documentos robados mediante sabotajes cibernéticos.

En un informe hecho público en diciembre de 2017, las agencias de Inteligencia concluyeron que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, ordenó influir en los comicios estadounidenses mediante ciberataques porque sentía una "clara" preferencia por el republicano Donald Trump, quien resultó elegido frente a la demócrata Hillary Clinton.

Durante esas elecciones, el portal WikiLeaks filtró unos correos electrónicos, que resultaron dañinos para la candidata demócrata y que revelaban que funcionarios del Partido Demócrata supuestamente se confabularon para favorecer la victoria en las primarias de Clinton frente al senador Bernie Sanders, favorito del ala más progresista.

Asimismo, las sanciones anunciadas hoy golpean a Ruslán Boshírov y Alexander Petrov, los dos agentes rusos acusados de intentar asesinar a Skripal y su hija con un agente químico supuestamente de fabricación rusa.

Después del envenenamiento, ocurrido en marzo, Skripal y su hija fueron hospitalizados y lograron sobrevivir después de semanas de tratamiento médico.

Las nuevas sanciones también se dirigen contra individuos supuestamente implicados en un ciberataque ruso contra la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Asimismo, fue sancionado un agente de la Inteligencia castrense de Rusia acusado de trabajar para el magnate ruso del aluminio Oleg Deripaska, sobre el que ya pesaban restricciones económicas en EE.UU. debido a sus intentos por ayudar a un funcionario de la Federación Rusa, detalló el Tesoro.

Las sanciones se producen en un momento de renovadas tensiones entre Moscú y Washington después de que en noviembre la guardia costera rusa apresara tres embarcaciones ucranianas en el mar Negro.

Con información de EFE