Elon Musk, CEO de Tesla
Elon Musk, CEO de Tesla

Un nuevo choque que involucró un automóvil eléctrico Tesla el pasado sábado generó la furia de su máximo directivo, Elon Musk, por la cobertura que hicieron del mismo los medios de comunicación.

"Es una locura que un accidente de Tesla que causó una rotura de un tobillo sea objeto de grandes titulares, y que las 40.000 personas que murieron en accidentes de tránsito el año pasado no hayan sido casi cubiertos por la prensa", escribió en Twitter el mediático magnate.

"Lo que realmente es increíble de este accidente es que un Model S choque contra un camión de bomberos a 100 km/h y la conductora solo se haya quebrado un tobillo. Un impacto a esta velocidad normalmente produce heridas graves o la muerte", agregó en otro tuit.

Aún se desconoce si el programa de asistencia al conductor del Tesla, el Autopilot, se activó en el momento del accidente, que ocurrió el viernes pasado en los suburbios de Salt Lake City, en Utah, al oeste del país.

Así quedó el Tesla en Utah (AP)
Así quedó el Tesla en Utah (AP)

De acuerdo con el diario Salt Lake Tribune, la conductora le dijo a la policía que el programa del piloto automático sí se había activado y que ella estaba mirando su teléfono móvil cuando chocó con el camión de bomberos que estaba detenido en un semáforo en rojo.

Según testigos, el automóvil no frenó antes de chocar contra el camión.

Otro accidente en el que estuvo implicado un Tesla mientras tenía activado el piloto automático, y en el que falleció una persona en California en marzo, está siendo investigado por la autoridad reguladora de transporte de Estados Unidos, la NTSB.

En esa oportunidad, el episodio también generó un intenso intercambio de mensajes entre Musk y el ente que llevó a la decisión de la compañía de no participar en la investigación.

Tesla sostiene que el Autopilot no es un software de manejo automático y que quienes lo usan deben mantenerse al mando del vehículo.

La NTSB también abrió una investigación sobre otro incidente con un Tesla la semana pasada que dejó dos personas muertas en Florida, en el sureste, aunque éste estuvo relacionado con el incendio de la batería y no con el programa informático de asistencia al conductor.

La NTSB aún no ha anunciado si abrirá una investigación por el accidente en Utah.

Tesla produce solo alrededor de 100.000 automóviles al año. Pero la fama de sus coches eléctricos y el carácter mediático de Musk, que también preside la compañía aeroespacial SpaceX, hacen que la firma figure con frecuencia en los titulares.

Las acciones de Tesla perdieron un 2,69% a 284,18 dólares a las 14:00, hora GMT, poco después de la apertura de Wall Street.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: