La erupción de un volcán en Alaska puso en alerta roja a la aviación de Estados Unidos

El Bogoslof comenzó a emitir una nube de cenizas que superó los 10 mil metros en la tarde del domingo, lo que generó la medida de precaución para los vuelos que viajan hacia Asia. También se registró una creciente actividad sísmica

El volcán Bogoslof emitió una densa nube de cenizas. Así se veía desde la vecina isla de Unalaska
El volcán Bogoslof emitió una densa nube de cenizas. Así se veía desde la vecina isla de Unalaska

El volcán Bogoslof puso en alerta roja a los vuelos en Estados Unidos que viajan al oeste sobre el mar tras entrar en erupción una vez más, lo que provocó una densa nube de cenizas en el cielo del Ártico.

El Observatorio de Volcanes de Alaska dijo que el Bogoslof, situado en las Islas Aleutianas, estalló a las 2:16 p. m. del domingo y envió una nube de cenizas de al menos más de 10.000 metros de altura. La erupción duró 55 minutos.

Las cenizas pueden dañar y detener los motores a reacción. Las de los volcanes del sudoeste de Alaska son una amenaza para los aviones que operan entre América del Norte y Asia cuando una nube se eleva por encima de los 6.000 metros.

"Pasamos a código rojo esta tarde por numerosas detecciones de luces y crecientes señales de actividad sísmica", dijo Jeffrey Freymueller, del Instituto de Geofísica de la Universidad de Alaska en Fairbanks a la cadena CNN.

Después de la erupción, el Código de colores de la aviación se elevó a rojo, el nivel más alto, pero en las últimas horas fue reducido a naranja.

El volcán Bogoslof apenas sobresale de las aguas del océano (Smithsonian)
El volcán Bogoslof apenas sobresale de las aguas del océano (Smithsonian)

La agencia estatal dice que una persona en la cercana isla de Unalaska informó haber visto una gran nube con forma de hongo blanco-gris sobre Bogoslof. La ceniza se desplazó luego hacia el oeste.