El niño de tres años no lo podía creer. Algunas semanas después de volver de un viaje en el que había conocido las montañas rusas más impresionantes del mundo, su padre terminó de construir una para él solo en el patio de su casa.

"Después de llevar a Wyatt a Disneyland y ver cuánto lo disfrutó, decidí hacerle una montaña rusa. Si los vecinos podían verme, definitivamente deben haber pensado que estaba loco", escribió Scott Brazelton en YouTube, donde publicó el video del primer viaje.

El niño no podía estar más contento. A los gritos, pedía que le permitieran dar más vueltas.

Brazelton definió el proyecto como el más excéntrico que concretó en su vida. En la publicación le agradeció especialmente a Paul Gregg del sitio Backyardrollercoasters.org, donde explica detalladamente cómo hacer una montaña rusa casera.

"Gracias a mi maravillosa esposa Brittany por apoyarme tanto. Y gracias a ti, Wyatt, por dejarme ser un niño otra vez", agregó.

LEA MÁS:

(Daniel Barrón)
(Daniel Barrón)